Acumulación, ejército industrial de reserva, depauperación

La nueva lectura de Marx de Michael Heinrich (XXX)
«Acumulación, ejército industrial de reserva, depauperación.»

Karl Marx se veía como un artista creativo, un poeta de la dialéctica. “En lo tocante a mi obra, seré sincero contigo -le escribió a Engels en julio de 1865-. Cualesquiera que sean los defectos que puedan tener, mis escritos tienen la ventaja de que conforman un todo artístico”. A la hora de comprender mejor los motivos e intereses materiales de la gente, Marx se fijaba en los poetas y los novelistas, no en los filósofos o los ensayistas políticos. En una carta escrita en diciembre de 1868 transcribió un pasaje de otra obra de Balzac, El cura de aldea, y le pidió a Engels que corroborara la exactitud de la descripción valiéndose de sus conocimientos en materia de economía práctica (El conservador y monárquico Balzac puede parecernos un referente inverosímil, pero Marx siempre mantuvo que los grandes escritores tienen visiones acerca de la realidad social que trascienden sus prejuicios personales).
Francisc Wheen, 2007

Desmintiendo a quienes han asimilado la concepción marxiana de la sociedad comunista a un mero desarrollo de las fuerzas productivas, las investigaciones emprendidas han resaltado la importancia que Marx asignó a la cuestión ecológica. En repetidas ocasiones denunció que la expansión del modo de producción capitalista causaría no solo un aumento del robo del trabajo a los propios trabajadores, sino también de los recursos naturales. Marx también estaba interesado de manera amplia en las migraciones. Mostró cómo la migración forzada, generada por el capitalismo, constituía un elemento significativo de la explotación de la burguesía y que solo la solidaridad de clase entre los proletarios, independientemente de su origen, sin distinción entre mano de obra local e importada, era la clave para combatirlo. Marx trató ampliamente muchos otros temas, subestimados, cuando no ignorados, por muchos de sus estudiosos y que son de importancia crucial para la agenda política de nuestros días. Estos incluyen la libertad individual en la esfera económica y política, la emancipación de género, la crítica de los nacionalismos, las formas de propiedad colectiva no controladas por el Estado.
Marcello Musto, 2019

Las citas, en mi opinión, se explican por sí mismas. Nos acercan a un Marx desconocido o menos conocido. La carta citada en el primer texto era muy tenida en cuenta por Sacristán cuando exponía su interpretación de la obra de Marx y de la dialéctica marxiana.

Convendría en todo caso introducir alguna matiz a una afirmación de Wheen: ”A la hora de comprender mejor los motivos e intereses materiales de la gente, Marx se fijaba en los poetas y los novelistas, no en los filósofos o los ensayistas políticos”. Mejor, tal vez mejor: en los unos y en los otros. La apelación de Musto a la “libertad individual en la esfera económica y política”, especialmente en la primera esfera, debería explicarse con más detalle.

Continuar leyendo «Acumulación, ejército industrial de reserva, depauperación»

«El prolongado ascendiente del petróleo en la política estadounidense hacia Oriente Medio» de Michael T.Klare

Una traducción de Sinfo Fernández para rebelión: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=258334. Muy recomendable. Continuar leyendo ««El prolongado ascendiente del petróleo en la política estadounidense hacia Oriente Medio» de Michael T.Klare»

La útil inutilidad de la filosofía y del filosofar

La útil inutilidad de la filosofía y del filosofar

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre.
Baruch de Spinoza: Ética demostrada según el orden geométrico 

La ventaja de la nueva tendencia consiste en esto: nosotros no anticipamos dogmáticamente el mundo, sino que queremos encontrar el mundo nuevo a partir de la crítica del viejo. Hasta ahora los filósofos habían tenido lista en sus pupitres la solución de los enigmas y el estúpido mundo exotérico no tenía más que abrir su morro para que le volasen a la boca las palomas ya guisadas de la Ciencia Absoluta. Ahora la filosofía se ha mundanizado. No estoy a favor de plantar una bandera dogmática. Al contrario: tenemos que tratar de ayudar a los dogmáticos para que se den cuenta del sentido de sus tesis.
Karl Marx (1843) 

Saber contemplar. ¿No era eso lo que se había pedido a la filosofía?  
María Zambrano (1989)

Esquema de la intervención en una tertulia (abril de 2018) de científicos y humanistas (TBO) que se celebra periódicamente en el Centro Aragonés de Barcelona (al lado del teatro Goya, calle Joaquín Costa). En el bicentenario del nacimiento del compañero de Jenny von Westphalen, cincuenta años después del asesinato de MLK.

***

1. Matices (matiz es concepto).

1.1. Sobre el uso de los términos utilidad e inutilidad y las filosofías anexas. ¿Util sería todo aquello que sirve para satisfacer alguna necesidad humana? ¿Qué es entonces necesidad humana? ¿De todos los humanos, independiente de su cultura o de su posición social?

1.2. El alcance del filosofar: las cosas suelen/pueden quedar como estaban. Si la cosa no finaliza en nada o en la Nada, podemos aspirar a: una mirada más fructífera, mejor uso del lenguaje, nuevas perspectivas de análisis, nuevas preguntas-dudas, disolución de malentendidos, aportaciones moleculares para nuestra -si a ella aspiramos- «concepción del mundo», ayudas para saber «a qué atenerse».

Continuar leyendo «La útil inutilidad de la filosofía y del filosofar»

Presentación (primeros apartados) de Crítica de la (sin)razón nuclear. Fukushima, un Chernóbil a cámara lenta

Presentación (primeros apartados) de Crítica de la (sin)razón nuclear. Fukushima, un Chernóbil a cámara lenta
«La marca atómica como línea de demarcación del Antropoceno.»

Si nació usted antes de 1950, señalaba Javier Salas a mediados de septiembre de 2016, “puede que ahora vaya a sentirse algo más mayor: ha vivido en dos épocas geológicas distintas”. La tierra ha entrado en una nueva página del calendario geológico, el Antropoceno, “la edad de los humanos”. Una de las pruebas de que el mundo ha cambiado para siempre, proseguía el periodista científico de El País, estaba en la playa de Tunelboca, en la ría de Bilbao, “en una franja de siete metros de sedimentos acumulados por la industrialización”. Allí se habían ido depositando durante casi un siglo escorias vertidas por los altos hornos vizcaínos.

El Anthropocene Working Group (Grupo de Trabajo del Antropoceno, AWG por sus siglas en inglés), un colectivo de 38 científicos de sistemas terrestres convocados por el geólogo Jan Zalasiewicz de la Universidad de Leicester, Inglaterra, acordó en el verano de 2016 que la Humanidad había superado el Holoceno, la hasta ahora última época geológica del período Cuaternario, un período interglaciar en el que la temperatura se hizo más suave y la capa de hielo se derritió, lo que provocó un ascenso del nivel del mar. La huella de nuestra Humanidad quedará para siempre “grabada en todo el planeta como una línea bien identificable en los estratos que se verán dentro de miles o millones de años en cuevas y acantilados, una referencia permanente para los científicos del futuro”.

Continuar leyendo «Presentación (primeros apartados) de Crítica de la (sin)razón nuclear. Fukushima, un Chernóbil a cámara lenta»