¿A quién ayuda y desde qué comprensión de la situación está escrito el manifiesto: “Petición pública en favor de una negociación política sobre Cataluña”?

[Crónicas sabatinas] ¡Para que sigamos pensando con nuestra propia cabeza (no con la de otros)!

¿A quién ayuda y desde qué comprensión de la situación está escrito el manifiesto: “Petición pública en favor de una negociación política sobre Cataluña”?

Para Paco Téllez, compañero y luchador obrero imprescindible salvajemente torturado por el fascismo. Con amistad. https://www.ccma.cat/tv3/alacarta/els-matins/la-lluita-social-i-politica-dels-obrers-de-la-construccio-als-70/video/5959251/

Lo que sí digo es que yo he sido testigo de cómo el nacionalismo conduce a la violencia, independientemente de cómo se justifique. Hablo desde la perspectiva de la muerte y destrucción provocadas en mi antiguo país [Yugoslavia]. El precio de vidas humanas no se puede medir y quizá eso sea difícil de entender. Entiendo que suena abstracto, hueco. Y me temo que la gente solo entiende el precio real que se paga cuando ven las consecuencias con sus propios ojos, cuando ven esa sangre y esa destrucción. Y cuando ese momento llega es demasiado tarde porque la sangre lo cambia todo.
Slavenka Drakulić (2019)

Los rojos estamos encapsulados en nuestros grupos reducidos y aislados. Y necesitamos como del aire el saber de nosotros y nuestras diversas opiniones. No podemos dejar de argumentar entre nosotros porque eso va contra la mayor: el debate político, sin el que somos inexistentes. Precisamente el 16 de noviembre, Màrius Carol, el director de La Vanguardia, comentaba en editorial que en Cataluña se había dejado de hablar de política y señalaba lo grave que es esto. No nos puede pasar a nosotros y entre nosotros. Porque comenzaríamos a dejar de existir dado que no somos ni tenemos otra realidad que la del debate ideológico. Otros, después de todo, tienen empresas, dinero, etc. Nosotros solo somos el discurso que a trancas y barrancas, y en los ya venidos más malos años que nos han hecho más ciegos -profecía no mía [es de Rafael Sánchez Ferlosio]-, seamos capaces de elaborar, aunque sea tan solo para sentir el temblor que nos producimos entre nosotros .
Joaquín Miras (2019)

Justamente éste [crecimiento de VOX, mayoría de derechas en el Congreso] es el cálculo de Carles Puigdemont y Quim Torra, que emplearán todas sus energías en sabotear la eventualidad de este gobierno progresista de coalición, mediante las máximas presiones a ERC, que pueden ser secundadas en una muestra de infantilismo político por la CUP. Prueba de ello son las últimas acciones de Tsunami Democràtic y los CDR cuya última consigna: “independencia o barbarie” resulta expresiva de la estrategia nihilista que preferiría un gobierno ultraderechista y anticatalanista en España para que el conflicto adoptase características explosivas en Catalunya y, en su imaginario, propiciar una intervención de la UE o sumir Catalunya en el caos.
Antonio Santamaría (2019)

Once años después del estallido de la crisis financiera de 2008, la secuela más dramática, los desahucios, sigue muy viva y dolorosa. El cambio más significativo ha sido la reducción de los desahucios por ejecuciones hipotecarias mientras que los lanzamientos (expulsiones) por impago de alquileres han crecido y representan ya el 66% del total. En el primer semestre de 2019 se han producido 38.507 lanzamientos por impago de alquiler, más que en 2015 y 2016. En Catalunya los lanzamientos por impago de alquiler significan el 23,3% del total, cuando la población de esta comunidad representa el 16,2% de España. El sufrimiento de miles de familias en esta comunidad quedó patente este fin de semana en el I Congrés d’ Habitatge de Catalunya, con la participación de varios centenares de activistas.
Andreu Missé (2019)

A manera de preámbulo:
1. La pregunta de ERC a “sus bases”: “Estàs d’acord en rebutjar la proposta de
Sánchez si prèviament no hi ha un acord? (¿Estás de acuerdo en rechazar la propuesta de Sánchez si previamente no hay un acuerdo?)». Aunque el “no hay acuerdo” da para muchas interpretaciones (¿de qué acuerdo se habla?), la respuesta de las bases nacionalistas está cantada: Sí, 100%. ¿Más presión para ganar posiciones en el “diálogo” y jugar con ventaja? A veces los tiros pueden salir por la culata. Esperemos.
2. Indice AROPE, INE-INDESCAT 2018: en Cataluña, el 31,2% de los menores de 18 años vive en situación de riesgo de pobreza. Aproximadamente, uno de cada tres niños/as. ¿Qué consecuencias tiene esta situación en su crecimiento, en su alimentación, en su salud, en su educación, en su atención y ocio, en su felicidad? ¿No debería ser este el problema o uno de los problemas esenciales de cualquier gobierno democrático-social digno de este nombre? ¿Es esta la preocupación principal del gobierno Torra-Puigdemont?
3. ¿Se acuerdan del caso Banca Catalana y Jordi Pujol (o de sentencias más recientes)? ¿Se acuerda de lo que decían (y hacían) los nacionalistas .Cat en aquellos años, empujones, golpes e insultos incluidos? Se lo refresco: gritaban “¡están atacando a Cataluña, España quiere aplastarnos!” Cambio ahora de ubicación, les supongo informados de la sentencia de los ERE: ¿alguien, en su sano juicio político, ha hablado de una agresión contra Andalucía, de un intento del Estado español de aplastar al pueblo andaluz? Es otra cosa, pensarán y dirán. De acuerdo. ¿Y aquello no era otra cosa también?
4. ¿Están Aznar y González (con muchos acompañantes: Alfonso Guerra, insultando, entre ellos) liderando una operación de pinza (esta vez sí) para descabalgar a Pedro Sánchez y promover la gran coalición? La reflexión del historiador José Luis Martín Ramos:
La gran coalición es para gobernar España la década de los veinte desde políticas neoliberales y de derecha absoluta. El PSOE va a salir de ella peor que el SPD de la agenda Schröder, antes de que la izquierda dispersa de UP hayan encontrado un camino claro y, por tanto, sin estar en condiciones de capitalizar el nuevo bandazo felipista. Es una situación similar a Francia, donde el hundimiento del PSF no ha sido capitalizado por el socialismo de izquierda ni por el jibarizado -políticamente también- PCF. La oposición principal a esa década de subordinación del PSOE a la estrategia de la derecha será Vox. Y el independentismo tendrá una década para recomponerse y avanzar en ese escenario. Me importa y me preocupa mucho.

Las cuatro citas ayudan a situarnos. Sobre el tuit: la película se estrena el próximo jueves, 27, en el cine Girona de Barcelona, a las 19 horas. ¡Un acto cultural de justicia para hablar de una lucha de anónimos que fuera una lección para todos!

La estructura de la sabatina: 1. Notas previas. 2. Un manifiesto para ayudar, ¿a quién? 3. Reflexiones de amigos y compañeros. 4. Sugerencias semanales.

1
Notas previas

1. Datos del CEO (Centre d’estudis d’Opinió) de la Generalitat de Cataluña (16 de septiembre-9 de octubre de 2019, publicación 15 de noviembre): 1. ¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente? Sí: 40,3%, No: 49,3%. No lo sabe: 7,3%. No contesta: 3,1%. 2. “Cree que Cataluña debería ser…”: un estado independiente: 31,8%; una comunidad autónoma: 28,1%; un Estado dentro de una España federal: 20,9%; una región de España: 9,3%. No lo sabe: 6,8%. No contesta: 3,1%.
La reflexión del profesor Joaquín Miras:
El dato es significativo. También lo es la preferencia por el modelo autonómico. Sé que reflexionamos sobre un posible modelo federal. Tiene un inconveniente: yo mismo me planteo la necesidad de abrir el melón, cuando se propone abrir el melón. Quiero decir: el federalismo es un cambio de constitución en un periodo en que no hay correlaciones de fuerzas (siempre las hay…). Y si se debate el cambio de constitución eso es un debate global. Esta es mi reserva de fondo-fondo respecto de cambios legales tan serios y de calado. Porque se abre un debate general, desde los derechos sociales hasta… todo, y además con todo lo que sabemos de las debilidades del régimen de las autonomías…

2. Hasta ahora la SEAT era la principal empresa del país, una empresa modelo. Sus directivos se han quejado de los cortes en la A7, en la frontera. La cosa ha cambiado: ahora ya es una “fábrica facha”.

3. La gran reflexión fisiológica-chulesca del pasado domingo del “sempre més que molt honorable president de la Generalitat de Cataluña” (dirigiéndose a los asistentes a un mitin en Bescanó, público entusiasta): “Miren, señorías, no se cómo irá hoy pero piensen que ayer estuve comiendo en Bescanó y he comido un plato de butifarra con judías [un plato típico de Cataluña que causa muchas flatulencias] bastante contundente y según las preguntas que me hagan en el juicio las cosas [los pedos] pueden salir por un lado o por otro [aplausos del público, risas entrecortadas del presidente vicario]”. No hay, no puede haber ninguna duda sobre la estrategia-táctica del duo Puigdemont-Torra: contra peor (España) mejor (Cataluña). Noelia Vera (Unidas Podemos) no observa bien la situación cuando afirma que parece como si algunas veces Torra no pensara bien sus acciones e intervenciones.
Las piensa muy buen. ¡Hay que montar un buen pollo a España y tienen que agitar sus bases permanentemente (incluso de una forma tan tosca y ruin)! Así, por ejemplo, tiene que provocar al tribunal que le acusa de incumplimiento de las directrices de la Junta Electoral, tiene que presentarse como víctima para ganar adeptos y asegurar que España es un estado fascista o fascistoide. Lo de siempre. Lo demás no importa. Nada importa, sólo importa “su Cataluña” (Para una informada aproximación crítica: Xavier Vidal Folch, “Retrato de desobediente con secuestrador” https://elpais.com/politica/2019/11/18/actualidad/1574107302_407967.html)