Lucia Popp

Nadie ha cantado a Mozart como ella.  Tampoco el «Ombra mai fu».

Lucia Popp – Ruhe Sanft, Mein Holdes Leben (Mozart, Zaide) https://www.youtube.com/watch?v=jSQqbJPoSbw

LUCIA POPP – Laudate Dominum (Mozart).wmv https://www.youtube.com/watch?v=CFmERWFrTsA

Lucia Popp – Voi che sapete – Le Nozze di Figaro https://www.youtube.com/watch?v=NHAjOMp_2sg

Lucia Popp sings Mozart’s Exsultate Jubilate – part II of II – LIVE 1980 https://www.youtube.com/watch?v=J-PuyWhzKMw

Lucia Popp; «Porgi amor»; Le nozze di Figaro; Wolfgang Amadeus Mozart https://www.youtube.com/watch?v=3J_PsO9riko

Lucia Popp, Ombra mai fu https://www.youtube.com/watch?v=qZ6udPPsMss

Un comentario del profesor y admirador de Lucia Popp, Miguel Candel:
Soprano coloratura es un tipo de soprano lírica que tiene especial habilidad para marcar la separación (staccato) entre las notas muy agudas, que otras sopranos suelen fusionar excesivamente, pues gastan todo su esfuerzo en llegar a darlas. Una de las arias de la reina de la noche exige dar varias veces el Fa sobreagudo o Fa 5 (el que se escribe fuera del pentagrama, una octava más alto que el Fa de la línea superior del pentagrama en clave de Sol). Cuando pueda, diré cuál es la versión de «La flauta mágica» a la que me refiero (creo que es de 1963, dirigida por Klemperer). Lamentablemente, Lucia Popp, de origen eslovaco y nacionalidad austríaca, que además de una bella voz tenía un bello rostro, murió prematuramente de cáncer en Múnich el año 1993 a los 54 años de edad (como María, mi compañera).”

«Otra víctima del independentismo: ICV» de Carlos Jiménez Villarejo

El ex fiscal anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo, ha escrito un artículo sobre la reciente disolución de ICV:Otra víctima del independentismo: ICV”. https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/otra-victima-del-independentismo-icv_260529_102.html.

Abre con estas palabras:
«Hace muchos años, en 2013, ya denuncié el compromiso de Iniciativa per Catalunya con las fuerzas independentistas, bajo el gobierno de Mas, cuando suscribió el manifiesto del 23 de enero de ese año. Han pasado muchas etapas desde aquel gobierno y del impuesto por la CUP en enero de 2016, bajo la dirección de Puigdemont. Durante esos años, hasta las jornadas parlamentarias de septiembre de 2017, los dirigentes de ICV consintieron pasivamente las medidas ilegales y antidemocráticas que los gobiernos de Cataluña fueron adoptando para forzar la “desconexión”, y luego, ya la ruptura con el Estado democrático español y la Constitución de 1978. Paralelamente, ICV, cuya identidad iba diluyéndose, se coaligó con fuerzas políticas, como los comunes y Podemos, nacidos bajo el impulso del 15M, de menor consistencia ideológica, concurriendo con ellas a varios procesos electorales, con resultados, para sus candidatos, cada vez más limitados.»

Escribe luego un sentido homenaja al PSUC, del que CJV fue militante en tiempos de clandestinidad:
Muchos y muchas antiguos y recientes militantes del PSUC y de ICV nos vemos obligados a aceptar esa dramática realidad, pero sabemos y denunciamos que el proceso independentista es la causa esencial de ese hundimiento y ello genera una responsabilidad histórica.
Por ello, estamos obligados a recordar y hacer presente que, bajo la dictadura, dicho partido fue el que más sufrió la durísima represión franquista, asesinatos, penas de muerte, detenciones arbitrarias, torturas, largas penas de prisión y una implacable persecución, como, entre miles de ellos, la que sufrió Miguel Núñez. Todo ello, ante consejos de guerra que dictaban “monstruosas sentencias, por sus dimensiones antijurídicas y severísimas penas” (Justicia Democrática, 1971). Ante esta realidad, es necesario hacer presente la trascendencia que tuvo para el PSUC la militancia clandestina de jueces y fiscales, como el magistrado José Peré Raluy, ya fallecido, a quien López Raimundo dedicó unas palabras en el V Congreso para reconocer cómo el Partido había conseguido conquistar espacios de libertad al haber penetrado en el aparato de la Administración de Justicia.
Pero nuestra despedida debe hacer constar que la construcción de la actual sociedad catalana fue posible, en buena parte, gracias a la activa presencia del PSUC y al planteamiento, ya durante la dictadura, de una democracia como un sistema de garantías y libertades y de un régimen de bienestar e igualdad, sin opresiones ni exclusiones por causa alguna. Y, desde luego, su impulso y decisiva presencia, desde su fundación, en 1971, en la Assemblea de Catalunya. Cómo olvidar las palabras de Antoni Gutiérrez Díaz en la Festa de Treball de 1980: “La Cataluña de hoy es la Cataluña de todos y no dejaremos que nos la arrebaten aquellos que con nacionalismos extremos y provocadores quieren utilizar la bandera catalana para esconder sus intereses de clase… No debemos caer en la trampa de dejarla en manos de aquellos que la quieren para disimular que las tienen sucias” (toda la familia Pujol está encausada penalmente). Así se expresaba también Gregorio López Raimundo en Taula de Canvi en 1981: “La comprensión de la necesidad del partido de los comunistas para combatir la opresión, la miseria, la ignorancia y la desigualdad y construir una sociedad mejor, libre y fraternal”. Objetivos que, en una parte significativa, fueron incorporados a nuestra Constitución, gracias sin duda a las aportaciones del ponente del PSUC Jordi Solé Tura. Como también reivindicaba “la personalidad nacional de Cataluña”, promoviendo y favoreciendo la integración de los inmigrantes en el pueblo de Cataluña “sin dejar ni una rendija abierta (…) al enfrentamiento de unos y otros”. ¡Qué ejemplo para el doloroso proceso que hoy vivimos en Cataluña!
Como tampoco pueden ignorarse las actuaciones, en diversos ámbitos institucionales, de, entre otros muchos, dirigentes como Joan Saura, impulsor del primer Código Ético de la Policía, y de Joan Herrera, por su relevante labor en el Congreso de los Diputados por la Memoria de las víctimas del franquismo y en la lucha contra la corrupción. O, ya en el Parlament, la inmensa tarea desarrollada para la creación y desarrollo del Memorial Democràtic –expresada en dos leyes– por tan valiosas y entregadas personas como Miquel Caminal, ya fallecido, o María Jesús Bono.
No pueden cerrarse estas palabras sin mencionar la profunda preocupación que suscitaba en el PSUC-ICV la crisis progresiva, expresada en una profunda desigualdad, de la humanidad. Decía Gregorio: “(El partido) debe ponerse al servicio de la lucha para salvar a la humanidad del despeñadero a que la conduce el sistema capitalista dominante y la globalización liberal, por la construcción del ‘otro mundo posible’ sin guerras, hambre ni explotación”.

Sus palabras de cierre:
Las acuciantes necesidades expuestas y los esfuerzos necesarios para resolverlas siguen pendientes. Otra auténtica izquierda debe tomar el relevo.

«El científico rebelde» de Freeman Dyson

Ando ojeando estos días un libro de Freeman Dyson, El científico rebelde, publicado por Debolsillo en 2010 con traducción de Mercedes García Garmilla, que bien vale una relectura… O una lectura si es el caso. Recomendable, muy recomendable. Habla, entre otras muchos asuntos y autores, de grandes científicos: Joseph Rotblat, Richard Feynman, Desmond Bernal, etc.

Copio las palabras con las que este gran científico-filósofo finaliza su prólogo:
El científico que describió con más elocuencia el papel del rebelde en la ciencia fue el paleontólogo Loren Eiseley. Por desgracia, Eiseley no tiene ningún capítulo en este libro [El científico rebelde]… El más personal de todos sus libros es su autobiografía, All the Strange Hours. En ella Eiseley explicaba por qué era un rebelde, por qué era un poeta, por qué sentía menos afinidad con sus colegas académicos que con un prisionero huido de la cárcel durante una noche de invierno y perseguido hasta morir en la nieve. La imagen que tenía Eiseley de un preso desangrándose en la nieve, o la que tenía Day Lewis de los marineros españoles pudriéndose en una cárcel franquista, son imágenes de la condición humana que resultan tan válidas hoy día como lo fueron hace sesenta años.

Abre precisamente el libro con una dedicatoria a sus maestros -Eric y Cordelia James, una bella historia detrás- y con unos versos de Cecil Day Lewis, el padre del gran actor británico Daniel Day-Lewis: «Gran semblante, cuerpo frágil: has muerto. Pero habitas/ en la sombra y los destellos,/en todos los rasgos suaves de un paisaje campestre que/ albergó solícito tu escenario tragicómico;/ y en nosotros, pues fuiste afectuoso y tus ojos estaban/ llenos de vida.»

 

Ecosocialismo versus Marxismo Colapsista (I y II)

No sé si el «versus» del título es realmente un versus, pero tiene mucho interés esta conversación entre Michael Lowy, Antonio Turiel y Miguel Fuentes.  La referencia: http://www.sinpermiso.info/textos/ecosocialismo-versus-marxismo-colapsista-i-y-ii.

Apunto una crítica: es injusto que entre los primeros ecosocialistas que llamaron la atención sobre la situación de crisis y colapso civilizatorio no se cite a Manuel Sacristán.

La revista Ciudadano abre con esta nota: «Presentamos a continuación un material de discusión en torno a la relación entre la crisis ecológica-energética contemporánea, la posible perspectiva de un colapso civilizatorio cercano y la reciente polémica que ha estallado entre las posturas ecosocialistas y las nuevas posiciones teórico-ideológicas del llamado “Marxismo Colapsista”. Se ofrece aquí una contextualización de algunos aspectos de la crítica colapsista al ecosocialismo, reproduciéndose en la segunda parte de este material una conversación con el intelectual Michael Lowy en donde aquel realiza una replica a dicha crítica». Continuar leyendo «Ecosocialismo versus Marxismo Colapsista (I y II)»

Rafael Poch de Feliu sobre Assange, la juez de los 15 minutos y Lord Arbuthnot

En el artículo que acabo de recomendar -«El discreto entierro del INF»- hay un añadido sobre Assange y sus alrededores que conviene tener muy en cuenta. Es este:
«Más sobre Assange: ¿Se acuerdan de la jueza Emma Arbuthnot? Fue la que declaró a Julian Assange extraditable a Estados Unidos tras una vista de 15 minutos en la que caracterizó al disidente occidental encarcelado número 1 como “un narcisista incapaz de ver nada más allá de su propio interés”. Pues bien, la prensa británica ha destapado un pequeño asunto que ilustra el ambiente que rodea a esta magistrada. Continuar leyendo «Rafael Poch de Feliu sobre Assange, la juez de los 15 minutos y Lord Arbuthnot»

«El discreto entierro del INF» de Rafael Poch de Feliu

Otro excelente artículo del autor de «La gran transición»: https://rafaelpoch.com/2019/07/10/el-discreto-entierro-del-inf/#more-311

Con algo de desesperación señala Poch de Feliu: «Todo esto es dramático, pero aún lo es más si se atiende a lo que el comentarista alemán Leo Ensel, define como “un desastroso frente popular de la ignorancia, la indolencia y la conveniencia”. La pasividad social ante este peligroso desastre, al que probablemente seguirá la denuncia del acuerdo START cuando expire su vigencia en 2021, es inaudita. En los primeros años ochenta toda Alemania estaba revolucionada por los euromisiles. Hasta en Alemania del Este había un “movimiento por la paz” que protestaba contra el despliegue de los SS-20 soviéticos y no solo contra los Pershing americanos. La Iglesia Evangélica se volcaba, en las dos Alemanias, en la campaña por el desarme. Los verdes, que entonces eran un partido de izquierdas que acababa de llegar a las instituciones, sin nada que ver con el actual partido belicista actual de burgueses neoliberales, tenían una posición principal. En Inglaterra estaba en marcha la Campaña por el Desarme Nuclear (CDN), el movimiento entonces liderado por el historiador E.P. Thompson que había fundado en los cincuenta el magnífico Bertrand Russell… ¿Dónde están los equivalentes de hoy, esos intelectuales, esas iniciativas civiles? Quizá viendo series tontorronas en la televisión a la carta. ¿Y los jóvenes?, enfrascados en su teléfono móvil. Ni siquiera la estupenda iniciativa Fridays for Future ha sido capaz de relacionar este peligro nuclear concreto con la protesta contra el cambio climático. En tres semanas se da una tremenda involución y aquí nadie se entera.»

«Hablando de salarios: El capitalismo, la antítesis de la justicia social» de Eduardo Camín

Eduardo Camín es un analista uruguayo, acreditado en la ONU-Ginebra, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la). Su artículo es una excelente aproximación crítica a las desigualdades del capitalismo realmente existente: http://estrategia.la/2019/07/06/hablando-de-salarios-el-capitalismo-la-antitesis-de-la-justicia-social/. Continuar leyendo ««Hablando de salarios: El capitalismo, la antítesis de la justicia social» de Eduardo Camín»

«Fukushima: el regreso de la mentira» de Alejandro Nadal

El gran economista mexicano pone los puntos sobre las ies y no se olvida de lo esencial. Vale la pena leer su artículo sobre la situación actual de Fukushima y las mentiras que encubren los acuerdos imperiales: https://www.jornada.com.mx/2019/07/03/opinion/018a1eco. Un artículo que seguro que ha interesado al gran científico franco-barcelonés Eduard Rodríguez Farré.

Una de sus observaciones: «Fukushima es el peor desastre industrial en la historia de la humanidad. En los días siguientes al terremoto del 11 de marzo de 2011 se produjo la fusión de los núcleos en tres de sus seis reactores nucleares. En los tres casos, la masa de combustible fundido atravesó la vasija de acero con sus seis pulgadas de espesor, quemó y reaccionó químicamente con el contenedor de concreto y ahora se encuentra en contacto con el agua del subsuelo. No se ha podido hacer nada para aislar y remover esas masas de material nuclear fundido y controlar la contaminación. Algunos de los isótopos radioactivos afectarán partes de la prefectura de Fukushima por 250 mil años. Lo único que separará ese material tóxico de cualquier persona que camine por esos parajes será una sombría capa de mentiras.
Gobiernos, intereses corporativos privados y públicos tienen un rasgo en común. Estas estructuras jerárquicas comparten una fuerte propensión a mentir cuando se sienten amenazadas. Es importante examinar el enredo de engaños que sigue cocinándose en los reactores nucleares que sufrieron fusión en Fukushima. En esta sarta de embustes se encuentran involucrados el Gobierno de Japón y el primer ministro Shinzo Abe, la empresa Tepco (operadora de Fukushima), la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de 2020.»

 

«¿Es creíble el informe Bachelet sobre Venezuela?» de Marcos Roitman

Este artículo se publicó el pasado 6 de julio en  en La Jornada. https://www.jornada.com.mx/2019/07/06/opinion/022a1mun#
Vale la pena. El autor, Marcos Roitman, es garantía de rigor, compromiso, sensibilidad, humanismo socialista y mirada crítica. Y también de coraje poliético. Aquí tienen un ejemplo.

Abre con estas palabras:
«Pensar que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, presentaría un informe sobre Venezuela positivo hacia el gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro sería ingenuo. Creer que su elaboración estaría exenta de prejuicios, temerario. La manipulación, entraba en los cálculos. Así, tenemos un resultado a medida. Para la Alta Comisionada los hechos constatan la violación de los derechos humanos. Hay escasez de productos básicos, un aumento de la violencia, detenciones de políticos de oposición, y un sin fin de problemas que afectan la convivencia de los venezolanos. Faltan medicinas, los alimentos escasean y la corrupción está a la orden del día. Proliferan las manifestaciones, los cortes de luz, las huelgas. Resultado: crisis humanitaria. Culpable del deterioro de los derechos humanos: el gobierno.
Max Weber, sociólogo nada proclive a tendencias izquierdistas, socialistas o marxistas, cuando se encontraba con afirmaciones tan rotundas, dudaba. A tanta contundencia respondía: si bien todo hecho es una realidad particularmente evidente, no toda realidad particularmente evidente es explicación causal de los hechos. Si una persona tiene cáncer, el cáncer no explica cuáles han sido las causas de su emergencia. Si obviamos sus orígenes no adelantamos nada…»

 

Domenico Losurdo, «Industria de la mentira y guerra imperialista»

El Viejo Topo de julio-agosto ha recuperado un magnífico artículo del profesor y gran estudioso de Hegel y Marx Domenico Losurdo, fallecido el 28 de junio de 2018, que debería merecer nuestra atención: «Industria de la mentira y guerra imperialista», pp. 81-85. Fue publicado anteriormente en la Red Voltaire.

Está estructurado en tres partes: 1. Los cadáveres mutilados 2. «Dar publicidad a los bebés» y al cormorán. 3. Fabricación de falsedades, terrorismo de la indignación y desencadenamiento de la guera.  El asunto central es anunciado en el título: el papel de la mentira fabricada por industrias ad hoc en la justificación de las guerras y estrategias del Imperio y sus aliados.

Abre con estas palabras: «En la historia de la industria de la mentira como parte integrante del aparato militar-industrial del imperialismo, el año 1989 marcó un verdadero viraje. Nicolae Ceaucescu se mantiene en el poder en Rumanía. ¿Cómo derrocarlo? Los medios de prensa occidentales comienzan a divulgar masivamente informaciones e imágenes del «genocidio» perpetrado en Timisoara por la policía del propio Ceaucescu. ¿Qué había pasado en realidad?…»