«Destruir puentes, apuntalar ejércitos.» de Rafael Poch de Feliu

Otro excelente artículo de Rafael Poch de Feliu. ¡No se lo pierdan! https://rafaelpoch.com/2019/12/23/destruir-puentes-apuntalar-ejercitos/#more-390. Abre así:

«La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó, el 11 de diciembre, el mayor presupuesto militar de la historia: 738.000 millones de dólares, infame enormidad que “será dolorosamente sustraída de la batalla contra el calentamiento global y los efectos de la austeridad neoliberal” (W. Streeck, dixit). El voto contenía también el compromiso de sancionar a las empresas europeas que participan en el gaseoducto Nord Stream 2 que conectará Rusia con Alemania a través del Báltico, paralelo al ya existente Nord Stream 1, duplicando la capacidad de suministro de gas ruso de 55.000 a 110.000 millones de metros cúbicos. Trump firmará este paquete en los próximos días.
Nord Stream 2 está casi terminado. Solo falta un 20% del trabajo. Las sanciones contemplan congelar en Estados Unidos los fondos de las empresas europeas implicadas y retirar los visados para entrar en el país a sus ejecutivos. Una empresa suizo-holandesa que coloca los tubos submarinos del gaseoducto frente a las costas danesas (Allseas) ya ha anunciado la suspensión de sus trabajos…»

Cierra con estas palabras:
«Un reciente y extenso estudio de la Stiftung Wissenschaft und Politik, uno de los principales centros de pensamiento del establishment alemán, titulado “El papel de la OTAN para la defensa de Europa”, explica con bastante claridad el sentido de esta esquizofrenia alemana de tender puentes económico-comerciales con países como Rusia, China e Irán, mientras mantiene la subordinación militar hacia Estados Unidos que destruye esos mismos puentes. La simple idea que subyace es que para poder romper con el actual esquema subordinado a Washington en materia de defensa, las potencias europeas deben antes rearmarse y hacerse fuertes militarmente.
Sin la contribución política, convencional y nuclear de Estados Unidos, no será posible disponer ni de una disuasión creíble ni de una defensa europea”, señala el estudio. “Una capacidad independiente de acción en materia de defensa no es posible a corto plazo sin Estados Unidos”. Por eso, “va en interés de Alemania afianzar las funciones militares y políticas de la Alianza e impedir su debilitamiento e incluso su disolución”. Al mismo tiempo, “a la vista de los cambios de la política americana, los aliados europeos deben reflexionar sobre una futura forma de la OTAN y de la defensa europea en la que los Estados Unidos tengan una menor participación”. Por todo ello, hay que ir hacia un “doble planteamiento: por un lado fortalecimiento del puntal europeo de la Alianza mientras se mantienen los esfuerzos para estabilizar las relaciones transatlánticas, y por otro asegurar los compromisos a largo plazo de Estados Unidos con la defensa de Europa”. Es decir, mientras en París Macron habla de la “muerte cerebral” de la OTAN, los alemanes se saben condenados a la esquizofrenia, mientras van realizando poco a poco su plan de emancipación neoimperial convirtiendo en una primera etapa su Bundeswehr en “la fuerza armada convencional más fuerte de Europa”, en palabras del ex ministro de defensa Volker Rühe.
La inevitable conclusión es que cuantas más sanciones y castigos tipo Nord Stream 2 imponga Washington a la comunicación económica de Unión Europea con países como China y Rusia, tanto más se acelerará el rearme militar alemán en el marco de la “defensa europea”.»

 

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *