«El coronavirus COVID-19 como amenaza transnacional necesita de una acción colectiva global» de Rosa María Rodrigo Calvo

Será de su interés el último artículo de Rosa María Rodrigo Calvo en el Observatorio de Política China. Rodrigo Calvo es Licenciada en Estudios de Asia oriental y Máster en China Contemporánea y Relaciones Internacionales, Doctora en Farmacia. El enlace: https://politica-china.org/areas/sociedad/el-coronavirus-covid-19-como-amenaza-transnacional-necesita-de-una-accion-colectiva-global. Sus palabras de cierre:

«Existen amenazas transnacionales que afectan al mundo en su totalidad, no se pueden compartimentar es estados estancos y aislados, sino que necesitan de una respuesta global para poder ser solucionadas. En esta ocasión estamos centrados en la pandemia del coronavirus, pero también tenemos otras grandes afrentas globales como el cambio climático, la escalada nuclear o el terrorismo, además de otras catástrofes colectivas. La respuesta correcta a este tipo de amenazas es necesario darla desde organizaciones multilaterales que articulen soluciones que puedan ser aplicadas por todos teniendo en cuenta las características particulares de cada uno. No todos los países tienen la misma capacidad de respuesta por lo que es necesario que los estados más desarrollados, aunque puedan estar igualmente afectados, colaboren e implementen medidas de ayuda a los países con menos recursos. Cada país pone su interés nacional primero, pero, como indica el profesor de la Universidad de Harvard y geopolitólogo Joseph S. Nye, la clave del éxito se encuentra en aprender la importancia del poder junto a los demás. El objetivo fundamental de las políticas económicas en este momento de presión extraordinaria debería ser evitar el colapso social, mantener fuertes los lazos sociales. Mientras más dure la crisis y se mantengan los obstáculos para el libre flujo de personas, bienes y capital, más se tardará en retornar al estado normal de las cosas y la globalización y el actual sistema podría desmoronarse a causa de la generación de nuevas redes de intereses.
La pandemia llama a la necesidad de que Estados Unidos y China se pongan de acuerdo para gestionar esta crisis de salud mundial, se olviden de sus enfrentamientos de poder y se unan a los países de la Unión Europea y los otros países desarrollados del G20 para buscar soluciones efectivas. Posteriormente, una vez controlada la pandemia, es necesario que se continúe trabajando en los efectos colaterales, más allá de la salud, generados por el coronavirus para evitar que la crisis económica y social en la que puede convertirse no degenere en un conflicto de mayores consecuencias para todos ni en una mayor confrontación geopolítica y económica entre los Estados Unidos y China.»

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *