Entrevista a Albert Soler sobre la situación política catalana (y II) [18/06/2018]

“Me parece que la gente empieza a perder el miedo”

 

Periodista del Diari de Girona, especialmente dedicado a las entrevistas de Contraportada, además de crónicas y de dos artículos de opinión semanales, Albert Soler es una las voces más agudas y libres del panorama periodístico catalán..

***

Nos habíamos quedado en este punto. El proceso, desde su punto de vista, ¿está muerto y enterrado? Si fuera así, ¿cómo podemos/deberíamos seguir adelante en una sociedad, como la nuestra, que parece muy dividida por temáticas identitarias?

Nació muerto, el pobre. Pero ya se sabe que hay madres que se resisten a creer que su hijo ha nacido muerto, niegan la realidad. En Cataluña hay casi 2 millones de esas madres. Bueno, quizás ya menos, pero sigue habiendo. Siguen acunando el cadáver del bebé, cantándole nanas, incluso intentan darle el pecho, y eso que el pobre apesta, después de tanto tiempo fiambre. Allá ellas, eso sólo lo cura la psiquiatría. Respecto a cómo seguir adelante en una sociedad como la nuestra, la receta es muy sencilla: sigamos con nuestra vida como si nada. Se lo digo de verdad. ¿A mi qué más me da que salga la iluminada de turno en TV3 -siempre en TV3- diciendo que «som república», o un prófugo de la justicia asegurando que «no ens rendirem»? No es sólo que no me preocupe, es que me importa un pimiento. No les pienso dar la satisfacción de tomarme en serio sus payasadas, simplemente me río de ellos en mis artículos. ¿Es que hay otra opción? ¿De verdad se puede escribir en serio sobre tales mamarrachos? Y a la gente que no escribe le recomiendo lo mismo, que se preocupe de las cosas importantes y no de esos capullos.

Algunas voces críticas opinan que el secesionismo realmente existente ha herido de gravedad al, por algunos, añorado catalanismo. ¿Es así en su opinión?

Me parece que ya le he dicho que el pueblo es gilipollas por definición. Antes le mandaban ser catalanista y ahora le mandan ser independentista. Y si mañana le mandan ser mexicano, todos esos que hoy gritan «independencia» se pondrán a cantar rancheras. Ni existía el catalanismo ni existe el independentismo, existe un atajo de borregos que va hacia donde le mandan. En Cataluña la tontería ni se crea ni se destruye, solamente se transforma.

Le cito de nuevo: «Al nombramiento de Borrell ha seguido el de Margarita Robles, Grande-Marlaska, Pedro Duque…¿De verdad que es necesario humillar tanto los catalanes?». Lo dice usted en tono de broma, por supuesto, pero ¿por qué ha puesto énfasis en esos nombramientos? También el gobierno de la Generalitat ha hecho los suyos recientemente y con figuras, con políticos profesionales, que llevan muchísimos años en el ágora. Pienso, por ejemplo, en Ernest Maragall.

Jajajaja, usted es un cínico. Estoy por asegurar que a Ernest Maragall le han nombrado Conseller d’Acció Exterior confiando en que algún mandatario extranjero despistado le confunda con su hermano Pascual y le haga un mínimo caso, por lo menos que lo reciba un subsecretario. De todas formas, por poco que haga, seguro que va a hacer más que su predecesor, Romeva, quien después de meses en el cargo, un montón de viajes y dos montones de dinero gastados, no consiguió el apoyo para Cataluña ni siquiera de Andorra. Lo único que tiene Ernest Maragall es un apellido con pedigrí y una gran habilidad para arrimarse al poder y obtener un cargo. Que no es poco. De hecho, en Cataluña lo es todo. Del resto, me va a perdonar, pero no me suena más que Elsa Artadi, que parece haber llegado al gobierno directamente desde la Christmas Race o desde el telesilla de Baqueira. Ah, y un tal Bargalló, que es igualito a un antiguo conseller del mismo apellido, sólo que con 15 quilos más. Ya ve, un auténtico Camelot.

Vuelvo a citarle: «Actos inútiles de consejeros inútiles nombrados por un presidente inútil, que tienen como único objetivo que salgan a TV3». ¿Por qué tanta inutilidad? Añado, insistiendo un poco, ¿qué papel cree usted que ha jugado TV3 en el que se suele llamar procesismo o ideología procesista?

Claro, es que me refería al acto del «traspaso de poderes» que fueron ha teatralizar a Bruselas o a la cárcel, dependiendo de donde estuviera alojado el conseller saliente. Ya me contará qué poder, o que papeles, le va a traspasar al nuevo conseller un preso o un fugado. Simple teatro para salir en TV3. Y salió, claro que salió. Vaya por delante que TV3 tiene excelentes profesionales, pero ya sabe: «que buen vasallo, si tuviera buen señor». No es sólo que el enfoque de las noticias en el TN sea totalmente sesgado -si los CDR atacan un acto que se celebraba, se le llama «enfrentamiento»- es que toda la programación está enfocada al procés. Hay espacios, como el «Preguntas Freqüents» o el 3/24, que si no ves nada más, acabas convencido que en el mundo no sucede nada en absoluto fuera del procés. ¡Pero si incluso nos han colocado a Pilar Rahola -por un pastón a pagar entre todos a tocateja- diariamente en un programa de sobremesa para marujas! Y conste que un programa para marujas es el sitio ideal para esta señora, el problema es que no se limita a hablar de la boda de su hija o de lo que cocina para su marido, que sería mucho más interesante que sus opiniones políticas. Pero bueno, supongo que de alguna manera hay que devolver los favores.

En otros artículos habla usted de la Cataluña profunda. ¿Qué Cataluña es esa? ¿A qué territorios y poblaciones se refiere? ¿Qué profundidad tiene esa Cataluña profunda?

La Cataluña profunda es la de los pueblos. También hay Cataluña profunda en las ciudades, pero se sobrelleva mejor. Me refiero a lugares donde todo el mundo se conoce y donde no llevar el lacito amarillo que te acredita como catalán de bien, supone sufrir miradas de desaprobación, eso como poco. Antes hablábamos del procesismo como religión, ¿no? Pues es normal que en los pueblos haya más fe, también la había cuando la religión predominante era el catolicismo en lugar del laicismo. «Yo sólo miro tv3», es una frase recurrente, y quien la pronuncia sólo debe leer la prensa no desafecta al régimen. ¿Para qué necesitan más? Igual si abren la perspectiva escuchan o leen algo que les hace dudar de sus ideas. Y eso nunca. La llamo Cataluña profunda porque queda mejor que llamarla Cataluña zafia, atrasada, intolerante y caciquil. Uno, que es educado.

¿Qué papel juegan los CDR en la situación actual? ¿Son comité de defensa o más bien de ataque?

El único fallo de los CDR es que no van uniformados. Unas camisas pardas les sentarían la mar de bien. Y si son diseñadas por Hugo Boss, mucho mejor.

¿Es justa la consejera de Cultura, Laura Borràs, cuando habla -coincidiendo con las reflexiones del grupo Koyné- del papel de colonizadores lingüísticos que han jugado las familias trabajadoras del resto de España que vinieron a Cataluña en los años cincuenta y sesenta (mis padres entre ellos por ejemplo)?

¡Laura Borràs! He aquí una consejera de la que no me acordaba, realmente tengo memoria selectiva, sólo recuerdo las cosas importantes. Corre por mi casa un ladrillo que escribió esta mujer, algo así como «Elogio del ensayo», que es totalmente infumable. En fin, con suerte si trabaja de consellera no tendrá tiempo de escribir nada más, no todo van a ser desgracias con el nuevo gobierno. Respecto a sus declaraciones, debo decir ante todo que a mi me importa un bledo el futuro del catalán. Y otro tanto el del castellano. Yo hablo y escribo como me da la gana, y si dentro de 50 años no se habla catalán (ni castellano), mucho me temo que no va a ser problema mío. Supongo que la señora Borràs, que no ha tenido que ensuciarse el cutis para ganarse un mendrugo de pan, pretendía que la pobre gente que venía a Cataluña en busca de un sustento, gente que ayudó a levantar Cataluña mientras vivían en barrios sin los mínimos servicios o quizás en barracas construidas con sus propias manos, se apuntara a clases de catalán y de sardanas. La pijería siempre ha sido muy dada a enseñar al populacho cómo debe hacer para integrarse. Ya el mismo término que usan «colonización lingüística» muestra su alto grado de ignorancia. Los colonizadores van a las colonias a robar lo que en puridad pertenece a los nativos. Que yo sepa, nadie de los trabajadores que vino a Cataluña hablando español -como si las clases altas de Barcelona no lo hablaran entre sí, mucho antes de la llegada de la emigración- robó el catalán, ni impidió a los catalanes hablarlo. Entonces ¿de qué colonización hablan? ¿Se refiere la consellera a que los charnegos tenían más hijos y por tanto se expandía más el castellano? Pues no protestes tanto y folla más, hija.

Vuelvo a citarle: «[Cataluña] Tierra de acogida, decían, ahora sé que a modo de broma, de este país que empieza a dar miedo. En la ciudad lo ignoramos, pero debe ser muy dura la vida en los pueblos para los que no comulgan con el pensamiento único». ¿Da miedo realmente? ¿Es tan dura la vida en los pueblos si uno no comulga con el pensamiento (único) nacionalista-y-secesionista?

Yo conozco gente que ha tenido que simular ir a votar el 1-O, porque si no quedaban señalados. O a otros, con negocio propio, a quienes les ha pasado el alcalde a «recordarles» que a día siguiente hay huelga en favor de los presos, que a ver qué piensan hacer. Los que en esos lugares no esconden que son del PSC, o del PP, o de C’s, o que simplemente no comulgan con el rebaño, son unos héroes.

Uno de los intelectuales catalanes más vinculados al procesismo es Agustí Colomines. Creo que llegó a ser asesor áulico de Artur Mas. ¿Le interesan sus reflexiones, sus artículos, sus libros? ¿Es una de las mentes lúcidas del país?

Efectivamente, Colomines es una de las mentes más lúcidas, no del país por fortuna, pero sí del lacismo, procesismo o como queramos llamar a esta secta. Lo cual dice mucho del resto de mentes, porque el tipo no pasa de ser un pobre indocumentado, un ignorante con ínfulas. Que son, por cierto, los ignorantes más cómicos. ¿Usted ha visto a Colomines, con esa pinta que gasta, hablar como si fuera el oráculo de Delfos? Eso es impagable. Deberían darle a él una colaboración diaria en TV3 en lugar de a la Rahola, que también da risa pero mi hijo pequeño se asusta en cuanto la ve, y no digamos en cuanto escucha su voz de cazalla. Es el coco.

 

¿No les falta un poco de humor, de sano humor como el suyo, a algunas patums (con perdón) del mundo secesionista? Por ejemplo, hoy miércoles, 13 de junio, El Roto ha publicado una viñeta en El País y Toni Soler y Antonio Baños se han subido inmediatamente a las cumbres abismales de la descortesía, directamente del insulto: desgraciado, miserable, hipoputa, catalanófobo y algún cumplido más que he olvidado. ¿Hay para tanto? ¿No había que encajar un poco mejor las críticas?

La primera víctima del procés fue el sentido del humor. Murió asesinado vilmente, a manos de tanto fundamentalista. Toni Soler y Antonio Baños son amigos, o por lo menos compañeros de los de gintònic de a 10 euros, y eso curte, o sea que saltan al unísono.  Sucede que los lacistas -de hecho, los políticos en general- soportan muy bien la crítica «seria», con ello quiero decir que les resbala largamente. Les molesta mucho más la crítica irónica y mordaz. Lo del Roto es un ejemplo claro: si sale alguien a decir que los lazos sirven para identificasr a los de un bando y los del otro, no pasa nada; ahora bien, si eso mismo lo dices con humor, no lo soportan. Esa es una de las razones por las que me gusta usa la ironía en mis artículos: por joder. La otra razón es que al procés no hay manera de tomarlo en serio. 

No son frecuentes voces críticas como la suya en el panorama periodístico catalán. ¿No teme quedar un poco aislado o que le hagan la vida imposible? Me parece que en algún lugar han preguntado, muy alarmados, si usted alquilaba una casa en el pueblo. 

Jajaja, sí, fui a Amer -la patria chica del Vivales- a ayudar a un familiar en una mudanza, y por la noche le llamó un tipo del CDR local, amigo suyo, preguntándole si era cierto el rumor de que quería alquilar la casa «a Albert Soler». O sea, como si la pretendiera alquilar a un terrorista o a un pederasta que acaba de salir de prisión. Al responderle que no, el tipo se tranquilizó y dijo que haría unas cuantas llamadas a gente del pueblo para «calmar los ánimos». ¡Calmar los ánimos! ¡Porque se rumoreaba que un periodista podía ir a vivir a Amer! Así estamos. Ahora bien, respondiendo a su pregunta: no, no temo quedar aislado ni que me hagan la vida imposible. ¿Cómo me la podrían hacer imposible? Mire, yo tengo mi familia y mis amigos, con eso me basta. Bueno, no estarían de más algunas amantes ocasionales, pero no creo que su falta se deba a lo que escribo. Pero como no tengo interés ni en tener más dinero, ni ningún cargo, ni ninguna subvención, ni nada, difícilmente puede nadie hacerme la vida imposible. Me corro alguna juerga con los amigotes una vez a la semana, y así será mientras el cuerpo y mi mujer lo aguanten. Encima, me lo paso divertido escribiendo, o sea trabajando, en el periódico tengo excelentes compañeros -de todas las opciones políticas- y un director que nunca me ha dicho sobre qué puedo o no puedo escribir. ¿Se puede pedir más? Quizás una amante ocasional, pero eso ya lo he dicho antes. Tengo una vida mucho más feliz, plena y divertida que el 99% de la población mundial. Y de salud, como nunca. O sea que si alguien espera que me vayan las cosas mal, va a tener que joderse. 

Me alegra mucho lo que me cuenta y me tranquiliza. Por la misma senda que la pregunta anterior: ¿son comentados sus artículos en las que solemos llamar redes sociales? ¡No deben decirle cosas muy afables en algunos casos! ¿Se ha sentido amenazado? 

Curiosamente, recibo más ánimos y elogios que críticas, no solo en las redes, sino también por la calle. Y va en aumento, me parece que la gente empieza a perder el miedo. Es inevitable que alguna vez alguien -normalmente desde el anonimato de las redes- me insulte, pero no pasa nada, yo le respondo «me cago en la puta que te parió» y ya estamos igual. No sé si le he comentado que soy muy educado, eso me lleva a responder siempre en su mismo tono a la gente que se me dirige. Y si me insultan por la calle, lo mismo pero a gritos: «me cago en la puta que te parió». Y si alguien intentara agredirme, pues yo lo intentaría a mi vez con él. Donde fueres, haz lo que vieres. 

Mil gracias por su tiempo y por sus reflexiones. Y que conste que yo también soy de los que elogian sus artículos y los recomiendan. 

Nota de edición

Primera parte de esta entrevista: Entrevista a Albert Soler sobre la situación política catalana (I). «Lo que apela a la fe y no a la razón es una religión; en todo el procés solo ha habido llamamientos a la fe, sin un solo argumento racional». http://www.rebelion.org/noticia.php?id=242898 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *