Si es igualitarista y fraternidad no es palabra vacía para usted, ¿cómo es que entonces forma parte, ayuda, está próximo, “comprende” o no planta cara al nacional-secesionismo .Cat? (I)

[Crónicas sabatinas] ¡Contra los interesados liantes del Gran Lío!
Si es igualitarista y fraternidad no es palabra vacía para usted, ¿cómo es que entonces forma parte, ayuda, está próximo, “comprende” o no planta cara al nacional-secesionismo .Cat? (I)

Para el presidente Salvador Allande (1908-1973), in memorian et ad honorem: “No daré un paso atrás” https://www.elviejotopo.com/topoexpress/no-dare-un-paso-atras/
Para Juan Trías Vejarano (1934-2019), barcelonés federalista, comunista a lo largo, amó y convivió con el Madrid popular y resistente.
Para Luis Eduardo Aute: ¡y que cumplas muchos más!
Para Gerald Allan Cohen (1941-2009), por el libro… y por el título.

Las clases medias catalanohablantes atomizadas y despolitizadas fueron formateadas ideológica y caracterialmente durante el pujolismo en la superioridad cultural respecto al resto de España y social respecto a la clase trabajadora de lengua castellana. Además, se fraguó un sentimiento de comunión identitaria, alimentada por el victimismo, una de cuyas muchas expresiones puede apreciarse en las concentraciones de la Diada con sus manifestantes uniformados y alineados en tramos previamente designados. El efecto de la crisis financiera sobre estas capas sociales constituyó el detonante de un movimiento de carácter nacional-populista que conecta con otros similares en el resto de Europa. Este conjunto de factores explica la resistencia de sus bases frente a los engaños y las falsas promesas de sus líderes y cómo, a pesar de ello, continúan depositando en ellos su confianza.
Antonio Santamaría (2019)

«Catalunya serà cristiana o no serà” (Torras i Bages). Hora es ya de que el glorioso movimiento nacional catalán sea plenamente fiel a sus orígenes y a su unidad de destino en lo universal. Por eso hay que recordar la afirmación del gran príncipe catalán de la Iglesia citada al comienzo de este artículo: la Cataluña eterna debe su esencia perenne a sus raíces cristianas, arrancada de las cuales perecerá. No en balde fue el hijo del primer sacro emperador romano, Luis el Piadoso, quien liberó la catalana tierra de las garras del infiel musulmán (bueno, no toda: sólo el territorio de la actual provincia de Gerona y parte de la de Barcelona; pero todo era empezar; ya vendría luego mi glorioso predecesor, lo rei Jaume I, a rematar la faena y sentar la base dels Països Catalans).
Jaume Darrer (2019)

La cita de Antonio Santamaría: de un artículo suyo cuya referencia les doy en las sugerencias de lectura. Les di el enlace del texto de “Jaume Darrer” la semana pasada. El Roto es el Roto y suele acertar. La presentación del libro -la Metafísica de Aristóteles en traducción catalana del profesor Miguel Candel- es una invitación. ¡No se la pierdan! Al final de todo, una reflexión del novelista, poeta y hacendista Ricardo Rodríguez que, en mi opinión, no deberían pasar por alto.
Les recuerdo el libro de Gerald A. Cohen que he usado para titular esta sabatina: Si eres igualitarista, ¿cómo es que eres tan rico? Nuestro tema de hoy:
Si por internacionalismo, humanismo bien entendido y sentido común crítico está usted muy alejado de la atmósfera político-cultural que rodea en muchas ocasiones a las identidades nacionales marcadas y excluyentes (que suelen sacar además pecho, mucho pecho);

si no logra entender el despiste morrocotudo (ejemplo reciente: el comunicado de los 52 parlamentarios franceses) que afecta y acecha a un sector nada marginal de las izquierdas europeas (véase: Pere Vilanova, “PACA y el derecho a decidir”. Si en Francia se pusiera en marcha desde las instituciones un proceso para romper el sistema duraría una misa y media. https://elpais.com/elpais/2019/09/07/opinion/1567875189_382451.html);

si es consciente de que ese despiste monumental afecta también a un sector de la izquierda española (véase, por ejemplo, mesándose los cabellos y casi llorando: Domingo Sanz, “Amo a España’, dijo Junqueras (reflexión)” http://www.rebelion.org/noticia.php?id=260374);
si usted está “hasta aquí” de la falsificación histórica nacionalista de 1714, que, como no se cansado de repetir el historiador José Luis Martín Ramos (y tantos otros colegas suyos), no fue una lucha de secesión sino de sucesión (la mayoría de catalanes, no todos, escogieron el bando que resultó perdedor y, entre ellos, los que dominaban la ciudad de Barcelona, catalanes que lucharon porque el titular de la Corona de España -remarco: de España- fuera Juan José de Austria), al tiempo que Rafael Casanova i Comes, el Conseller en Cap, no fue un líder independentista, no partió al exilio y fue amnistiado en 1719 y volvió a vivir en Barcelona, desempeñando su profesión de abogado hasta que se retiró (el Borbón de entonces, Felipe V, no se ensañó con él, en contra el falsísimo mito de víctima construido en torno a él);

si el acercamiento, la proximidad, los acuerdos, el activismo y las luchas con las gentes trabajadoras, de aquí o de allá (o de muy lejos), ha sido un norte esencial de su actividad pública;

si usted es favorable (de palabra y con actos) al derecho de autodeterminación de los pueblos colonizados o semicolonizados, o realmente oprimidos y perseguidos;

si usted piensa que hay que tener bastante cara (o toda la desmemoria del mundo) para escribir, como hacen O. Junqueras, M. Rovira, J. Tardà y R. Romeva (https://www.elperiodico.com/es/opinion/20190909/articulo-junqueras-rovira-romeva-tarda-congreso-nacional-erc-7627137), que El republicanismo catalán ha sostenido la llama de la república durante años, a menudo en solitario, a menudo desde una cierta marginalidad”, sobre todo si, como es mi caso, ha sido activista o militante de UCR (Unidad Cívica por la República) durante unos diez años en Barcelona, o ha acudido con ellos, con ERC, al Memorial dels Immolats donde jamás han cantado ni dejado cantar ningún himno republicano (sólo entonan Els Segadors que no es un himno republicano);

si no logra entender que responsables políticos como Laura Borràs y nada menos que el vicepresidente del gobierno catalán, Pere Aragonès, puedan hacer valoraciones políticas de la sentencia (“ignominiosa”, “la [sentencia de la vergüenza”) antes de que sea dictada;

si se altera su bilirrubina cuando lee que las direcciones españolas de sindicatos obreros (UGT y CCOO) han pedido la libertad de los presos secesionistas con motivo de la Diada, al tiempo que consideran que la libertad de los encarcelados permitiría «gestionar mejor la polarización de la sociedad catalana», y apelan a abordar las relaciones Cataluña-España (escriben así) desde la «vía política»;

si habita entre la perplejidad y la incredulidad más absoluta ante el anuncio de En Comú Podem (¡mi voto, mi voto!) de no participar en las manifestaciones secesionistas del 11S para luego, de hecho, forma parte de la concentración organizada por Òmnium Cultural en el Arco del Triunfo de Barcelona, acto en el que pudo verse un vídeo de la alcaldesa Ada Colau en el que apuntaba consideraciones como las siguientes: “Como amiga de Cuixart y como activista social durante muchos años creo que es una barbaridad que Jordi y otros líderes sociales y políticos lleven dos años en la cárcel. Y como demócrata creo que es imprescindible defender la libertad de expresión y el derecho a la manifestación de todas las personas incluidas las que discrepamos. Por ello pedimos la absolución”, coincidiendo con la petición del Presidentorra e insinaundo-diciendo que el juicio es un ataque a la libertad de expresión y al derecho de manifestación;

si Patria y otras grandes palabras afines nunca han sido para usted entradas preferidas del diccionario, y nunca ha ambicionado que las calles y plazas de su ciudad fueran suyas y de los suyos de manera excluyente;

si nunca ha confundido la palabra “derechos” con el término “privilegios”;

si usted nunca ha estado en la línea de convertir pequeñas diferencias (o diferencias menos pequeñas) en abismos de forzada separación, alejamiento o marcada diferenciación excluyente;

si nunca ha usado su lengua para sacar pecho macho-alfa, diferenciarse por diferenciarse, agredir-presionar a hablantes de otras lenguas o “construir país” monocolor y monolingüístico;

si para usted la igualdad (asunto complejo, nada elemental) no es meramente un concepto teórico, al tiempo que es consciente de que las crecientes e inadmisibles desigualdades sociales son y representan una de las grandes agresiones de nuestra época que hacen vulnerables a millones y millones de ciudadanos, y sobre todo, ciudadanas, en nuestro país y en el mundo;

si la libertad -que, como nos enseñó Ursula K. Le Guin y nos han recordado Francisco Fernández Buey y Margaret Atwood, no es un regalo sino un trabajo duro- no es tan sólo un eco de una canción de moda o la repetición clónica de un lema desgastado, al tiempo que es consciente que para millones y millones de ciudadanos-trabajadores españoles no existe libertad alguna cuando traspasan diariamente las puertas de entrada de las oficinas, fábricas, hoteles, mercados, tierras, escuelas, etc donde trabajan (duramente y, en muchos casos, en pésimas condiciones), y que eso sí es realmente una opresión;

si piensa que la fraternidad, como nos ha explicado el profesor y helenista Miguel Candel (traductor, por primera vez, de la Metafísica aristotélica al catalán), es y debe ser virtud básica de las fuerzas de izquierdas, fuerzas que han aspirado y siguen aspirando, siguiendo el compás y la letra de la Internacional, a tratar a los compañeros y compañeras, a todos ellos, como hermanos;

si piensa (y siente en lo más hondo) que es más que una simple ocurrencia aquella ocurrencia de Jorge Guillén, de máximo ingenio y finísimo humor, sobre el poeta asesinado: “cuando se estaba con Federico no hacía ni frio ni calor, hacía Federico”;

si usted nunca ha considerado a los ciudadanos/as-trabajadores de Andalucía, Galicia, Aragón, Castilla y León o Extremadura, o de cualquier otra comunidad, como seres de otros planetas o de galaxias lejanas, muy lejanas;

si nunca ha pensado (porque no es pensable) que, en el caso español, la construcción de un muro-Estado de separación sea una finalidad relacionada con la emancipación de la ciudadanía y los pueblos o con el progreso social, y, en cambio, sí ha pensado y defendido que nuestra unidad en una Iberia republicana y socialmente avanzada es una finalidad muy deseable;

si siente tan cerca a Luis Pastor, Aute, Rozalén o Carmen Linares como Raimon, Serrat, Miquel Poveda o “El Mati” (Matías López Expósito);

si usted no conoce (ni piensa que exista) un concepto de opresión, explotación, marginación, desatención o maltrato (o término afín), que encaje en mayor o medida con la situación social real de muchos activistas o partidarios del secesionismo que afirman, día sí, noche también, sentirse muy oprimidos, maltratados y explotados por “el yugo de España”;

si piensa, como pensamos muchos, que las noticias sobre la contaminación en ciudades como Barcelona (que acabó prematuramente con la vida de al menos 351 barceloneses durante 2018, y de 3.749 personas entre 2010 y 2018) son muestra de cuáles deberían ser las preocupaciones esenciales de un gobierno defensor de la ciudadanía más vulnerable;

si no se entusiasmó (más bien se sonrojó) cuando leyó que el pasado 10 de septiembre 500 escaladores iban a coronar (la lluvia lo impidió) 131 agujas de Montserrat para colocar ibidem farolillos, una forma de mostrar la existencia político-nacional de Cataluña desde hace diez siglos o más, uno por cada uno de los presidentes de la Generalitat (sin hilo real de continuidad más allá del nombre: “Es bajo el régimen de la II República donde cabe situar la configuración de la Generalitat como estructura institucional de autogobierno democrática, cuando puede hablarse de Presidencias de la Generalitat”, Roger Molinas);

si usted sabe que, como el ser aristotélico, también el nacional-catolicismo se dice de muchas maneras y una de ellas se conjuga con profusión en la Cataluña nacionalista;

si, hablando del tema, se ha sorprendido y no se ha sorprendido cuando leyó que la comisión (muy de la casa) creada en la Abadía de Montserrat (centro “espiritual” e institución profundamente ligada al catalanismo secesionista) reconoció el pasado 6 de septiembre que el monje Andreu Soler (dirigió la agrupación scout de la abadía Els Nois de Servei [Chicos de servicio] durante 40 años) fue un depredador sexual y un pederasta que abusó, al menos entre 1972 y 1999, de un número indeterminado de menores de edad durante más de casi tres décadas y que hizo de todo ello “un modo de vida, un patrón de conducta sin arrepentimiento, ni propósito de cambio, ni admisión de culpa”, sin que, a día de hoy, el país y los fieles montserratinos parezcan estar muy escandalizados por ello;

si usted no ha olvidado aquella vindicación que nos hizo salir a las calles a favor de la enseñanza en catalán: “que los niños y niños aprendan en la escuela en su idioma materno”, al tiempo que piensa lo que ahora sucede con el “sagrado e intocable” asunto de la inmersión;

si la energía nuclear nunca ha sido para usted “una alternativa real a los combustibles fósiles” ni signo de modernidad alguno y ha observado con preocupación, desde hace décadas, que Cataluña es una de las zonas más nuclearizadas de España;

si la catalanofobia es para usted un insulto a la inteligencia y una agresión a la convivencia, lo mismo, exactamente lo mismo, que la hispanofobia;

si es consciente de lo que puede significar para muchos ciudadanos no nacionalistas de hoy, de ahora mismo, vivir en algunas poblaciones catalanas donde el dominio de la ideología nacional-secesionista es aplastante;

si se pone las manos en la cabeza, e incluso le avergüenza, las referencias del movimiento a las figuras, nada nacionalistas ni supremacistas, de Rosa Parks, Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandel, sobre todo cuando piensa en las palabras de este último en Matanzas (Cuba), el 26 de julio de 1991, en el XXXVIII aniversario del comienzo de la revolución cubana: “Desde sus días iniciales, la Revolución cubana ha sido una fuente de inspiración para todos los pueblos amantes de la libertad. El pueblo cubano ocupa un lugar especial en el corazón de los pueblos de África. Los internacionalistas cubanos hicieron una contribución a la independencia, la libertad y la justicia de África que no tiene paralelo por los principios y el desinterés que la caracterizan. Es mucho lo que debemos aprender de su experiencia. De modo particular nos conmueve la afirmación del vínculo histórico con el continente africano y sus pueblos. Su invariable compromiso con la erradicación sistemática del racismo no tiene paralelo”;

si sigue recordando (jamás habitará aquí su olvido) y lo ha hecho muy suyo, por lo que significa de hermandad y apoyo mutuo, y por los valores de la lucha antifranquista que refleja, aquel pasaje de la autobiografía de Federico Sánchez en el que Semprún habla de la detención de su compañero Simón Sánchez Montero y decide ir a dormir a una casa cuya dirección conocía el detenido, entonces torturado: “[…] Simón puede imaginarte en cualquiera de estas dos habitaciones, puede suponer que aún estás despierto, que está pensando vagamente, arrastrado por un flujo de imágenes mentales, en lo que vaya a pasar. Simón puede, también, imaginar a Aurelio en su casa, también de él conocida. Uno por uno, puede imaginar, en esta noche de junio [18 de junio de 1959] a todos los camaradas. Simón, en los locales de la plaza de Pontejos, con una luz brutal en los ojos, ensordecido, tal vez, por el confuso griterío de los tipos de la Brigada [Político Social, BPS], quizá a punto de desmayarse; Simón, quizá al salir de su desmayo; Simón, encerrado en su silencio, envuelto en su silencio victorioso, puede proyectar sobre la geografía de Madrid las luces tenues, trémulas, de unas cuantas habitaciones, unas cuantas lámparas encendidas: señales, signos, mensajes, centinelas, en esta noche de junio. Por eso has venido a dormir aquí, a esta calle de Concepción Bahamonde. Para que en la memoria de Simón, interrogado, torturado pueda encenderse esta lámpara tuya, esta lámpara entre otras fraternales. Para que Simón no esté solo. Para no estar solo tú tampoco. Para estar con Simón esta noche. Para estar juntos esta noche de junio” (la cursiva es mía);

si… entonces, si todos estos antecedentes (en parte o en su totalidad) no están muy alejados de sus posiciones, reflexiones y sentimientos, si son verdaderos para usted, por qué entonces…

Sigo la semana que viene, no abuso más de ustedes.

Las sugerencias de la semana (que no implican, por supuesto, acuerdo total). Por si tuvieran tiempo:

1. Antonio Santamaría, “Inciertas perspectivas del movimiento independentista.” https://www.elviejotopo.com/topoexpress/inciertas-perspectivas-del-movimiento-independentista/
2. Alejandro Tercero, “Un ex de la ‘batasuna catalana’ divulgará «valores democráticos» en los colegios”. La Oficina de Derechos Civiles y Políticos de la Generalitat, dirigida por el ex militante del MDT y activista ‘indepe’ Adam Majó, asesorará a los profesores de la enseñanza pública. https://cronicaglobal.elespanol.com/politica/ex-batasuna-catalana-divulgara-valores-democraticos-colegios_273165_102.html
3. Joaquim Coll, “¿Otro otoño caliente? Mejor reírse” https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/otono-caliente-rianse_272574_102.html
4. Un centenar de doctorandos increpan a Torra a su llegada a un acto en la UPF. Los estudiantes reclaman mayor financiación para las universidades y rebajas en las matriculas. https://www.lavanguardia.com/politica/20190906/47199335787/quim-torra-increpado-universidad-pompeu-fabra-doctorandos.html?facet=amp#referrer=https%3A%2F%2Fwww.google.com&amp_tf=De%20%251%24s
5. Albert Soler, “El procés es troba millor”. https://www.diaridegirona.cat/opinio/2019/09/06/proces-troba-millor/1001074.html
6. Antoni Puigverd, “Septiembre de 2017”, https://www.lavanguardia.com/opinion/20190908/47243388803/septiembre-del-2017.html
7. Francesc de Carreras, “Amargas, soberbias, insoportables y vanidosas”. Hasta 2012 la Diada fue institucional, desde entonces ha sido parcial y reivindicativa de la independencia. Siempre basada en la mentira. https://elpais.com/ccaa/2019/09/09/catalunya/1568042245_718626.html
8. Lluís Rabell, “De honras y barcos” https://lluisrabell.com/2019/09/10/de-honras-y-barcos/
9. Jordi Amat, «Sant Boi 76, informe confidencial sobre la primera Diada tras la dictadura.”
https://www.lavanguardia.com/politica/20190911/47297112286/diada-1976-sant-boi-informe-policial-dictadura-gobernador.html
10. Peru Erroteta, “Entrevista a Enric Llorens. ‘Jugaron con Europa, pero les ha girado la espalda.”https://www.eltriangle.eu/es/entrevistas/jugaron-con-europa-pero-los-ha-girado-la-espalda_103526_102.html
11. Argelia Queralt, “La Diada de unos cuantos” https://elpais.com/ccaa/2019/09/11/catalunya/1568215754_290353.html
12. “EL TRIANGLE empieza la publicación en exclusiva de los papeles secretos de Jordi Pujol”. https://www.eltriangle.eu/es/actualidad/media/el-triangle-empieza-la-publicacion-en-exclusiva-de-los-papeles-secretos-de-jordi-pujol_103554_102.html

Lo teníamos pendiente. Les dejo con el interesante y documentado comentario de Ricardo Rodríguez. Una nota complementario, les recuerdo, a su artículo: “La competencia fiscal del PP: otra forma de romper España”. https://www.eldiario.es/tribunaabierta/competencia-fiscal-forma-romper-Espana_6_933416651.html. Reflexiona sobre un vértice esencial del tema-monotema:
[…] La expresión «federalismo competitivo» la leí en un artículo de Antón Losada hace como un par de años y me sorprendió que alguien de izquierdas pudiera ser partidario de tal propuesta, y más aún alguien como Losada cuyos artículos suelen gustarme, pero me indicó cómo va avanzando en la izquierda una visión de la configuración territorial del Estado que cada vez se aleja más, por desgracia a mi parecer, del federalismo solidario.
La mención al confederalismo fue más de pasada. No acabo de entender muy bien los términos concretos en que lo proponen los sectores de los Comunes y alrededores que lo promueven, ni si es una verdadera propuesta de confederación de Estados o más bien un federalismo que ha subido unos cuantos peldaños. Seguro que en esto tu conocimiento es mucho mayor que el mío.
Pero sí he escuchado y leído su idea de extender a toda España el modelo de concierto económico de Euskadi y Navarra. Entiendo que ésa sea idea de Daniel Lacalle, pero no que anide en la izquierda. Con esto no digo naturalmente que las personas de izquierdas que la defiendan sean como Daniel Lacalle. Comprendo la parte de razón que hay en denunciar el parasitismo de las élites de las regiones menos desarrolladas. Estoy seguro de que tienen un modelo de cooperación y transferencias para evitar la profundización de desequilibrios territoriales y que no persiguen una presión a la baja de recaudación fiscal y servicios públicos. Pero mi experiencia es que esto no funciona.
En mis años en la Unidad de Grandes Empresas de Madrid he comprobado que las Haciendas Forales funcionan, de cara a la Agencia Tributaria española (la de «territorio común», se dice oficialmente), como auténticos paraísos fiscales. No disponemos apenas de información, la colaboración se reduce a lo mínimo posible e incluso se recurre a tácticas un tanto sucias para atraerse cuotas y rentas. Debo de ser muy cuadriculado pero no concibo ninguna fórmula que garantice un nivel aceptable de igualdad entre ciudadanos y desarrollo equilibrado que no pase por una Hacienda común, aunque exista simultáneamente a Haciendas regionales con sus tributos cedidos, sus facultades y su provisión de servicios. No creo ser un centralista; el centralismo también tiene sus bien demostradas perversiones.
Además disponemos de un ejemplo siquiera sea remotamente parecido a lo que sería una confederación fiscal que es la Unión Europea. En la actualidad, aún habiendo tenido ya efectos muy perniciosos la competencia fiscal entre Comunidades Autónomas, todavía se limita a la fiscalidad de personas físicas y dentro de los márgenes (más o menos) de la Constitución y de una normativa marco que establece el Estado. En el momento en que la regulación y gestión de un tributo como Sociedades e incluso la posibilidad de establecer tipos diferentes de IVA (en la horquilla autorizada por la UE) sea posible, no veo que quepa evitar la competencia fiscal a la baja, y lo que no entiendo es que tal resultado pueda ser querido por la izquierda.
La competencia fiscal tiene un rasgo ineludible que la hace especialmente perniciosa: siempre marca el ritmo quien baja los impuestos, jamás quien los sube, por lo que sólo hay una forma de evitarla, que es el acuerdo y la regulación coordinada de impuestos. En resumidas cuentas, la democracia. A día de hoy, por ejemplo, sería inviable volver a establecer un tipo general de Sociedades del 35%, que tuvimos hace apenas una década. Si no se establece en toda la UE un procedimiento común de cálculo de bases y una horquilla obligatoria de tipos, en unos cinco años más cualquier Estado que tenga un Impuesto de Sociedades por encima del 15% estará sometido a una presión terrible por parte de multinacionales y de otros Estados.
En los próximos cuatro años se van a poner en marcha una serie de directivas para coordinar el IVA (las «Quick fixes»). En IVA ya funcionamos con bases de datos informáticas europeas, existen mecanismos de tributación en destino para evitar la competencia a la baja en la venta de vehículos y otros productos similares, hay una coordinación cotidiana entre Administraciones. Es algo que se va a reforzar de manera muy notable en los próximos años.
Naturalmente, dado que la dirección de la UE está en manos de neoliberales, no hay intención alguna de coordinar del mismo modo impuestos directos como el de Sociedades o el de la Renta. Pero que lo hagan con el tributo para ellos sagrado que es el IVA demuestra que es la coordinación y administración común lo que funciona.

Su razonable e interesante propuesta (programa de trabajo teórico y práctico) desde una perspectiva de izquierdas:
Por todo ello, creo que la izquierda debería elaborar una propuesta de federalismo fiscal solidario para España y defender una creciente federación fiscal en Europa. Entiendo que es un debate complicado, pero me gustaría que alguna vez existiera un espacio en el que pudiera darse.

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *