Sobre elecciones, pandemia, India, Filipinas, Extremadura y la petición de perdones

De amigos y compañeros.
Sobre elecciones, pandemia, India, Filipinas, Extremadura y la petición de perdones

I. Elecciones

1. Del profesor emérito Adrià Casinos (7.10.2020):
Estoy totalmente de acuerdo con lo argumentado por R.: la necesidad primaria en este momento histórico en Cataluña es luchar por un bloque constitucionalista que pueda dar la alternativa al independentismo en particular y al nacionalismo en general. Y esa necesidad es independiente de que se pueda o no conseguir dicho bloque (está muy difícil gracias al PSC) o que se pueda ganar al independentismo. Dicha necesidad se ha de entender en clave de movilización de la ciudadanía no nacionalista, una movilización que tendría que dar sus frutos a medio plazo. Pensemos que el recambio a un gobierno indepe, en el caso que no fuera posible porque se agudizaran las discrepancias, sería un tripartito, con lo que las reivindicaciones constitucionalistas quedarían totalmente difuminadas. Lo que está ocurriendo en el Ayuntamiento de Barna nos puede dar una idea de lo que supondría. El marchamo de izquierda constitucionalista lo tiene hoy por hoy el PSC, nos guste o no. Una supuesta alternativa sería con toda probabilidad un fracaso. Mientras no se consiga un giro copernicano en el PSC (y no sé cómo) no podrá construirse una alternativa de izquierdas que no coquetee con el independentismo. En consecuencia, aunque me pese, daré la bienvenida a cualquier voto constitucionalista (Vox, por supuesto, no lo es) con independencia de su adscripción en la vieja dicotomía social.

II. India, Filipinas

1. De Carlos Valmaseda (9.10.2020):
La semana pasada publiqué en nuestra web un artículo sobre dos de los casos más conocidos de la actual ola represiva en India: Bhima Koregaon y los manifestantes contra la reformad de la ley de ciudadanía (http://espai-marx.net/?p=8266). El goteo de detenciones, dos años después de los acontecimientos en Koregaon, siguen. Hoy le ha tocado a un activista por los derechos de los dalits de 82 años. Smiti Sharma. Es jesuita.