Lluís Rabell, «Y en eso, llegó la política»

Otro excelente artículo del fuera diputado de CSQEP. https://lluisrabell.com/2019/06/16/y-en-eso-llego-la-politica/

Copio una de sus reflexiones:
«Esperemos que valeroso paso al frente de Ada Colau deje atrás, definitivamente, esa etapa de inmadurez y de ambivalencia acomplejada ante el discurso moral del independentismo. No ha sido sin duda una decisión fácil. Pero, al final, ha habido que rendirse ante la evidencia y tomar una decisión – aunque haya sido arrastrando los pies y casi pidiendo perdón. Por suerte los hechos cuentan más que los discursos. Un tripartito progresista era imposible en Barcelona. Y no por incompatibilidades en los programas electorales, ni tampoco por sectarismos partidistas. Lo era porque ERC está inmersa en una lucha a muerte por la hegemonía nacionalista y quería hacerse con el Ayuntamiento para ponerlo al servicio de su estrategia. No había más gobierno de izquierdas posible que uno de coalición con el PSC. Eso implicaba dar con la puerta en las narices a Maragall… y aceptar los votos de Manuel Valls. Es decir, recomponer la alianza con quienes fueron expulsados del gobierno municipal por apoyar el 155. Y, por si fuera poco, encajar los aplausos de quien, sin complejos y ante la presencia de Joaquim Forn, declara que “aquí no hay presos políticos, ni exiliados”. Adiós a la edad de la inocencia. Llega la hora de ejercer un auténtico liderazgo.»

Entrevista con Armand Balsebre y Rosario Fontova sobre Las cartas de Elena Francis (y II*)

Entrevista con Armand Balsebre y Rosario Fontova sobre Las cartas de Elena Francis (y II*)

Un paquete de cartas está centrado en la violencia doméstica, en el desprecio total hacia las mujeres como norma no cuestionada.”

Armand Balsebre, catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la UAB, es autor de El lenguaje radiofónico (Cátedra, 2012, 6ª edición) e Historia de la radio en España (Cátedra, 2001-2002, dos volúmenes). Junto a Rosario Fontova ha publicado Las cartas de La Pirenaica. Memoria del antifranquismo (Cátedra, 2014). Rosario Fontova es además autora de La Model de Barcelona. Històries de la presó (Generalitat de Catalunya, 2010). Nos centramos en esta conversación en la última de sus publicaciones conjuntas: Las cartas de Elena Francis. Una educación sentimental bajo el franquismo, Madrid, Cátedra, 2018, 510 páginas

Nos habíamos quedado aquí. Las oyentes, los oyentes aunque fueran menos, ¿pensaban que les respondía entonces una persona muy sabia y muy humanista e incluso feminista?

Elena Francis, un ente inexistente, era respetadísima, incluso reverenciada. Las mujeres que le escribían confiaban ciegamente en ella y la consideraban una mujer sabia cuyos “acertados consejos” iban a seguir a rajatabla. Hay mucha soledad y desamparo en esa especie de idolatría. Y da escalofríos pensar que su opinión rompió muchas relaciones personales, de amistad y familiares. No era en absoluto feminista. Lo único que no se le puede reprochar es que aconsejaba habitualmente a las jóvenes que estudiaran y se formaran. Continuar leyendo «Entrevista con Armand Balsebre y Rosario Fontova sobre Las cartas de Elena Francis (y II*)»

En la muerte de Marta Harnecker

TopoExpress dio cuenta el pasado domingo 16 de junio del fallecimiento de la autora de «Los conceptos fundamentales del materialismo histórico» con estas palabras:
«Con mucha tristeza y profundo dolor hemos de comunicar que nos ha dejado una gran amiga de El Viejo Topo: Marta Harnecker. Mujer excepcional, siempre al lado de los trabajadores, de la revolución, del socialismo. Descanse en paz». 
A continuación reproducía el capítulo XII del libro de la autora Ideas para la lucha (https://www.elviejotopo.com/topoexpress/no-confundir-los-deseos-con-la-realidad-evitar-autoenganarse/)

En la página de rebelión del lunes 17 de junio se incluían las siguientes entradas:

1. “Falleció Marta Harnecker, importante figura de la izquierda latinoamericana”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=257228

2. “Rebelión amplía la recopilación de las obras completas de Marta Harnecker (actualizado hasta 2015)”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=87882&titular=rebeli%F3n-ampl%EDa-la-recopilaci%F3n-de-las-obras-completas-de-marta-harnecker-con-la-inclusi%F3n-de

En la página de rebelión del martes 18 de junio se incluían las siguientes entradas:

1. Ximena de la Barra, “Marta Harnecker, luchadora incansable” http://www.rebelion.org/noticia.php?id=257276

2. Evaristo Marcano Marín, “Marta Harnecker: Un tesoro de los pueblos” http://www.rebelion.org/noticia.php?id=257274

 

 

 

 

La rotación del capital. Capital fijo y capital circulante.

La nueva lectura de Marx de Michael Heinrich (XXXII)

La rotación del capital. Capital fijo y capital circulante

Mientras todo lo sólido se disuelva en el aire, la vivida descripción presente en El capital de las fuerzas que gobiernan nuestras vidas -y de la inestabilidad, la alienación y la explotación que generan- nunca perderá su resonancia o su poder para analizar el mundo. Tal como concluía el artículo publicado en el New Yorker en 1997: “Valdrá la pena leer sus libros mientras perdure el capitalismo.” Lejos de acabar enterrado bajo los escombros del Muro de Berlín, Marx acaso esté ahora emergiendo en todo su sentido. Todavía cabe la posibilidad de que se convierte en el pensador más influyente del siglo XXI.
Francis Wheeen (2007)

Seguimos en el capítulo VI: “La circulación del capital”, pp. 175-184, uno de los más breves del libro. Lo forman tres apartados, en el segundo de ellos: “La rotación del capital. Capital fijo y capital circulante”, pp. 179-181.

Un breve comentario al final de todo de Manuel Martínez Llaneza. Continuar leyendo «La rotación del capital. Capital fijo y capital circulante.»

Notas, traducciones, conferencias, textos y artículos de Manuel Sacristán (1925-1985) publicados en la revista mientras tanto

Notas, traducciones, conferencias, textos y artículos de Manuel Sacristán (1925-1985) publicados en la revista mientras tanto

Fueran varias las referencias y reflexiones de Manuel Sacristán (1925-1985) en torno a una revista, heredera de Materiales, esencial para las izquierdas españolas (y no sólo españolas) durante muchos años, décadas incluso.

Él mismo ayudó a fundarla (también la dirigió hasta su fallecimiento) en 1979, junto con su esposa Giulia Adinolfi y otros compañeros y amigos. Inicialmente: Rafael Argullol, María José Aubet, Miguel Candel, Antoni Domènech, Paco Fernández Buey y Ramón Garrabou. En el tercer número se sumaron Ezequiel Baró, Enric Pérez Nadal, Víctor Ríos y Eduard Rodríguez Farré. Pocos números después se incorporarían, entre otros, Juan-Ramón Capella, Albert Recio o Miguel Angel Lorente. También compañeros más jóvenes. Enric Tello, Jorge Riechmann o Ernest Cañada por ejemplo.

Un primer ejemplo de las observaciones [1] del traductor de El capital sobre la revista. En diálogo con la publicación mexicana UnomásUno:

1. P. Hay algunos temas actuales que se abordan desde el marxismo: la ecología, la crítica a una ciencia económica y a una práctica política alejadas de la solución de la crisis general del capitalismo…
R. Soy director, en Barcelona, de una revista que se llama mientras tanto, de la que han salido doce números. La redacción de la revista es un grupo de personas de pensamiento marxista radical, en su mayoría procedentes del Partido Comunista y que principalmente se proponen trabajar la integración de los nuevos problemas de la civilización industrial en el pensamiento de la tradición socialista revolucionaria. En la práctica abordamos esa tarea en colaboración con los pequeños partidos marxistas revolucionarios, con grupos anarquizantes, con grupos ecologistas y antinucleares y con movimientos alternativos, como feministas, etcétera.

Continuar leyendo «Notas, traducciones, conferencias, textos y artículos de Manuel Sacristán (1925-1985) publicados en la revista mientras tanto»

Darwin, Marx y las dedicatorias de El Capital

Darwin, Marx y las dedicatorias de El Capital

Para Jaume Josa

Aquel que entienda al babuino contribuirá a la metafísica más que John Locke
Charles Darwin, cuaderno D, agosto de 1838.

[Óscar Carpintero me señaló amablemente el artículo de S. Jay Gould, que yo desconocía hasta entonces. Manuel Talens ha revisado el artículo con cuidado, me ha señalado erratas y errores, le ha dado forma y lo ha tratado con el mimo al que nos tiene acostumbrados. Gracias, muchas gracias a ambos]

Maestro, periodista, compañero y amigo de Marx, miembro del comité de correspondencia comunista de Bruselas entre 1846 y 1847 y de la oficina central de la Liga de los Comunistas, redactor de la Nueva Gaceta Renana entre 1848 y 1849, emigrado a Suiza en 1849 y a Inglaterra en 1851, Wilhelm Friedrich Wolf falleció en 1864. Tres años más tarde, su amigo le dedicaba el libro I de El Capital, la única parte que llegó a publicar en vida, con las siguientes palabras [1]: «Dedicado a mi inolvidable amigo, valiente, fiel, noble luchador adelantado del proletariado, Wilhelm Wolff. Nacido en Tarnau el 21 de junio de 1809. Muerto en el exilio en Manchester el 9 de mayo de 1864″
El sentido texto de Marx nos conduce a una historia paralela sobre las dedicatorias de su gran clásico, historia en la que el autor de El origen de las especies, cuyo doble aniversario celebramos este año [2], está muy presente. Vale la pena recordarla en pocas líneas.
Norte de Londres, 17 de marzo. Marx había fallecido tres días antes. Su amigo, camarada y colaborador Friedrich Engels le despedía con un emotivo discurso en el cementerio de Highgate. Entre los asistentes, dos científicos naturales [3], el químico Schorlemmer, profesor en Manchester, un antiguo compañero político de Marx y Engels que había combatido en Baden en el levantamiento de la revolución de 1848, y el biólogo darwinista E. Ray Lankester [4]. El autor de La situación de clase obrera en Inglaterra, como en su día apuntara el gran marxista italiano Valentino Gerratana, unía probablemente por vez primera los nombres del amigo desaparecido y del científico británico:»De la misma forma que Darwin ha descubierto las leyes del desarrollo de la naturaleza orgánica, Marx ha descubierto las leyes del desarrollo de la historia humana Continuar leyendo «Darwin, Marx y las dedicatorias de El Capital»

El monopolio de las mentiras

La última sabatina intempestiva de Gregorio Morán: “El monopolio de las mentiras” https://www.vozpopuli.com/opinion/monopolio-mentiras-boris-johnson-donald-trump_0_1254475754.html. «Boris Johnson sigue la estrategia que llevó a Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos y ha hecho de las mentiras una política de Estado».
Abre con estas palabras:
El diputado conservador Boris Johnson recorrió Gran Bretaña con un autobús donde se podía leer algo así como: “Cada día damos a la Unión Europea 350 millones de libras”. Dado que se trataba de una información rotundamente falsa fue denunciado y llevado a los tribunales. La magistrada Anne Rafferty, con ese desparpajo que suelen usar los jueces para conciliar sus ideas con las leyes, rechazó seguir adelante con el procedimiento y exclamó admirada de sí misma, y quizá también de su acendrado sentido del humor ‘british’: “Nos ha convencido, lo ha logrado y desestimamos la petición de comparecencia”. La mentira acababa de ser legalizada entre los monopolistas de la verdad.”

Artículos, notas, traducciones y cartas de Francisco Fernández Buey publicados en la revista mientras tanto

Artículos, notas, traducciones y cartas de Francisco Fernández Buey publicados en la revista mientras tanto

Papeles de relaciones ecosociales y del cambio global

Para los lectores/as y autores/as de una revista imprescindible

Totalmente de acuerdo [con Jaume Botey]. Te pongo un ejemplo: en el año 79 u 80, en la redacción de Mientras Tanto tuvimos una discusión sobre el tema de la miseria, el hambre, la calle. Empecé a plantear cómo veíamos y qué alternativa teníamos al problema de la pobreza en la calle. Es muy llamativo. Ves en TV gente que te pregunta: ¿y usted qué hace cuando se encuentra a la entrada del metro de Madrid o de Barcelona una multitud de pobres que piden?, ¿qué hace usted? Para mí, la definición respecto de «qué hace usted» es mucho más importante que la manifestación teórica de los principios ideológicos. Es decir, ¿qué hace un marxista ante esto? Pues puede hacer dos cosas. La primera, si es un leninista estricto, puede hacer lo que hizo el Lenin joven: «nada de dedicarse a la alfabetización de los campesinos, porque lo que nos interesa es profundizar las contradicciones que llevaran…». La conclusión de eso hace tiempo que la sé, y Lenin cuando se estaba muriendo también: empezar a alfabetizar a la gente 20 años después, en condiciones mucho peores que las de 20 años antes y diciendo que no puede haber socialismo con analfabetos.
Mi punto de vista es que no hay cultura laica que dé respuesta a los grandes problemas de la humanidad, la pobreza, la droga, la emigración, etc.. ¿A dónde lleva una reflexión como esta? Pues a una consideración sobre los movimientos religiosos de hoy día: ¿por qué la religión, a pesar del momento tan reaccionario como el que hay, presenta tanto atractivo para tanta gente pobre? Pues porque por lo menos atiende los problemas verdaderamente graves para una parte importante de la humanidad. Igual desde la otra perspectiva: ¿por qué hay tanto fundamentalismo en el mundo? Pues porque el fundamentalismo religioso es, si queremos lo podríamos llamar como lo llamaba Marx, «el suspiro de la criatura oprimida». ¡De acuerdo! Pero hay momentos en los que atender el suspiro de la criatura oprimida es más importante que la duda eterna y evidentemente más que el poder establecido.
Francisco Fernández Buey (2012)

Un breve apunte sobre el autor, innecesario, seguramente y también sobre mientras tanto.
Profesor de metodología de las ciencias sociales en las universidades de Barcelona y Valladolid, catedrático de Filosofía Moral y Política en la Universidad Pompeu Fabra, Francisco Fernández Buey (1943-2012), marxista y comunista democrático hasta el final de sus días, fue maestro de varias generaciones de profesores y estudiantes universitarios y de muchos ciudadanos y ciudadanas comprometidos con causas emancipatorias. Su firme compromiso poliético desde muy joven, su filosofar desde abajo, su ciencia y filosofía con conciencia, su activismo en el SDEUB, en el Sindicato Democrático de Estudiantes de la universidad de Barcelona, y en el Partido Socialista Unificat de Catalunya, el partido de los comunistas catalanes, le acarrearon persecuciones policiales y expulsiones de las que él nunca alardeó. La modestia y un interés filosófico profundo por todo lo humano, también por la Naturaleza maltratada y expoliada, fueron dos de sus características centrales junto con una total ausencia de sectarismo. Basta pensar en su profunda y dilatada relación con colectivos cristianos de base de los que siempre admiró su coherencia y su praxis.

Continuar leyendo «Artículos, notas, traducciones y cartas de Francisco Fernández Buey publicados en la revista mientras tanto»

En la muerte de Rafael Sánchez Ferlosio (1927-2019)

En la muerte de Rafael Sánchez Ferlosio (1927-2019)

Para MIS, que habló con él con naturalidad sobre el calor del mediodía, su escoba, su cubo y sus trabajos de limpieza en el palacete familiar: tres años después de aquel 2 de abril

Siguen ardiendo las pérdidas.

He visto al autor de El Jarama tres veces en mi vida (la última vez, en Coria del Río, con mi esposa-compañera, Mercedes Iglesias Serrano, con la que estuvo muy afable y simpático; conmigo -la verdad es la verdad la diga Agamenón, el porquero o el que suscribe- no tanto) y he hablado con él, en total, apenas 15 minutos en mi vida. Tal vez menos. De nada sustantivo.

No conseguimos entrevistarle cuando Pere de la Fuente y yo mismo preparamos el Acerca de Manuel Sacristán. Tampoco cuando, unos diez años después, Xavier Juncosa dirigió los documentales “Integral Sacristán” (Se los sigo recomendando). Continuar leyendo «En la muerte de Rafael Sánchez Ferlosio (1927-2019)»