Elecciones en Portugal. Sobre el PCP

Del historiador y miembro de Espai Marx, José Luis Martín Ramos.

Haciendo un repaso de las elecciones desde 2011 hay observaciones a hacer:
1) Las de 2024 han sido las de mayor participación en todo el período (66,2% frente a porcentajes en torno al 50% e incluso del 48,6 % en 2019).

2) El PCP no ha dejado de perder votos desde 2019; en las elecciones de 2005, 2009, 2011 y 2015 tuvo una votación semejante con ligeras pérdidas explicables por el envejecimiento de su electorado, manteniendo una cifra de diputados entre 14 y 15. y 17 diputados en 2015.

3) La «jeringonza» le fue muy bien al P. Socialista, pero no al PCP, que bajó del 8,3%- un porcentaje que es el que venía produciéndose desde los últimos años de Alvaro Cunhal- al 6,3% y de 17 a 12 diputados; quizás no se calibró demasiado el retroceso porque la baja participación de aquel año (48,6%) le permitió al PCP obtener 12 diputados (lo que no parecía un retroceso tan grande, dadas la cifras en las elecciones de 2005, 2009 y 2011)

4) Las elecciones de 2022 repitieron la caída, pasando de 6,3% al 4,3%, y ahora sí perdiendo un número importante de diputados, al no quedar enmascarado el retroceso como en las elecciones anteriores por una baja participación).

5) El resultado de 2024 sigue la tónica del retroceso, aunque el ritmo de la caída se ha frenado algo, quizás por esa participación en la campaña de militancia joven. Ya veremos si eso ha sido así y se produce un rebote en la movilización y el apoyo social al PCP o no.

6) La pérdida en el Sur es sensible simbólicamente, duele como dice José Sarrión; se ha perdido la mitad del electorado en Évora entre 2015 y 2024 (de 18.576 a 9.771) y algo menos en Beja (de 18.592 a 11.750): pero donde más se ha retrocedido ha sido en las zonas industriales, en Lisboa (de 113.406 a 49.341 entre aquellas fechas), y Porto (de 65.560 a 26.500).

Los retrocesos cuantitativamente «suaves» de comienzos del XXI podían entenderse por el envejecimiento del electorado comunista, el retroceso del proletariado industrial; pero esa caída entre 2015 y 2024 no puede tener esas claves; son una caída que reflejan un error político. Habrá que ver como lo discuten los comunistas portugueses. Hasta ayer se tendía a considerar que había sido un error apoyar al gobierno de Antón Costas sin participar en él, con lo que los comunistas se hicieron corresponsables de la gestión socialista sin poder desarrollar ninguna parcela de gestión propia con la que reivindicarse, diferenciarse.

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles de relaciones ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *