Reseñas de mientras tanto

Dos reseñas aparecidas en el mientras tanto de julio que deberían merecer nuestra atención.

La primera es Miguel Muñiz: Reseña de El catalanismo, del éxito al éxtasis, de Martín Alonso, Volúmenes I, II y III (2014, 2015, 2016), El Viejo Topo, Barcelona: «De los más completos y minuciosos» (conviene no perderse tampoco el artículo que dedica a la serie Chernóbyl). http://www.mientrastanto.org/boletin-181/la-biblioteca-de-babel/el-catalanismo-del-exito-al-extasis

La segunda es de Ramón Campderrich Bravo: Reseña de Armas de destrucción matemática. Cómo el big data aumenta la desigualdad y amenaza la democracia, de Cathy O’Neil, Capitán Swing, Madrid, 2017, 269 págs. «Sobre el enorme poder de control y manipulación sociales generado por la tecnología de big data.»  http://www.mientrastanto.org/boletin-181/la-biblioteca-de-babel/armas-de-destruccion-matematica Continuar leyendo «Reseñas de mientras tanto»

Donde la ciudad adquiría su verdadero nombre (Recuerdos, disculpas, agradecimientos y un breve apunte moral)

Donde la ciudad adquiría su verdadero nombre

(Recuerdos, disculpas, agradecimientos y un breve apunte moral)

Nota edición, julio de 2019: un instituto de secundaria de Santa Coloma de Gramenet, una ciudad obrera pegada a Barcelona, ha celebrado a lo largo del curso 2018-2019 sus primeros cincuenta años. En ese instituto, el Puig Castellar (lleva el nombre de un poblado ibérico de la ciudad), he trabajado durante 35 años, desde septiembre de 1982 hasta el 1 de octubre de 2017.
Se ha editado un libro como recuerdo con textos y testimonios de profesores, ex alumnos y trabajadores no docentes. Mi contribución es este escrito que pueden leer a continuación. Continuar leyendo «Donde la ciudad adquiría su verdadero nombre (Recuerdos, disculpas, agradecimientos y un breve apunte moral)»

Entrevista a José Alberto Cuesta Martínez sobre «Decrecer para sobrevivir».

Entrevista a José Alberto Cuesta Martínez sobre Decrecer para sobrevivir

La necesidad del decrecimiento está totalmente respaldada por el conocimiento científico existente.”

José Alberto Cuesta Martínez (Palencia, 1976) es doctor en Geografía por la Universidad de Salamanca dentro del programa interdisciplinar “El medio ambiente natural y humano en las Ciencias Sociales”. Es autor de Filosofía crítica y crítica ecosocial (Ediciones del Serbal, 2006) y de Ecocinismos (Biblioteca Buridán, 2011). Además es cofundador del grupo de decrecimiento “Hasta aquí hemos llegado”. Actualmente ejerce como profesor de Geografía e Historia en Enseñanza Secundaria.

Me centro en su último libro. Mil temas sobre los que preguntar, me van a quedar muchas cuestiones en el tintero. Empiezo por el título: Decrecer para sobrevivir. ¿Qué significa aquí decrecer? ¿Producir menos? ¿En todas las ramas de la producción y de servicios? ¿En todos los países?

Decrecer significa que, una vez constatado que nuestro consumo y nuestras emisiones de residuos han superado la capacidad de carga del planeta, las poblaciones opulentas han de reducir su consumo para permitir una vida digna a las poblaciones empobrecidas y garantizar la sostenibilidad ambiental, y poner freno al calentamiento global. Significa producir y consumir menos, pero no en todos los lugares y en todos los sectores de la producción. Será necesaria una drástica reducción de la producción industrial, del transporte y del turismo. Pero habrá que tratar de mantener la producción de alimentos que, con menor energía fósil requerirán de más trabajo humano, al igual que otros servicios menos intensivos en energía como la educación o los cuidados. Continuar leyendo «Entrevista a José Alberto Cuesta Martínez sobre «Decrecer para sobrevivir».»

Precio de coste, beneficio y tasa de beneficio. Categorías y mistificaciones espontáneas

La nueva lectura de Marx de Michael Heinrich (XXXIV)

Precio de coste, beneficio y tasa de beneficio. Categorías y mistificaciones espontáneas

El libro tercero se compone de 7 secciones agrupadas en tres subconjuntos. Las dos primeras tratan, respectivamente, de la transformación de la plusvalor en ganancia y la transformación de la ganancia en ganancia media. La sección III analiza los distintos aspectos de la ley de la baja tendencial de la tasa de ganancia. Por último, las secciones IV a VII tratan, sucesivamente, del capital comercial, el que “devenga interés”, la renta de la tierra y los réditos.
Diego Guerrero (2008)

Cuanto más tiempo paso en Wall Street -dijo el banquero- más convencido estoy de que Marx tenía razón. Hay un premio Nobel a la espera de un economista que resucite la obra de Marx y la convierta en una teoría coherente. Estoy plenamente convencido de que los planteamientos de Marx son la mejor forma de analizar el capitalismo.
John Cassidy (Corresponsal de economía del New Yorker, 1997, conversando con un banquero británico que trabajaba en Nueva York).

Estamos en el capítulo VII: “Beneficio, beneficio medio y la “ley de la caída tendencial de la tasa de beneficio”, pp. 185-199. Tres apartados también, como el VII. Veamos un resumen del primero de ellos. No dejen de leer el excelente comentario crítico (al final de todo) del profesor Manuel Martínez Llaneza. Continuar leyendo «Precio de coste, beneficio y tasa de beneficio. Categorías y mistificaciones espontáneas»

Algo más sobre putas, guarras, zorras e hijas de puta, y dos apuntes más sobre una niña que pintó la bicolor, y una periodista borde y, lo que es mucho peor, española

[Crónicas sabatinas] ¡Contra las imposturas, contra los incendiarios!

Algo más sobre putas, guarras, zorras e hijas de puta, y dos apuntes más sobre una niña que pintó la bicolor, y una periodista borde y, lo que es mucho peor, española

En estas condiciones cada vez se hace más difícil defender la política de distensión y de tender puentes para establecer un diálogo con aquellos que no quieren dialogar y únicamente persiguen imponer sus planteamientos excluyentes. Por solo poner dos ejemplos: en la ley de transitoriedad aprobada por el Parlament de Catalunya se eliminaba la separación de poderes entre el ejecutivo y el legislativo, otorgando al president de la Generalitat la facultad de nombrar a los jueces del Tribunal Supremo y se establecía que las leyes aprobadas por la cámara catalana no podían ser recurridas ante ninguna instancia judicial. En el borrador de la Constitución catalana, elaborada por el juez Santiago Vidal, se contemplaba la ilegalización de los partidos no independentistas y se instauraban unos requisitos sumamente restrictivos para adquirir la nacionalidad catalana y disfrutar de plenos derechos políticos. Es decir, un ordenamiento político-jurídico sensiblemente menos democrático que en el denostado Estado español.
Antonio Santamaría (2019)

Lo hemos afirmado muchas veces: el “procés” oculta uno de los procesos más intensos de desposesión de las clases populares en todo el Estado. Los recortes practicados están entre los más altos del país. Los informes de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales dibujan una situación dramática. En servicios sociales, con un 19,96%, Cataluña es la campeona de los recortes (la media española se sitúa en el 7,7%). En el período de gobierno de los señores Mas, Puigdemont y Torra, cinco comunidades han recuperado el gasto social previo al 2009 (Baleares, Navarra, País Vasco, Cantabria, Asturias y C. Valenciana), mientras que Cataluña ha recortado en ese período un total de 4.134, millones. Cataluña dedica un 55,45% del presupuesto a Servicios sociales siendo la media española del 61,4%. La situación es especialmente sangrante en dos aspectos claves: en Sanidad: la media de recortes en España fue del 9,34%. en Cataluña, el 27.51%. ¡Cuántos muertos, cuantas desgracias familiares, cuanto sufrimiento ocultan estas cifras! El segundo gran grupo de recortes es el destinado a la educación catalana. Se ha recortado el 12% (no se distingue entre privada o púbica); la media en España es del 6.9%. El precio medio de una matrícula universitaria en Cataluña supera los 2.000 euros/año; en el resto de España, no alcanza los 1.200 euros/año. En Madrid, esta cifra alcanza casi los 1.500 euros/año…
Eduardo Luque (2019)

Si la izquierda fuera capaz de analizar bien este tema, es muy posible que no hubiéramos llegado donde estamos. La izquierda mantiene una alianza con los nacionalismos periféricos y no quiere importunarles en este tema que es tan importante para ellos -una línea roja para el nacionalismo-. La izquierda no tiene discurso propio en el tema lingüístico y solo ve blanco o negro: o se está a favor de la inmersión o se es un aznarista. Hay que trabajar mucho para que la izquierda comprenda que ellos están colaborando, indirectamente, en la ruptura del país cuando apoyan políticas lingüísticas enfocadas a crear naciones diferenciadas en España. Cuesta mucho porque son muchos años de tergiversación nacionalista de las lenguas además de una ausencia de discursos públicos sobre los derechos lingüísticos de la ciudadanía. La izquierda, que hace bandera de la defensa de los derechos ciudadanos, cuando se trata de las lenguas, ignora que los ciudadanos también deberíamos poder ejercer nuestros derechos lingüísticos. Una lástima. Hay que seguir insistiendo en que la izquierda debe tener un discurso propio, justo y ecuánime en este tema, centrado en el respeto a la diversidad lingüística del país —la cual, lógicamente, también incluye al español— y los derechos lingüísticos de los ciudadanos y ciudadanas.
Mercè Vilarrubias (2019)

Tres apuntes iniciales. Para que no habite nuestro olvido:

1. La opción de don Ernest como candidato a la alcaldía de Barcelona fue una decisión-imposición política, saltándose las normas de la propia organización y los procesos de elección internos ya efectuados, de don Oriol. El fracaso político del primero es también fracaso político del segundo. Continuar leyendo «Algo más sobre putas, guarras, zorras e hijas de puta, y dos apuntes más sobre una niña que pintó la bicolor, y una periodista borde y, lo que es mucho peor, española»

En respuesta a Pedro Carlos González Cuevas «Desde la izquierda “chiflada” a la derecha dura, descortés, insultona y un pelín desinformada (y III*)»

En respuesta a Pedro Carlos González Cuevas

Desde la izquierda “chiflada” a la derecha dura, descortés, insultona y un pelín desinformada (y III*)

Nos habíamos quedado en este punto, en las fuentes de información usadas para acusar a Sacristán de homofobia o término-insulto afín. Apuntábamos dos nombres para estar bien informados: Luis Goytisolo y Gregorio Morán. El primero, por implicación directa; el segundo como reconocido estudioso de la historia del partido comunista. Hay más nombres.

En Cosas que pasan [31], el novelista y académico barcelonés señala:
Sin embargo, contrariamente a la versión que corrió por Barcelona en aquel entonces [SLA: y mucho tiempo después, y una y otra vez] y que hasta el mismo Gil de Biedma daba por buena, quien vetó su solicitud de ingreso en el PCE no fue Sacristán sino Miguel Núñez.

El autor de Las afueras, que sorprendentemente ha permanecido en silencio durante años y años sin decir ni pío sobre el tema, dice recordar bien lo sucedido con el asunto de la solicitud de militancia:
Fue a mi a quien Jaime [Gil de Biedma] hizo la petición de ingreso, que yo transmití a la dirección, convencido de que no había problema. Y fue Miguel Núñez quien días después me sacó de mi error, al hacerme saber que la petición no podía ser aceptada. “Los maricones, cuando son detenidos, cantan. Hay precedentes: el caso Landínez”, me dijo. Continuar leyendo «En respuesta a Pedro Carlos González Cuevas «Desde la izquierda “chiflada” a la derecha dura, descortés, insultona y un pelín desinformada (y III*)»»

“UE, ¿hay alguien ahí?”, de Rafael Poch de Feliu.

Un nuevo artículo (imprescindible como todos los suyos) del autor de La gran transición: Mientras Estados Unidos coquetea con una nueva guerra en el Golfo, la Unión Europea ni está, ni se le espera. “UE, ¿hay alguien ahí?”, https://rafaelpoch.com/2019/06/26/ue-hay-alguien-ahi/#more-307

Las palabras de cierre de Rafael Poch de Feliu:
Las cosas no están mejor en Berlín, donde en la última conferencia de prensa del gobierno parecía entenderse que los iraníes son los responsables de la tensión creada en la región. Mientras tanto, es desde Alemania, desde la base de Ramstein, donde se dirigen los ataques de drones de Estados Unidos que vienen matando gente en medio mundo. Por ese motivo, el sábado habrá una manifestación de protesta en Ramstein.
Los motivos de guerra de Washington siguen pareciendo grotescamente oscuros, tanto en lo relativo a los ataques a los petroleros como en el asunto del dron abatido. El armador japonés de uno de los petroleros insiste en que su barco fue atacado por un “objeto volante”, quizás un dron, y no mediante la colocación de minas en los cascos como afirma la versión americana. Respecto al aparato abatido, Irán dice que fue sobre su territorio, mientras que la administración americana afirma que fue destruido fuera del espacio aéreo. La cuestión cambia poco, pues la práctica internacional establece que cualquier aparato que se acerque al espacio aéreo de un país debe identificarse y si no lo hace puede ser abatido. En Estados Unidos esa “zona de identificación” es de 200 millas (322 kilómetros), con lo que en cualquier caso no parece que los iraníes hicieran algo extraordinario.
Sea como sea, en los propios Estados Unidos la guerra no es particularmente popular. Una encuesta recién divulgada por Hill-HarrisX del pasado fin de semana muestra un 58% de partidarios de evitar un choque militar, de los que el 48% pide “acción diplomática”. Solo un 5% de los americanos se declara a favor de la guerra, con otro 19% partidario de “ataques restringidos”. No será la UE quien complique esta nueva locura, si de verdad llega a armarse.

“A sangre fría” sobre el calentamiento global y las derivadas anexas del desarrollismo capitalista y la búsqueda del beneficio insaciable. Agua y océanos.

A sangre fría” sobre el calentamiento global y las derivadas anexas del desarrollismo capitalista y la búsqueda del beneficio insaciable. Agua y océanos.

El cambio climático está relacionado con todos los componentes del sistema climático. El océano es un componente del sistema climático, luego el cambio climático está relacionado con el océano. Puro silogismo. La pregunta es ¿por qué el océano es un componente del clima? La respuesta sencilla ya la he comentado antes diciendo que el océano es el “sistema de calefacción” a escala planetaria. Quizás deberíamos decir, de climatización puesto que no sólo calienta sino que refresca, a veces. En realidad, hablar de clima es hablar de cómo se reparte la energía que el planeta recibe desde el Sol, la mayor parte de la cual se devuelve al espacio pero una fracción se queda y permite, entre otras cosas, que nosotros estemos hablando. Los cuerpos asimilan esta energía en forma de lo que llamamos “calor” y se “ponen” a una determinada temperatura de acuerdo con este calor. Un recipiente con agua a 80°C contiene más calor que si el agua está a 20°C. Lo que ya no es tan evidente es que si en vez de llenarlo de agua, le ponemos arena seca a 80°C contendría menos calor que con agua a 20°C. Es decir, el calor específico del agua es superior al de la arena, por lo que ésta es más fácil de enfriar o calentar que el agua. Si comparamos el calor específico del aire y el agua, la diferencia es de 1 a 5 pero, además, como el agua es mucho más densa, si comparamos la capacidad calorífica de toda la atmósfera con la de todo el océano, la diferencia es de 1 a más de 1.000. Esto se complica con la evaporación y condensación. En estos procesos, los requerimientos de energía son muy superiores a los que hacen falta para modificar la temperatura. Cuando el agua del mar se evapora, se lleva energía del mar. Es decir, éste se enfría. Es lo que hacemos para enfriar la sopa, soplando sobre el plato para facilitar la evaporación de una pequeña parte del agua que contiene la sopa. Cuando este vapor condensa en forma de diminutas gotas de agua que forman una nube, el calor extraído al mar se devuelve a la atmósfera. Etc, etc.
En resumen, el océano no sólo es un componente esencial del clima sino que es el más importante.
Jordi Salat (2019)

. Número de personas en el mundo que siguen sin tener acceso al agua potable: más de 2.000 millones

. Número de personas que tendrán que dejar su hogar por falta de agua antes de 2030: unos 700 millones. Continuar leyendo «“A sangre fría” sobre el calentamiento global y las derivadas anexas del desarrollismo capitalista y la búsqueda del beneficio insaciable. Agua y océanos.»

La nueva lectura de Marx de Michael Heinrich (XXXIII). La reproducción del capital social global

La nueva lectura de Marx de Michael Heinrich (XXXIII)

La reproducción del capital social global

El 17 de julio de 2005, el programa de la BBC In Our Time organizó una votación entre los espectadores para elegir el mayor filósofo de la historia, y éste fue el resultado: 1. Carlos Marx, 27,93%. 2. David Hume, 12,67%. 3. Wittgenstein, 6,80%. 4. Nietzsche, 6,49%. 5. Platón, 5,65%. 6. Immanuel Kant, 5,61%, etc.
Diego Guerrero (2008)

Por esta razón, el análisis marxiano da una importancia fundamental a lo que Marx denomina la ley absoluta, general, de la acumulación de capital: “Cuanto más importante es la riqueza social, teniendo en cuenta el capital, su volumen y su crecimiento (…), más considerable es el ejército industrial de reserva”. Esta relación entre acumulación de capital, ejército activo de personal asalariado y ejército industrial de reserva, tiene como consecuencia, “encadenar al obrero al capital de forma aún más sólida de la que Hefesto encadenó a Prometeo a una roca”. Por esta razón, Marx, enemigo declarado de las cadenas modernas de explotación del trabajo humano, se alinea incondicionalmente del lado de “la cooperación sistemática entre clase obrera ocupada y personas paradas para que rompan o debiliten las dramáticas consecuencias de esta ley natural de la producción capitalista sobre su clase (…). Porque cualquier solidaridad entre personas ocupadas y personas paradas perturba la acción de esta ley”. Recapitulemos: 1º Se trata de una ley y no de un accidente pasajero ni de una disfunción ocasional del capitalismo, intrínsecamente vinculada a la producción capitalista; 2º Únicamente la lucha unitaria del proletariado ocupado y de personas paradas puede oponérsele. La omisión de esta doble conclusión, a la vez histórico-teórica y política significa falsificar burdamente el pensamiento de Marx.
Pietro Basso (2019)

Finalizamos el capítulo VI: “La circulación del capital”, pp. 175-184, uno de los más breves del libro. Tres apartados, en el tercero de ellos: “La reproducción del capital social global”, pp. 181-184. Continuar leyendo «La nueva lectura de Marx de Michael Heinrich (XXXIII). La reproducción del capital social global»

Intento de extorsión a Assange. Sin límites, sin escrúpulos, el “todo vale” vuelve a imponerse

Sin límites, sin escrúpulos, el “todo vale” vuelve a imponerse

Se me había pasado por alto. Fue mi compañera quien me facilitó la nota de José Maria Irujo, un periodista de investigación de El País, publicada el pasado jueves en el diario dependiente de las mañanas [1]. Tomo pie en ella. Al estilo de una novela breve de espionaje, sinvergüenzas y corrupciones (¡y de víctimas por supuesto, reales esta vez!), la cosa, más o menos, va de lo siguiente

Se celebró el pasado abril una reunión en el hotel Reina Victoria de Madrid en la que un “periodista” español José Martín Santos (condenado a tres años por estafa por otro caso y detenido -con uno de sus colaboradores- e investigado por un juzgado de Alicante) y dos informáticos intentaron vender a WikiLeaks imágenes, vídeos y documentos personales de un más que presunto espionaje a Julian Assange durante su estancia en la Embajada de Ecuador en Londres. La reunión fue grabada con la ayuda de la policía española. En los audios a los que se ha tenido acceso, los –digamos- presuntos extorsionadores afirman que había micrófonos en la Embajada y que todo el material se entregaba al embajador. Continuar leyendo «Intento de extorsión a Assange. Sin límites, sin escrúpulos, el “todo vale” vuelve a imponerse»