Carlos Valmaseda sobre Kerala

Una aproximación del compañero de Carlos Valmaseda de Espai Marx a la situación política de Kerala.

Quizá ya estéis hartos de información sobre Kerala. Después de todo, es uno entre tantos estados en India. Pero los retos a los que se enfrenta una coalición de izquierdas en el mundo actual, porque a pesar de no ser Occidente la situación política en esa zona presenta algunas características comunes (consumismo, atomización, debilitamiento del movimiento obrero y campesino…) me parece que es una experiencia que vale la pena conocer.
En las últimas semanas se ha constituido allí el nuevo gobierno y ha habido bastante polémica: todos los ministros, incluida la muy popular ministra de sanidad, han salido del gobierno, excepto el Chief Minister, que además ha metido a su yerno. Esto, que podría perfectamente oler a chamusquina, y así se ha presentado en la prensa en general, responde a un plan mucho más juicioso que nos explican en este artículo de The Wire: https://thewire.in/politics/kerala-pinarayi-vijayan-shailaja-cpim-authoritarianism. En él se desarrollan fundamentalmente dos aspectos:
-los tradicionales movimientos de masas en los que se apoyaba la izquierda se encuentran ahora mismo en cierto declive: el movimiento campesino y el movimiento obrero. La mayor parte de los cuadros de los gobiernos anteriores procedían de estos sectores. Ahora, mayoritariamente, del movimiento feminista, estudiantil y ecologista, lo que ha supuesto además un auténtico cambio generacional. La alcaldesa de la capital, por ejemplo, es una líder estudiantil de 21 años. Todo esto, que huele a Podemización, se ha realizado sin embargo en un marco de discusión de planificación popular, realizada durante muchos años con gran participación y movilización. En el seno del CPI(M), tras un pleno importante de discusión sobre esta línea de actuación en 2015, se celebraron además más de 50 seminarios locales.
El segundo aspecto es el de cómo se tomaron las decisiones. En lugar de ser una decisión exclusiva de Pinarayi Vijayan, el Chief Minister, fue una decisión colectiva del partido basada en el principio de que los cuadros no deben repetir mandato. Ante la cuestión de la popularidad incontestable de Shailaja, la ministra de sanidad saliente, se planteó la cuestión de su permanencia. Pero se decidió finalmente, y ella es miembro del Secretariado, que no debería haber excepciones. Se han creado, además, una especie de «comisarios políticos» para asegurar los vínculos con el partido. Los otros partidos que forman la coalición han acabado tomando medidas similares. Queda, por supuesto, la espinosa cuestión de que el Chief Minister también tendría que haber cambiado. Pero tiempo al tiempo…

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles de relaciones ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *