Entrevista a Salvador López Arnal y Jordi Mir Garcia

Entrevista a Salvador López Arnal y Jordi Mir Garcia
La hondura política y el compromiso social de Simon Weill son tan radicales como su misticismo”

Esther Peñas

Solidaridad Digital

El filósofo de inspiración comunista Francisco Fernández Buey resultó, junto al periodista y escritor José Jiménez Lozano, uno de los lectores más atentos y estimulantes de la obra de la francesa Simon Weill, siendo el suyo un pensamiento entregado a los desarrapados del mundo. Ajena a lo profano (en su sentido etimológico, estar fuera de lo sagrado), Weill se sentía tan incómoda delante de la curia como frente a las altas instancias intelectuales del partido. De familia pudiente, abandonó sus clases para trabajar en una fábrica, acudió a la Guerra Civil Española (siendo antimilitarista, no pacifista) y tuvo su epifanía en la localidad francesa de Solesmes. Su pensamiento es uno de los más radicales del pasado siglo.

Salvador López Arnal y Jordi Mir García han realizado una compilación del análisis de Fernández Buey en Sobre Simone Weill. El compromiso con los desdichados (El Viejo Topo). Continuar leyendo «Entrevista a Salvador López Arnal y Jordi Mir Garcia»

En el aniversario de Fukushima

Presentación de Espai Marx

«Nada,
ni el mar grisáceo,
ni el viento del sur que sopla durante el invierno,
ni las razas de los animales salvajes,
nada,
ni siquiera los dioses,
es más terrible que el hombre.
Porque todos esos seres son en virtud de su naturaleza,
han hecho, hacen y harán las mismas cosas
y  las facultades que les pertenecen han sido
otorgadas de una vez para siempre,
sin que puedan cambiarlas,
lo que son no proviene de ellos mismos,
no hicieron nada para lograrlo.
El hombre es el ser más terrible que existe
porque nada de lo que hace
puede ser atribuido a un don natural,
sino que es obra del mismo hombre».
Sófocles
, Antígona, Coro estásimo 1

«Es deinós quien justificadamene provoca terror, miedo, espanto -terrible, terrorífico, peligroso-. Esto nos lleva, mediante una de las más bellas producciones del sentido del griego, a: extraordinariamente fuerte, poderoso, sorprendente, admirable y probablemente también extraño. ¿Por qué sorprendente y admirable? Por ser alguien en grado sumo, diestro, sabio, maestro artesano, capaz de hallar siempre una solución, jamás desprovisto de medios (…) Los lexicógrafos y los traductores están obligados a elegir entre estas significaciones. Sófocles, y quienes tenemos la suerte de comprender un poco el griego, no».
Cornelius Castoriadis,
Figuras de lo pensable

Numerosos autores nos han llamado la atención sobre la ambigüedad del término griego deinós, atribuido por Sófocles a los hombres, tal como aparece, por ejemplo, en el texto de Castoriadis que también encabeza esta nota: terrible, pero también admirable. Continuar leyendo «En el aniversario de Fukushima»

Ser, sentir y pensar desde y con los de abajo

Ser, sentir y pensar desde y con los de abajo

Salvador López Arnal y Jordi Mir García

Presentación de Sobre Simone Weil (Francisco Fernández Buey, El Viejo Topo, Vilassar de Dalt (Barcelona), 2020)

En 1979 o 1980, en la redacción de mientras tanto, tuvimos una discusión sobre el tema de la miseria, el hambre, la calle. Planteé cómo lo veíamos y qué alternativa teníamos. Se veía en TV a gente a la que se preguntaba: ¿y usted qué hace cuando se encuentra a la entrada del metro de Madrid o de Barcelona una multitud de pobres que piden? Para mí, la definición respecto al «qué hace usted» es mucho más importante que la manifestación teórica de los principios ideológicos. ¿Qué hace un marxista ante esto? (…) ¿A dónde lleva una reflexión como esta? Pues a una consideración sobre los movimientos religiosos de hoy en día. ¿Por qué la religión, a pesar del momento tan reaccionario en que vivimos, presenta tanto atractivo para tanta gente pobre? Porque por lo menos atiende los problemas verdaderamente graves para una parte importante de la humanidad. Igual desde la otra perspectiva: ¿por qué hay tanto fundamentalismo en el mundo? Pues porque el fundamentalismo religioso -lo podríamos decir como lo decía Marx- es “el suspiro de la criatura oprimida». Hay momentos en los que atender el suspiro de la criatura oprimida es más importante que la duda eterna y, evidentemente, más que el poder establecido.
Francisco Fernández Buey (2011) Continuar leyendo «Ser, sentir y pensar desde y con los de abajo»

Novedad editorial: Francisco Fernández Buey, «Sobre Simone Weil. El compromiso con los desdichados del mundo»

Novedad editorial: Francisco Fernández Buey, Sobre Simone Weil. El compromiso con los desdichados del mundo, El Viejo Topo, 2020 (Edición de Salvador López Arnal y Jordi Mir Garcia).

De las siete y cuarto a las nueve menos cuarto he estado cortando piezas en una larga tira de metal, en la prensa grande, junto con Roberto: 677 piezas. He marcado una hora y diez minutos. Las he rasgado al principio por falta de aceite. He tenido dificultad en cortar la tira. He ganado 1,85 francos.
De las nueve menos diez hasta las doce menos cuarto: terminales para conexiones, con el volante pequeño (no me sé el nombre). Con mucha lentitud al principio porque la herramienta estaba demasiado hundida y la pieza demasiado colocada a lo largo, lo que me obligaba a mirar de lado: 830 piezas. He ganado 7 francos.
Por la mañana he tenido que recuperar una hora.
De una y cuarto a las dos y media estoy parada (pero sólo me cuenta una hora).
De dos y media a cuatro: en la prensa. Tengo que arquear las piezas cortadas por la mañana: 600. He ganado 3,24 francos. He marcado una hora y veinte minutos.
De las cuatro a las cinco y cuarto: en el horno.
Trabajo agotador. No sólo hace un calor insoportable, sino que las llamas llegan a lamer las manos y los brazos. Es necesario dominar los reflejos, pues de lo contrario estás expuesta a sufrir quemaduras.
Durante la primera tarde que paso en el horno, hacia las cinco, el dolor que me ha causado una quemadura, el agotamiento y las jaquecas me hacen perder el dominio de los movimientos. No acierto a bajar la puerta del horno. Un calderero se adelanta a ayudarme y me la baja.¡Que agradecimiento se experimenta en semejantes momentos!
Simone Weil (1934)

Continuar leyendo «Novedad editorial: Francisco Fernández Buey, «Sobre Simone Weil. El compromiso con los desdichados del mundo»»

Reseña de José Herrera Plaza y Salvador López Arnal, Silencios y deslealtades. El accidente de Palomares: desde la guerra fría hasta hoy, dxe Miguel Muñiz

Reseña de José Herrera Plaza y Salvador López Arnal, Silencios y deslealtades. El accidente de Palomares: desde la guerra fría hasta hoy, Laertes (col. Trébol negro, 8), Barcelona, 2019, 310 págs.

De resistencias éticas perseverantes frente a impactos sociales irreversibles

Miguel Muñiz

El lector o lectora de este libro se enfrenta a una aparente paradoja: su autor, Salvador López Arnal, entrevista en profundidad a José Herrera Plaza que es autor de otro libro, y sigue punto por punto el contenido de la obra que éste ha publicado. Nos hallamos pues ante un libro que explica lo ya escrito en otro libro. Y surge la pregunta: ¿No sería más sencillo limitarse a difundir la obra original? Pues resulta que no. Y refutar la aparente paradoja va más allá de constatar que el libro objeto de la entrevista, Accidente nuclear en Palomares: consecuencias (1966-2016) [1], tiene un formato de álbum grande, de 31 x 24 cms, lo que supone una cierta dificultad de manejo que el que comentamos no tiene. Pero la paradoja no se desmiente por la mayor o menor facilidad de uso, ya que el subtítulo, el contenido, y la personalidad de sus autores, son la causa de la edición de Silencios y deslealtades. Continuar leyendo «Reseña de José Herrera Plaza y Salvador López Arnal, Silencios y deslealtades. El accidente de Palomares: desde la guerra fría hasta hoy, dxe Miguel Muñiz»

Presentación de Silencios y deslealtades en el Centro de Historia de la Ciencia (CEHIC) de la Universidad Autónoma de Barcelona

Presentación de Silencios y deslealtades en el Centro de Historia de la Ciencia (CEHIC) de la Universidad Autónoma de Barcelona

Para Miguel Muñiz Gutiérrez, por su incansable hacer, por su honestidad a prueba de todo.
Para Andrés Martínez Lorca, por su amistad y magisterio.
Y para José Herrera Plaza, por todo.

Nota edición: Intervención del autor en la presentación del libro Silencio y deslealtades el pasado jueves 28 de noviembre en el CEHIC de la Universidad Autónoma de Barcelona.

*

Gracias por la invitación, todo un honor para mí.

Seguro que ustedes recuerdan la figura de los teloneros. Este es mi papel en este encuentro. Yo hago de Sirex-Mustang, y el amigo José Herrera Plaza hace de Beatles, Bruce, Mile Davis, Paul Simon, Manel o Rosalía, en función de sus preferencias. Ninguna queja en mis palabras desde luego. Continuar leyendo «Presentación de Silencios y deslealtades en el Centro de Historia de la Ciencia (CEHIC) de la Universidad Autónoma de Barcelona»