Julio Anguita, un compañero imprescindible, maestro de todos, que fue en serio

Julio Anguita, un compañero imprescindible, maestro de todos, que fue en serio

Para Javier Aguilera, Manolo Monereo, Miguel Riera y Víctor Ríos que siempre estuvieron ahí.

¡Cuántas veces repetí estas palabras [¡Al mar con estos continentales!]… Luego conocí a la clase obrera de una ciudad industrial y entendí lo que realmente significaban las cosas de Marx que antes había leído antes por curiosidad intelectual. De este modo me apasioné por la vida, por la lucha, por la clase obrera.
Antonio Gramsci (6 de marzo de 1924)

No pretendo que la lógica histórica sea siempre tan rigurosa o tan consciente de sí misma como debería serlo; ni que nuestra práctica concuerde muy a menudo con nuestras declaraciones. Sólo pretendo que esta lógica existe. Y que no somos todos nosotros unos niños de pecho.
Edward P. Thompson (1978) Continuar leyendo «Julio Anguita, un compañero imprescindible, maestro de todos, que fue en serio»

Palabras para un homenaje

Palabras para un homenaje

Texto del autor explicado en el acto homenaje a Albert Escofet celebrado (telemáticamente) el pasado sábado 25 de abril.

Bon dia, buenos días, amigos, compañeros, camaradas.

Si supiera cantar, me arrancaría con el Grândola [https://www.youtube.com/watch?v=EDEZyFsZGbo]o o con el Bella ciao [https://www.youtube.com/watch?v=PZ_pERWHFNE]. Esta sería mi aportación. Seguro que a Albert no le disgustaría., todo lo contrario. El 25 de abril estuvo muy presente en su trayectoria política y vital. Continuar leyendo «Palabras para un homenaje»

Merecido y justo homenaje a Albert Escofet

Sábado, 25 de abril

Merecido y justo homenaje a Albert Escofet

A ojos de Marx, la conquista más importante tal vez de la revolución proletaria debía ser lo que él denominaba “la degradante división del trabajo intelectual y el trabajo manual”. La abolición de esta división degradante se puede y se debe preparar desde ahora. A este efecto es preciso, en primer lugar, dar a los obreros el poder de manejar el lenguaje, y en particular el lenguaje escrito. Este poder para usar el lenguaje, que en realidad ha mantenido hasta la sociedad actual el prestigio que poseía en el tiempo de la magia, dejarán de respetarlo los trabajadores desde el momento en que lo adquieran. Hay que preparar además la unión del trabajo intelectual y del trabajo manual, haciendo comprender a los trabajadores, en la medida en que sea posible, la íntima relación que existe entre el trabajo y los conocimientos teóricos de todo género que ha adquirido la humanidad en el curso de los siglos. Es necesario, por último, que el estudio de la economía política, y de la doctrina marxista en particular, ayude a los obreros a tomar conciencia de una manera tan precisa como sea posible del lugar que ocupan en la sociedad actual. Esa es la tarea que el Comité de Estudios debe esforzarse en realizar.
Simone Weil (1931)

Citemos de nuevo a Brecht, el poema con el que Silvio Rodríguez abría su “Sueño de serpientes”: “Hay hombres que luchan un día y son buenos./ Hay otros que luchan un año y son mejores./ Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos./ Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”. Uno de esos seres humanos imprescindibles, Albert Escofet, se nos fue el pasado 14 de abril, un día que él, como sabemos, sentía en lo más hondo. Hemos hablado de ello: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2020/04/escofet3.pdf. Continuar leyendo «Merecido y justo homenaje a Albert Escofet»

Albert Escofet, la larga, honesta y fraternal trayectoria de un luchador imprescindible

Albert Escofet, la larga, honesta y fraternal trayectoria de un luchador imprescindible

[¡No fastidies, Albert, hoy no! ¡No todavía! Tu enseñanza corre por las venas de tantas personas, que podemos gritar que la gente como tú nunca nos deja del todo. Gracias por tanto, camarada]

Continuar leyendo «Albert Escofet, la larga, honesta y fraternal trayectoria de un luchador imprescindible»

Luis Eduardo Aute, en la muerte de un artista imprescindible (con un recuerdo para Leonard Cohen)

Luis Eduardo Aute, en la muerte de un artista imprescindible (con un recuerdo para Leonard Cohen)

Para Mercedes Iglesias Serrano, que amó y ama su obra.

Vendrá el momento de hablar con detalle de su obra, su polifacética obra. Una breve nota de urgencia.

Después de casi cuatro años de lucha, el fallecimiento (¡sumado a tantas otras muertes en estos días aciagos!) de este artista imprescindible nos toca en lo más hondo, como a tantas otras personas en España y en todo el mundo. Arden las pérdidas, con más fuerza que nunca.

Luis Eduardo Aute ha sido un cantautor inconmensurable, como pocos, alguien que nos ha acompañado a lo largo de más de medio siglo. Como muy pocos. Nos ha acompañado y nos ha hecho. Yo mismo, que apenas canto, he cantado mil veces muchas de sus canciones más conocidas.

Empezamos a escuchar sus canciones -Rosas en el mar, Aleluya,..- en la voz de Massiel. Luego con su propia voz. Una canción suya, “Al alba”, una canción de amor, cantada también por Rosa León, nos ha acompañado durante años. La escribió, como se recuerda, en septiembre de 1975, pocos días antes de los últimos fusilamietos del franquismo. No nos ha abandonado nunca, nunca, aunque la entendiéramos del todo. ¿Quién no ha cantado o dicho alguna vez: “Si te dijera amor mío que temo a la madrugada /No sé que estrellas son esas que hieren como amenazas…”?

Artista polifacético (pintor, cineasta, director de cine, creador, poeta en absoluto menor, cantante), sin ser propiamente un cantautor político, Aute se ha mantenido siempre en posiciones anticapitalistas (las letras mis canciones, dijo alguna vez, son más importantes que la música), incluso -y eso dice mucho a su favor- cuando vientos huracanados empezaban a soplar con fuerza en sentido contrario. Sus canciones de todas las épocas son prueba de ello. “La guerra que vendrá”, de 1989, es un ejemplo (https://www.youtube.com/watch?v=9JPdXqraI9M).

Escribió, entre centenares y centenares, una de las canciones más hermosas que se han escrito nunca: “La belleza”. Publicó, con compañeros suyos (uno de ellos, Silvio Rodríguez, uno de sus grandes amigos hasta el final de sus días), uno de los grandes discos de la canción y cultura popular: “Entre amigos”, sin olvidarse de su “Mano a mano” (https://www.youtube.com/watch?v=WcPwrT2WVEQ). Escribió, además, una de las canciones utópicas más hermosas que se han escrito nunca: “Albanta” https://www.youtube.com/watch?v=8KAx2PShB8k: “Yo sé que allí, donde tú dices, no existen hombres que mandan porque no existen fantasmas y amar es la flor más perfecta que crece en tu jardín…”.

Pienso también ahora en otro gran artista popular, Leonard Cohen. Sin ser grandes intérpretes, ambos han compuesto canciones inolvidables. Para siempre. Y han puesto música, como pocos han sabido hacerlo, a grandes poetas (García Lorca, Oroza [https://www.cancioneros.com/nd/4705/0/aute-canta-a-oroza-luis-eduardo-aute]). Aute ha sido nuestro Cohen más cercano, más comprensible para nosotros. Tan querido, oído y admirado como el autor canadiense.

Le vi en directo bastantes veces a lo largo de los años. En espacios para pocas personas, en estadios para miles. La última vez: fui a verle con mi esposa-compañera el 18 de febrero de 2016, pocos meses antes de que enfermera. Dio en un único recital en el Palau de la Música de Barcelona. Después de su deslumbrante “GIRALUNA” (con la R invertida), nos regaló un largo recital con una selección (propia) de sus mejores canciones. Uno de los grandes momentos: “Prefiero amar”, con Miquel Poveda (https://www.youtube.com/watch?v=8twCQdOC69Q).

Cuando acabó quisimos saludarle, decirle lo importante que había sido para nosotros, al tiempo que le felicitábamos por el concierto. No lo hicimos finalmente. La cola era muy larga y al día siguiente teníamos que trabajar. Le dejamos una nota (que tal vez leyera) a unos amigos suyos que estaban esperando. Decía así: “Nos casamos en el Ayuntamiento barcelonés el 2 de abril, dentro de seis semanas. Hemos elegido tres canciones para el momento. “Pequeño vals vienés” en la voz de Morente, “Un aura amorosa” en la voz de Kraus y una canción suya: “Cada vez que me amas” (https://www.youtube.com/watch?v=fbYZpaDRiTU). Gracias. Nos ha ayudado a amarnos, nos hemos amado con usted”.

En nuestra tarjeta de boda incluimos un verso suyo que lo define: “No me hace falta la luna/ me bastan solamente dos/ o tres segundos de ternura”. Estos también nos rondaron por la cabeza y el corazón estos versos también sutos “Y qué le voy a hacer si me falla alguna pieza/ por creer que la belleza no se rinde ante el poder.”

Gracias, Luis Eduardo, gracias. Nunca habitará en ti nuestro olvido; te escucharemos siempre con la emoción y devoción a ti debidas: “Que no, que no, que el pensamiento no puede tomar asiento/ que el pensamiento es estar siempre de paso…” https://www.youtube.com/watch?v=yptVUbn3QZg

Donde habita el recuerdo: un especial de mientras tanto en el primer centenario del fallecimiento de Karl Marx

14 de marzo de 1883
Donde habita el recuerdo: un especial de mientras tanto en el primer centenario del fallecimiento de Karl Marx

Por supuesto que a mi compañera y a mí no se nos ha pasado por alto este 14 de marzo, el día de fallecimiento de Karl Marx. Tampoco se nos olvida el 2 de diciembre (de 1881), el día en que nos dejó Jenny von Westphalen, ni el 31 de marzo de 1898, la fecha de la trágica muerte de Eleanor Marx, muy joven (con apenas 43 años), la misma Tussy que a los 11 años, el 18 de marzo de 1866, escribía a su padre en estos términos: “Ahora bien: ¡Karl Marx, doctor en Filosofía errada, espero que mantengas tu promesa y vengas el jueves!” Continuar leyendo «Donde habita el recuerdo: un especial de mientras tanto en el primer centenario del fallecimiento de Karl Marx»

Reflexiones (antinucleares) de Eduard Rodríguez Farré, un científico concernido

Fukushima, 9 años después

Reflexiones (antinucleares) de Eduard Rodríguez Farré, un científico concernido

Salvador López Arnal (editor)

Otra alternativa abierta a la humanidad es la energía nuclear. Aunque el stock de esta energía, si se utiliza en los reactores ordinarios, no suma una cantidad mucho mayor que los combustibles fósiles; si se usa en el reactor-reproductor, algunos opinan que podría proporcionar abundante energía para una población de veinte mil millones de personas durante, quizás, un millón de años. Pero este plan a gran escala está lleno de problemas por las consecuencias no previstas para la especie humana, y tal vez para toda la vida terrestre. Representa, de hecho, un auténtico pacto fáustico. Los defensores de este pacto no nos dicen cómo almacenar de manera segura los residuos nucleares. Ni tampoco sugieren qué hacer con las montañas de residuos mineros resultado de la extracción del uranio, del granito de New Hapmshire o de la pizarra bituminosa de Chattanooga. Es una preocupación aún más grave el que sólo sean necesarias unas ocho libras de plutonio 239 para fabricar una simple bomba atómica. Y no existe forma de asegurar que el plutonio 239 no vaya a parar a manos que no están controladas por mentes sensatas. Sólo en Estados Unidos, cientos de libras de material nuclear se encuentran ya sin contabilizar.
Nicholas Georgescu-Roegen (1977) Continuar leyendo «Reflexiones (antinucleares) de Eduard Rodríguez Farré, un científico concernido»

Barbaries, desigualdades, ecosuicidio y resistencias. A sangre fría (febrero)

Barbaries, desigualdades, ecosuicidio y resistencias. A sangre fría (febrero)

Rosa Guevara Landa

 

[El único crecimiento sostenible es el decrecimiento] Continuar leyendo «Barbaries, desigualdades, ecosuicidio y resistencias. A sangre fría (febrero)»

Carmen Domingo: con sensatez, buena información y radicalidad feminista

Carmen Domingo: con sensatez, buena información y radicalidad feminista

Rosa Guevara Landa (editora)

[Incendio en la fábrica “Triangle Shirtwaist” (1911): murieron quemadas 150 mujeres trabajadoras]

La escritora Carmen Domingo publicó el pasado miércoles 26 de febrero en El País-Cataluña un artículo que merece la atención de todas nosotras (y del subconjunto sensible de todos). “El 8-M no es una fiesta, sigue la lucha” es el título. “Contra la manipulación y la tergiversación, sin perder los papeles” podría ser el subtítulo. Continuar leyendo «Carmen Domingo: con sensatez, buena información y radicalidad feminista»