(Página herida) No me cabe en la cabeza

Israel está a punto de dar el golpe de gracia en su guerra contra los palestinos de Gaza: la inanición masiva. Cuando los dirigentes israelíes utilizan el término «victoria absoluta», quieren decir diezmación total, eliminación total. En 1942, los nazis mataron de hambre sistemáticamente a los 500.000 hombres, mujeres y niños del gueto de Varsovia. Esta es una cifra que Israel pretende superar. Israel y su principal patrocinador, Estados Unidos, al intentar cerrar el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS), que proporciona alimentos y ayuda a Gaza, no sólo están cometiendo un crimen de guerra, sino que están desafiando flagrantemente a la Corte Internacional de Justicia (CIJ). El tribunal consideró plausibles las acusaciones de genocidio presentadas por Sudáfrica, que incluían declaraciones y hechos recogidos por la UNWRA. Ordenó a Israel que acatara seis medidas provisionales para prevenir el genocidio y paliar la catástrofe humanitaria. La cuarta medida provisional pide a Israel que garantice medidas inmediatas y efectivas para proporcionar ayuda humanitaria y servicios esenciales en Gaza.
Chris Hedges (2024)

Nunca podremos olvidar esas palabras: «Dejadnos volver a Gaza a morir con nuestros hijos». La fragilidad de la vida de los palestinos bajo las bombas y la soledad de quienes han visto morir a los suyos no pueden quedar sepultadas en los escombros de Gaza, porque no hay duda de que los palestinos encarnan ahora mismo la resistencia del mundo. Emily Callahan, una joven enfermera estadounidense que había vuelto del horror sembrado por Israel, lo sabe. El 7 de noviembre, la CNN entrevistó a Emily. Anderson Cooper le preguntó: «¿Volverías a Gaza?», y ella respondió: «En un instante. Mi corazón está en Gaza. El pueblo palestino es el pueblo más increíble que he conocido. Héroes absolutos. Si pudiera tener un poco del coraje que ellos tienen, moriría siendo una persona feliz.»
Higinio Polo (2024)

[Las mayúsculaS de los primeros fragmentos no son voluntarias. Disculpen. no sé cómo corregirlas]
La primera cita: de un artículo de Chris Hedges que Rafael Poch de Feliu ha publicado en su blog: “¡Que coman tierra!” (el enlace en nota 1).

Continuar leyendo «(Página herida) No me cabe en la cabeza»

(Página herida) De otras fuentes (II)

Palestina representa para esta generación lo que Sudáfrica representaba para las generaciones anteriores, y el sentido de que debe incorporarse en cada una de las agendas de los movimientos por la justicia social, especialmente ahora, dado este ataque genocida contra la población de Gaza. Por un lado, estoy muy triste, y sé que esto es una cuestión emocional, no sólo una cuestión política, para tantas personas de todo el mundo, pero al mismo tiempo me alegra ser testigo de una especie de muestra masiva de apoyo a la gente de Gaza y, según mi propia experiencia, ver cómo la gente se enfrenta al sionismo como nunca antes lo había hecho.
Angela Davis (2024)

Israel llevó a cabo una limpieza étnica de 300.000 palestinos durante la guerra de junio de 1967 y de más de 600.000 entre entonces y ahora, en Cisjordania y la Franja de Gaza. Este es el contexto histórico. A esto se le añade el asedio de Gaza desde 2007, que ha convertido ese territorio en un gueto, bombardeado cuatro veces desde el aire, lo que ha causado la muerte de miles de palestinos, muchos de ellos niños.
El mayor crimen de Israel contra la humanidad es la limpieza étnica en 1948 de la mitad de la población de Palestina, la demolición de la mitad de sus aldeas y de la mayoría de sus ciudades. Aunque la ONU ha ordenado a Israel que permita el regreso de los refugiados, Israel se ha negado a ello. La lucha palestina se centró inicialmente en el retorno de los refugiados y, después de 1967, en la liberación de su patria colonizada y ocupada.
Ilan Pappé (2024)

La primera cita está extraida de una entrevista a Angela Davis que, en mi opinión, no deberían pasar por alto. Les doy la referencia en nota [1]. La segunda cita es de un texto del gran historiador israelí traducido por sin permiso (les doy la referencia en nota 2). Continuar leyendo «(Página herida) De otras fuentes (II)»

(Página herida) Y aquí, ¿quién manda aquí realmente?

La realidad es que la resolución de la Haya ha reventado por completo el argumentario israelí. Ha establecido que es “plausible” la acusación sudafricana de que “Israel ha cometido, está cometiendo y corre el riesgo de seguir cometiendo actos genocidas contra el pueblo palestino en Gaza”, y, por tanto, ha aprobado la mayoría de las medidas cautelares presentadas por Sudáfrica y dictaminado que Israel debe “tomar todas las medidas” para evitar actos de genocidio en Gaza.
Que un tribunal históricamente diseñado por el hegemonismo occidental tras la Segunda Guerra Mundial, que nunca se ha atrevido a investigar y condenar las fechorías occidentales en el mundo, presidido por una ex alta funcionaria del Departamento de Estado americano y cuyos jueces solo llegan al cargo tras demostrar comprensión y sumisión hacia la parodia de justicia universal de la que forman parte, haya resuelto algo así, es sensacional y explosivo para la reputación de los genocidas y sus cómplices, independientemente de las consecuencias jurídicas prácticas que vaya a tener.
Recordemos que tanto Israel como Estados Unidos, París y Berlín ya declararon que ignorarían cualquier posible sentencia contra Israel.
Rafael Poch de Feliu (2024, la cursiva es mía)

Me permito recomendarles el último artículo (del que he extraído la cita) de un periodista, historiador y analista imprescindible: Rafael Poch de Feliu, “La venganza del genocida y sus cómplices” https://rafaelpoch.com/2024/01/29/la-venganza-del-genocida-y-sus-complices/#more-1432. Continuar leyendo «(Página herida) Y aquí, ¿quién manda aquí realmente?»

(Página herida) Tres encuentros en Barcelona

Si no nos pronunciamos sobre la descarada masacre de palestinos, aun mientras es transmitida en vivo, hasta en los más privados descansos de nuestras vidas personales, somos cómplices de ella. Algo de nuestros seres morales será alterado para siempre. ¿Simplemente vamos a quedarnos parados mirando cómo bombardean hogares, hospitales, campos de refugiados, escuelas, universidades y archivos; cómo desplazan a millones de personas y cómo sacan a niños muertos de debajo de los escombros? Las fronteras de Gaza están selladas. La gente no tiene adónde ir. No tiene refugio, ni comida, ni agua. Naciones Unidas dice que más de la mitad de la población se está muriendo de hambre. Y aún así los bombardean implacablemente. ¿De nuevo vamos a quedarnos mirando cómo deshumanizan a todo un pueblo, al punto de que su aniquilamiento no importa?
El proyecto de deshumanizar a los palestinos no comenzó con Benjamin Netanyahu y su equipo, sino hace décadas.
Arundhati Roy (26/XII/2023)

No exagera ni anda equivocada Arundhati Roy: “El Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas (OOPS) afirmó que 1,9 millones de los 2,3 millones de habitantes de Gaza han sido desplazados. El grupo israelí de derechos humanos B’tselem afirmó que 2,2 millones de personas pasan hambre. Save the Children informó de que más de 100 niños palestinos mueren a diario. La oficina de medios de comunicación del gobierno de Gaza ha declarado que alrededor del 70% de la Franja ha quedado destruida. Incluso el Wall Street Journal llegó a la conclusión de que la destrucción de Gaza es mayor que la de Dresde en la Segunda Guerra Mundial” [1]. Continuar leyendo «(Página herida) Tres encuentros en Barcelona»

(Página herida) Primeros compases del año: los nuevosviejos temas de siempre (y III)

Hoy lo que está en juego es asegurar la vida en nuestro planeta y con ello también la continuidad del homo sapiens. Todo aquel que recomiende continuar o incluso aumentar el actual despilfarro de energía es, por lo tanto, lo sepa o no, cómplice de un complot genocida universal contra las generaciones futuras, contra sus propios hijos y nietos. Desde esta consideración yo creo que a la gente que se aferra a las soluciones llamadas atractivas hay que hacerle esta pregunta: ¿Cómo? ¿Exigís que aún quede algo para vosotros caso de que tengáis la fortuna de salvar las vidas de vuestros hijos e hijas? ¿No os morís de vergüenza al cobrar consciencia de ello? Pero todo esto, lo admito, es demasiado moralista y no cuenta con una formulación excesivamente política, y este es el error que cometí, sin duda, en 1974-1975 en la elaboración de mi libro sobre estas cuestiones, Comunismo sin crecimiento.
Wolfgang Harich (1977)

La visita de un grupo de eurodiputados para analizar la inmersión lingüística escolar obligatoria y la posible vulneración de derechos fundamentales ha levantado una reacción de urticaria en el nacionalismo. Para esquivar el fondo del problema, la imposición de una escuela “solo en catalán”, con exclusión del castellano como lengua vehicular, los argumentos se centran en la adscripción política de los visitantes, que mayoritariamente son de derechas, y en la repetición de una serie de consignas. El artículo de las consejeras Simó y Serret es un ejemplo de ese discurso, según el cual, el cuestionamiento del monolingüismo es una ofensiva nada menos que “contra Catalunya”. Seguidamente se enumeran los mantras de siempre, “modelo de éxito”, “consenso social, político y pedagógico”, “garantía de cohesión”, etc. El problema con la inmersión es que todo es mentira. La escuela catalana no es ningún de modelo éxito, sino de fracaso palmario, los datos son irrefutables, aunque evidentemente no solo por culpa del monolingüismo.
Joaquim Coll (2023)

No sé ustedes (aunque también probablemente), pero yo me siento a día de hoy mucho más sudafricano que español, catalán u oscense-barcelonés. Continuar leyendo «(Página herida) Primeros compases del año: los nuevosviejos temas de siempre (y III)»

(Página herida) Primeros compases del año: los nuevosviejos temas de siempre (II)

Los golpes de la vida durante la adolescencia, suele decirse, forman. En menos de dos años, entre 1886 y 1887, Vladímir tuvo la oportunidad de conocer en la carne de los suyos toda la brutalidad de la autocracia zarista: la muerte del padre, en gran parte como consecuencia de una jubilación forzada, inesperada y represiva, el ahorcamiento del hermano, Aleksandr, tras un atentado fallido contra el zar, y su propia expulsión de la universidad apenas iniciados los estudios de derecho, acusado de actividades subversivas. Lenin casi nunca ha hablado o escrito sobre sí mismo, sobre su vida privada, por lo que no es fácil saber en qué forma interiorizó esos acontecimientos. Pero a juzgar por los recuerdos de quienes convivieron con él durante cierto tiempo, particularmente de Nadezhda Krúpskaya, la impresión de aquellas dolorosas experiencias de la adolescencia dejó profundas huellas en la personalidad de Vladímir Ulyánov.
Francisco Fernández Buey (1977)

Si se relaciona el número de censados para votar con el número máximo de escaños atribuidos a cada circunscripción, resulta lo siguiente con datos de 2023: Barcelona, con 4.243.500 censados, se reparte en 85 escaños. La relación es, pues, de 51.100 censados por escaño. Tarragona, con 596.689 censados para votar, se reparte en 18 escaños. La relación es, pues, 33.149 censados por escaño. Girona, 596.689 censados para 17 escaños: la relación es de 32.139 censados por escaño. Lleida, con un censo electoral de 317.225 censados para 15 escaños, da una relación de 21.184 censados por escaño. Reiterando: en la provincia de Barcelona un escaño exige 51.100 censados; en Tarragona un escaño exige 33.149; en Girona 32.139 y en Lleida 21.184.
Juan-Ramón Capella (2024)

Palestina, 10/1/2024: Más de 23.357 muertos y al menos 59.410 heridos en la Franja de Gaza; 385 palestinos muertos en la Cisjordania ocupada y en Jerusalén Oriental (Cifras confirmadas por el Ministerio de Sanidad de Gaza el 10 de enero. Grupos de derechos humanos sitúan la cifra de muertos en torno a 30.000 si se tienen en cuenta los presuntos fallecidos. https://mondoweiss.net/2024/) Continuar leyendo «(Página herida) Primeros compases del año: los nuevosviejos temas de siempre (II)»

(Página herida) Primeros compases del año: los nuevosviejos temas de siempre (I)

Para John Pilger (1939-2023), in memoriam et ad honorem

Antes de los parados existían los pobres. Estas dos categorías no se solapan, pero es llamativo ver cómo ambas están sometidas al mismo tipo de argumentación. El debate de las leyes sobre los pobres en Inglaterra suscitó argumentos muy similares a los que se utilizan hoy para criticar el asistencialismo: ayudar demasiado a las persona pobres, o a las paradas, les incita a quedarse en su estado. Este paralelismo me ha llevado a querer pasar revista a los discursos de legitimación de la existencia de personas excedentarias en sus sucesivas formas históricas.
Michel Husson (2021)

En la noche del 19 de diciembre de 2023, las fuerzas militares israelíes rodearon el edificio Al-Awda, en el barrio de Al-Remal de la ciudad de Gaza. En el interior del edificio se encontraban cuatro familias, entre ellas la familia Annan, en cuyo honor se conoce popularmente el edificio como «Edificio Annan». La zona de Al-Remal, junto a la costa de Gaza, era una zona de clase media de edificios de apartamentos. Durante los primeros días de la guerra, los israelíes bombardearon cruelmente esta zona residencial, convirtiéndola en escombros. Algunos edificios -como el Edificio Annan- permanecieron intactos y se habían convertido en refugios para familias extensas. Las fuerzas israelíes asaltaron el edificio, separaron a los hombres de las mujeres y los niños y luego mataron a tiros a unos quince de los hombres. Según las Naciones Unidas, a continuación los militares israelíes «presuntamente ordenaron a las mujeres y los niños que se metieran en una habitación, y les dispararon o lanzaron una granada dentro de la habitación, hiriendo al parecer gravemente a algunos de ellos, entre ellos un bebé y un niño.
Vijay Prashad (2023)

Deseémonos un feliz año aunque probablemente no será este ni un buen año, ni un año justo, ni un año de paz, ni un año en igualdad, ni un año de emancipación, ni un año de avances sociales. En la medida de nuestras fuerzas, hagamos lo posible para torcer la situación. Depende (en alguna medida) de nosotros, de nuestra hacer, ser y estar en el mundo. Continuar leyendo «(Página herida) Primeros compases del año: los nuevosviejos temas de siempre (I)»

(Página herida) Conjeturas y pronósticos de fin de año

A los exiliados españoles que cruzaron la frontera francesa, se les recibió como delincuentes y se les encerró en campos de concentración, en unas condiciones inhumanas. Pero todo empeoró aún más, cuando muchos de ellos fueron entregados a los nazis, que los llevaron a los campos de exterminio de Mauthausen-Gusen. Millares de españoles trabajaron ahí y murieron gran cantidad de ellos. Cuando el ejército norteamericano entró en Mauthausen, las banderas republicanas habían sustituido a las nazis y en la puerta se podía leer: “Los españoles antifascistas saludan a las fuerzas libertadoras.” El campo de exterminio de Mauthausen era de los más duros, porque sus presos habían sido calificados por los nazis de altamente peligrosos. Son famosas las llamadas “escaleras de la muerte”, por las que todos los días los prisioneros tenían que subir y bajar cargando piedras de más de veinte kilos. Cuando un preso resbalaba o caía agotado, las piedras arrastraban a los que venían detrás, en un efecto dominó que provocaba que muchos murieran aplastados. A veces, los propios nazis se divertían empujando a los presos cuando llegaban arriba, causando terribles matanzas. A otros los colocaban al borde del precipicio y les exigían que empujaran al compañero de delante. Muchos preferían saltar ellos que empujar a sus compañeros.
Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas (2023)

Os preguntáis en el papel que habéis mandado: ¿tienen los pueblos derecho a aspirar a una memoria cada vez más íntegra, honesta y responsable? ¿No es la memoria parte constitutiva de la dignidad de individuos y sociedades? La respuesta es: por supuesto, sí.
Y el gran problema, hoy como ayer, uno de los asuntos más difíciles de entender desde la racionalidad ilustrada, es precisamente la fragilidad de la memoria de individuos y sociedades, y, por consiguiente, la facilidad con que se pasa, con el tiempo y en condiciones cambiadas, de la visión del ayer oprimido y vencido a la visión del hoy opresor y dominador.
El caso más trágico de esto en el mundo actual es lo que está ocurriendo en Palestina.
Francisco Fernández Buey (10/XI/2010)

Si no tienes cuidado, los periódicos te harán odiar a la gente que está siendo oprimida, y amar a la gente que está oprimiendo.
Malcolm X

Resulta significativo que muchos de los primeros apóstoles del sionismo se sintieran orgullosos de suscribir la naturaleza colonial de su proyecto, El eminente líder sionista revisionista Zeev Jabotinsky, padrino de la corriente política que ha dominado Israel desde 1977 bajo los auspicios de los primeros ministros Menájem Beguin, Isaac Shamir, Ariel Sharon, Ehud Ólmert y Benjamin Netanyahu, se mostraba específicamente claro al respecto. Así, en 1923 escribía: “Cualquier población autóctona del mundo se resiste a los colonos mientras tenga la más mínima esperanza de poder librarse del peligro de ser colonizada. Eso es lo que hacen los árabes en Palestina, y lo que seguirán haciendo mientras les quede una sola chispa de esperanza de que podrán evitar la transformación de “Palestina” en la “Tierra de Israel”.” Tal grado de honestidad era infrecuente entre otros destacados sionistas que, como Herzl, proclamaban la inocente pureza de sus objetivos al tiempo que engañaban a su audiencia occidental, y quizá incluso se engañaban a sí mismos, contando cuentos de hadas sobre sus benévolas intenciones para con los habitantes árabes de Palestina.
Rashid Khalidi (2022)

La primera cita: homenaje a aquellos heroicos compatriotas antifascistas que merecen nuestro recuerdo y máxima consideración. Ocasión también para sugerirles que si tienen que hacer algún obsequio a familiares jóvenes (estudiantes de 3º o 4º de ESO, pongamos por caso) tengan en cuenta el libro de Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas, ¿Qué fue el franquismo? Nuestra historia explicada a los jóvenes, Madrid: Akal, 2023 (con ilustraciones -magníficas sin excepción y son muchas- de David Ouro). Es la tercera parte de la tetralogía “Nuestra historia contada a los jóvenes”. Hasta ahora se han publicado ¿Qué fue la Segunda República?, ¿Qué fue la guerra civil? y el libro que les sugiero. El cuarto, pendiente de publicación, lleva por título ¿Qué fue la transición? Continuar leyendo «(Página herida) Conjeturas y pronósticos de fin de año»

(Página herida) La vida sigue (más o menos) igual en .Cat (II)

Para José Iglesias Serrano, por su bondad machadiana y brechtiana; por su compromiso con las causas justas y humanistas.

Estados Unidos es más que un protector de Israel. Es cómplice. Estados Unidos suministra, en tiempo real, las municiones que Israel utiliza para cometer asesinatos en masa, incluso cuando las autoridades estadounidenses defienden de boquilla las vidas de los civiles de Gaza.
Jeffrey Sachs (2023)

Un votante socialista de Guadalajara o de Lugo puede estar en contra de la amnistía de los independentistas catalanes, pero es una cuestión que le cae lejos y que puede llegar a justificar para impedir que PP y Vox puedan gobernar. En cambio, para un votante socialista catalán la concesión de la amnistía es un agravio, si no va acompañada de un acto de contrición por parte de los independentistas, que no lo harán.
Al contrario, cuando tengan limpios sus expedientes judiciales, lo volverán a hacer. Saben que es arriesgado, saben que acabará mal, pero también saben que esto da sentido a sus vidas, da dinero y, al final, España siempre te acaba perdonando. El nacionalismo ha llevado Cataluña al precipicio. Estamos en caída libre y todavía no hemos tocado fondo.
Jaume Reixach (2023)

Fuera de tema: solo cabe condenar las palabras, nada espontáneas, meditadas sin duda, de Abascal en Argentina. Deben formar parte de su estrategia de la araña. Hace bien el PSOE en llevar el asunto a la fiscalía, a los tribunales (también, si no ando errado, a los organizadores de las manifestaciones violentas contra su sede en Madrid). Ahora bien, ese recurso, ¿no es judicializar la política? Parece evidente que sí y a mí me parece bien, muy bien. Pero entonces no cabe descalificar con esa expresión, “judicialización de la política”, los pasos dados en Cataluña estos últimos años. Podrán estar bien, regular, mal o muy mal, pero no es ningún argumento válido apelar a que no se debe ni puede judicializar la política, cosa absurda a todas luces… y más que peligrosa políticamente. Continuar leyendo «(Página herida) La vida sigue (más o menos) igual en .Cat (II)»

(Página herida) La vida sigue (más o menos) igual en .Cat (I)

Para Enrique Olivas Cabanillas, por su bondad, inteligencia y compromiso… y por su apoyo.

Sin duda, los grupos de identidad no eran fundamentales para la izquierda. Los movimientos sociales y políticos de masas de la izquierda, es decir, los inspirados por las revoluciones americana y francesa y por el socialismo, eran a decir verdad coaliciones o alianzas de grupos, pero lo que les mantenía unidos no eran los objetivos específicos de cada grupo, sino grandes causas universales a través de las cuales cada grupo creía que podía llegar a ver realizados sus objetivos particulares: la democracia, la república, el socialismo, el comunismo o lo que sea… Así pues, ¿qué tiene que ver la política de la identidad con la izquierda? Permítanme decir con firmeza lo que no debería ser preciso repetir. El proyecto político de la izquierda es universalista: se dirige a todos los seres humanos. Como quiera que interpretemos las palabras, no se trata de libertad para los accionistas o para los negros, sino para todo el mundo. No se trata de igualdad para los miembros del Club Garrick o para los discapacitados, sino para cualquiera. No se trata de fraternidad únicamente para los ex alumnos del Eton College o para los gays, sino para todos los seres humanos. Y, básicamente, la política de la identidad no se dirige a todo el mundo, sino solo a los miembros de un grupo específico. Algo perfectamente evidente en el caso de los movimientos étnicos o nacionalistas. [las cursivas son mías].
Eric Hobsbawn (1996)

Todo el mundo está fallando a los palestinos. Incluso tú y yo. Ninguno de nosotros hace lo suficiente. He luchado para que este artículo saliera bien, y en él hay quizás seis horas de trabajo, además probablemente de otras dieciocho horas en diversas reuniones sobre el tema intentando que las cosas avancen diplomáticamente. En esas horas, 140 niños palestinos habrán muerto a manos de Israel y 300 habrán quedado mutilados. ¿Hay alguien leyendo esto que realmente esté haciendo lo suficiente para detener un mal tan grande? ¿Cómo podemos evitar sentirnos atrapados por la frustración, la impotencia y una pena abrumadora? Lamento no poder encontrar inmediatamente más respuestas. Pero esforcémonos todos, estemos donde estemos, por aportar nuestro granito de arena a la paz.
Craig Murray (2023)

Fuera de tema: que Pedro Sánchez (o quien sea: no es el único ni es la primera vez) se presente como autor de un libro, Tierra firme, que ha escrito otra persona, Irene Lozano en este caso, mientras 200 o 300 palmeros, incluidos ministros del gobierno, ríen sus chascarrillos y comentarios y los medios no denuncian la impostura, no sólo es una vergüenza nacional (como se decía hace años) sino una verdadera estafa cultural y política. ¡Menuda cara! Continuar leyendo «(Página herida) La vida sigue (más o menos) igual en .Cat (I)»