Intercambio sobre Afganistán

Entre los compañeros de Espai Marx, CarlosValmaseda (CV) y José Luis Martín Ramos (JLMR).

1 JLMR: Dos y dos son cuatro. Los talibanes son tributarios en muchos sentidos del Paquistán; lo son por el apoyo que han tenido de su gobiernos y de sus servicios «de inteligencia», pero lo son también porque comparten la concepción del islam de los deobandis. Si el nuevo poder talibán no plantea las cuestiones del «pastunistán» y de Beluchistán, no hay motivos de roce entre ambos, todo lo contrario. Esta guerra ha tenido un ganador: Paquistán; está por ver que ganarán los talibanes.
No acabo de entender la torpeza geopolítica de EEUU. Es innegable que han entregado Afganistán a los talibanes; y eso lo es también para todos sus vecinos. Con eso confirmas que EEUU no es una potencia fiable. Un Afganistán en manos de los talibanes inclina a la India y los estados ex-soviético fronterizos con Afganistán hacia Rusia. Se vio con las maniobras ruso-turquestanas un mes antes de la caída de Kabul. Rusia, poco a poco, va restableciendo su antigua área de influencia: en el Este de Ucrania, en Bielorrusia, ahora en Asia Central.
Blinden debe saber lo que hace, pero la sensación que me da es que  desde el 2000, aprox. EEUU no para de perder terreno. Ha perdido las tres últimas guerras convencionales, con presencia en el terreno, que ha mantenido: la de Viet-Nam, la de Irak (el desastre que ha dejado no se puede considerar una victoria), y Afganistán. Quizás no sea torpeza, quizás sea -con perdón por la comparación- lo que dice Koeman: el equipo no está para milagros; no sería torpeza, sino limitación y, en definitiva, impotencia para consumar a su favor las guerras que emprende. Biden, pide paz; bueno dice que va a evitar meterse en otro fregado y que va a poner todos los huevos de su supremacía en el chantaje nuclear, por eso ahora firma ese acuerdo «atlantista» en el Pacífico. Eso puede mantenerla poder imperial, pero no devolver la confianza de que gozó en los años de la dura guerra fría.

2. CV: Tengo curiosidad por uno de los puntos que planteas, la influencia deobandi en Afganistán. Me parece curioso, al ser una corriente surgida en India. Es una especie de viaje de ida y vuelta, porque después de todo los primeros emperadores mogoles en India salieron de Afganistán. Ahora que estás con la historia de Afganistán quizá lo sepas. ¿Esta influencia es reciente, como consecuencia de la formación en las escuelas coránicas pakistaníes, es decir, llegó básicamente con los talibanes, aunque los saudíes ya habían promocionado el terrorismo deobandi en Pakistán contra chiíes y barelvis y en apoyo de los yihadistas afganos, o existía previamente esta corriente entre los musulmanes afganos?
Aprovecho para pasaros el enlace a un documento de una organización pacifista noruega, algo anticuado porque es del 2012 y han surgido grupos nuevos, como un novedoso islamismo terrorista barelvi, sobre la violencia sectaria en Pakistán:https://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/949e7f9b2db9f947c95656e5b54e389e.pdf

3. JLMR: Ciertamente, Deoband es una localidad india, al norte de Nueva Delhi; allí los musulmanes de la localidad asumen una interpretación rigorista de la religión musulmana, que es paralela a la de los wahabitas, y que resulta muy útil para mantener la cohesión en un mundo mayoritariamente hindú. Esa interpretación se expandió por las madrazas del Noroeste del virreinato, los territorios de mayoría musulmana, hoy Pakistán y  los «deobandi» tienen una posición beligerante en política, a diferencia de la pasividad de las corrientes y las cofradias musulmanas tradicionales; quieren que el poder político los reconozcan y que extiendan su interpretación del islam a través de la legislación del estado. Esa corriente se extiende entre los pastunes a un lado y otro de la línea Durand – la frontera con Afganistan que establecen los británicos dividiendo  al pueblo pastún en dos. Así que está ya presente entre los afganos antes de la existencia del Pakistán. Es, digamos , un sustrato de creencias – y fatuas- compartido muy ampliamente en el mundo pastún; de ahí también, supongo, el entendimiento que desde el primer momento hubo entre al wahabita Bin Laden y el mulláh Omar, al que yo recuerdo – vagamente- que llegó a ser considerado por Bin Laden como mahdí.

4. CV: Pues curiosamente la mayoría de los musulmanes pakistaníes son barelvis, no deobandis. Un 50-60% barelvis y un 20% deobandis. El resto son chiíes (10-15%) y otras sectas menores -tenía un conocido ismailita de por allá, arriba las montañas-. Por esa desproporción entre grupos me llamaba aún más la atención que fuesen mayoritarios los deobandis entre los afganos. Qué cosas.

5. JLMR: Matizo. Predominantes entre las pastunes afganos, no entre los afganos; no tengo claro que uzbekos y tayikos compartan esas posiciones, tampoco los pastunes del Norte, como Hekmattyar por ejemplo. Pero con su toma del poder, sin duda impondrán el deobandismo, lo hicieron en 1996 y lo repiten ahora, en Afganistán… por encima de los cadáveres de los hazara, chiíes.

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles de relaciones ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *