“La máquina es tu amo y señor”. Artículo de Agustín Moreno

Agustín Moreno ha publicado en “Cuarto Poder” (http://www.cuartopoder.es/ideas/2019/08/15/la-maquina-es-tu-amo-y-senor-agustin-moreno/) un comentairo a un libro recientemente publicado por Virus Editorial: La máquina es tu amo y señor (Yang, Jenny Chan, Xu Lizhi, Li Fei y Zhang Xiaoqio, 2019).

Con palabras de Agustín Moreno:
“Escrito por varios autores, investiga con entrevistas, muchas anónimas, y con trabajo de campo, las causas y consecuencias de la sobreexplotación laboral de este modelo industrial desbocado. Analiza el fenómeno de los esclavos electrónicos o iSlaves chinos. También incluye testimonios como el de Tian Yu (17 años), una obrera migrante que sobrevivió tras arrojarse desde un cuarto piso de la residencia de la fábrica, y los poemas del joven obrero Xu Lizhi que eligió suicidarse.”

Su comentario de cierre

“El estudio es muy interesante por el espeluznante análisis de la explotación de los trabajadores chinos. También se adivina el negativo impacto medioambiental. Estamos ante una economía y un modelo industrial insostenible. No hay planeta que resista este ritmo de explotación de los recursos naturales. Una sociedad que se pretenda mínimamente cohesionada y que defienda los derechos humanos, no puede permitir que se suiciden las personas por su trabajo. Para vender el mito de que se está construyendo un mundo mejor gracias a la tecnología, se tienen que tapar las sombras siniestras de una producción basada en la explotación salvaje de millones de trabajadores. La clase media de los países ricos debe reflejarse en el espejo del coste humano y ecológico que tiene materializar nuestra existencia digital. No se puede mirar para otro lado. Hay que cuestionar el consumismo que han introducido las altas tecnologías y saber que la fábrica que produce con el trabajo más alienante no ha sido superada sino, como mucho, desplazada de lugar.”

 

 

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo, rebelión y Papeles de relaciones ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *