La vida en .Cat sigue (y seguirá) más o menos igual… por el momento

Página herida
La vida en .Cat sigue (y seguirá) más o menos igual… por el momento

Para Joan Margarit (1938-2021), in memoriam. “No te veré más (No et veuré més)”, Miguel Poveda. https://www.elperiodico.com/es/yotele/20210217/final-telediario-miguel-poveda-emotivo-homenaje-musica-joan-margarit-tve-11525931

Algún día tendríamos que hablar de los años 80, que se llevaron la izquierda por la alcantarilla. En España se apagó la lucecita del Pardo y la sociedad se creyó que tenía derecho a hacer lo que le viniera en gana porque ya no estaba el Represor. Nadie le dijo que la lucecita tenía que encenderla ella, que eso es la democracia.
María Cruz Santos Santos (2021)

La actuación de Miguel Poveda, cantando Margarit, en el informativo de TV1 de la noche del pasado martes muestra que pueden hacerse otras cosas. No es la primera vez. Felicitemos a Carlos Franganillo.
El comentario de la historiadora María Cruz Santos Santos no debería caer en saco roto. ¿Pensamos en ello?
Nuestro gran filósofo-humorista da de nuevo en la diana. Un viñeta suya enseña más que mil artículos (incluido este por supuesto). Dos entrelazadas… ¡ni te cuento!

No les aburro con datos y más datos. Seis apuntes-interpretaciones y un corolario final, no más. Celebremos de entrada que es la segunda vez (2017, 2021) que un partido no-nacionalista gana las elecciones autonómicas en .Cat; celebremos también -¡con gritos de júbilo!- la derrota de la ‘Santísima y diabólica Trinidad’ Puigdemont-Borràs-Canadell; recordemos que el voto secesionista alcanza poco más del 25% del censo (aunque saquen mucho pecho por haber conseguido un poco más del 50% de los votos emitidos); constatemos la no proporcionalidad de la ley electoral que rige en las elecciones .Cat, y tomemos nota, como era de prever, de la enorme dimensión de la abstención (nunca como hasta ahora) y de la irrupción de la ultraderecha voxista. La otra ultra, aunque se vistan con otros ropajes, está en Junts y en sus alrededores.
(Entre paréntesis: no nos ocultemos que si el PDCat y el PNCat no hubieran roto con la línea Puigdemont, por la prepotencia e ininterrumpido maltrato del Vivales que sigue pensando que el “Estado.Cat soy yo” y que quien se mueve medio centímetro no sale en su foto, Junts hubiera conseguido probablemente dos escaños más y casi tantos votos como el PSC. Principio de realidad: la Cataluña real es la Cataluña (ir)real).

Hablemos, pues, de esa Cataluña (ir)real que está en el fondo de los resultados electorales. La atmósfera político-cultural, nudo central, cuida, abona y promueve el marco conceptual y vital del mundo secesionista, sigue siendo la misma o algo peor. Dos ilustraciones:

El montaje Puig Antich-Puigdemont, un abyecto insulto a todo y a todos, es el anuncio de una exposición en el barrio de la Floresta de Sant Cugat del Vallès (Barcelona). La muestra se titula (o titulaba) De Puig Antich a Puigdemont”. CGT, la Comisión Puig Antich y el Ateneo Enciclopédico Popular se han indignado. No es para menos. “Nunca ha habido ningún punto de conexión ni de ideología ni de proyecto” entre Puig Antich “y la actualidad de hoy en día, y menos con Carles Puigdemont”, han comentado. Están “hartas de las manipulaciones y la apropiación de la figura revolucionaria y libertaria de nuestro compañero”, de la que culpan a “otras ideologías y intencionalidades políticas ajenas a su personalidad antiestatista y de transformación radical de la sociedad”. (Puig Antich fue militante del MIL, del Movimiento Ibérico de Liberación, una organización que no era, propiamente hablando, un movimiento libertario).
Les traduzco la “piulada” de Toni Albà, un cómico (de Polònia o ex Polònia) nacional-secesionista fanatizado, reconocido y seguido en ámbitos y redes nacionalistas: “Jordi [Èvole], Cataluña será independiente. Y tú, y los otros eslabones colonizadores, podréis informar a la metrópoli de cómo nos organizamos con éxito como estado independiente”. ¡Amable y cortés… como una patada en el cerebro!
No son las únicas aportaciones ‘culturales’ del secesionismo en estos días pasados. Hay más. El director de teatro, Joan Lluís Bozzo, que en su día se las dio de intelectual de izquierdas (https://www.eltriangle.eu/es/2021/02/13/joan-lluis-bozzo-difunde-que-el-30-de-enero-de-1938-espana-asesino-a-42-personas-entre-ellas-20-ninos-en-la-plaza-sant-felip-neri/), reenvió un mensaje de twitter en el que se aseguraba que el 30 de enero de 1938 «España asesinó a personas, entre ellas 20 niños, en la plaza San Felip Neri» (el autor del tuit, Xavier Díez, se define como «escritor, historiador y articulista». Le entrevisté hace años, un día les cuento lo que pasó). ¡La falsaria hispanofobia revisionista en el puesto de mando! Bozzo ha sido el número 81 de la lista de JxCat por Barcelona en las elecciones del 14F. Hace un año, en febrero de 2020, escribió este tuit: “En el restaurante Can Camp en la Ametlla del Vallès los camareros nos piden que hablemos en español. Nunca más”. También es suyo este otro mensaje de 7 de junio de 2020: “Que no nos engañen. En Cataluña conviven los catalanes (que, sean de donde sean, aman a Cataluña) y los españoles empadronados en Cataluña que quieren eliminar nuestra lengua, cultura, símbolos y libertades, para entregar el país al Reino de España. Alerta máxima”. Durante la campaña electoral se refirió a Illa como Illeta y afirmó que “Illa es como Montilla… pero más corto”. Quina gràcia, quin riure! Afirmar que los bombardeos de Barcelona de enero de 1938 los hizo España fue su última gran aportación intelectual. Todo de muy buen rollo en la república .Cat de las sonrisas.

Sobre nuestro asunto. Nos serán útiles estos dos gráficos: