Los más vulnerables (I.1)

[Crónicas sabatinas] ¡Por nuestro apoyo mutuo, por nuestra proximidad, por nuestra serenidad! ¡Ánimo!
Los más vulnerables (I.1)

Para Ferran Gallego, amigo, compañero, maestro.
Para Mercedes Iglesias Serrano que cumple años en un día de victoria y emancipación.

La crisis de la COVID, desde el lugar de origen. Hablamos de cómo se ha vivido la epidemia en la capital española”. Como han leído, sin errores en la traducción.
El comentario de Ferran Monegal: “Y resulta que TV-3 conecta con la delegación que tienen en Madrid para que informen de la última hora sobre el virus, y lo ilustran con un espléndido rótulo que dice: «La crisis del Covid desde su lugar de origen». O sea, el origen de esta pandemia mundial está en Madrid. ¡Ahh! La hazaña ha corrido como la pólvora por la red y los medios de comunicación. Hay indignación. Rasgado de vestiduras. ¿Y qué esperaban? les digo yo a los que se irritan. Hace tiempo que en TV-3 la información se trata como un bazooka, como un proyectil. Cada rótulo es una perdigonada. Están en una guerra santa, abrazan una religión más que una ideología, y sueltan rótulos en pantalla como quien lanza fatwas en plan bombas de racimo.”

Un aspecto trascendente de la pandemia actual es que permite ver procesos sociales antes velados u ocultos. La covid-19 nos ayuda a mirar la fragilidad de la vida y la vulnerabilidad humana mostrándonos el enorme caudal de trabajo y solidaridad desarrollado por tantas personas hasta ahora invisibles. Apreciamos la incansable dignidad de quienes trabajan en la construcción, el turismo y los servicios, o de trabajos feminizados como limpiadoras, camareras de piso, cajeras y trabajadoras de cuidados, ahora vistas como esenciales, cuando antes fueron sistemáticamente menospreciadas. Nos hacemos conscientes del encomiable compromiso y riesgo de miles de trabajadores sociales y sanitarios, ahora llamados héroes/heroínas, pero antes infravalorados y precarizados. Y vemos que es una pandemia de desigualdad que, sobre todo, afecta a los barrios y población humilde, y a grupos vulnerables como enfermos, mayores, y personas con diversidad funcional, en centros penitenciarios y residencias.
Joan Benach (2020)

La segunda cuestión es la de la deuda, de cómo se va a gestionar y hasta qué nivel se va a tolerar. En ambos terrenos, el caso español está condicionado por la política europea. Y, de momento, la cosa no pinta bien. El bloque austericida sigue intransigente; en su posicionamiento radical se mezclan dogmatismo liberal, miedo al descontrol, racismo y limitaciones derivadas de los procesos electorales locales. No me cuesta entenderlo, soy catalán y me puedo imaginar qué harían las élites económicas catalanas si el país fuera independiente y tuviera una posición económica como la holandesa (lo de ser un paraíso fiscal también ha figurado algunas veces en la agenda económica de la derecha local). Y, en este sentido, donde digo Catalunya también podría decir Comunidad de Madrid. O la situación es tan grave que les obligue a cambiar o la amenaza de una nueva política de ajuste va a estar presente en todo momento.
Albert Recio (2020)

La contaminación no solo está relacionada con la mayor o menor calidad atmosférica o con una mejor visibilidad, sino también se están haciendo estudios sobre la relación entre niveles altos de Contaminantes Climáticos de Vida Corta (CCVC), en especial de partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM 2,5) y la enfermedad COVID-19, ya que facilitan la permanencia del virus en el aire y se incrementan las posibilidades de contagio. Además, se ha observado que los pacientes con coronavirus que hayan estado expuestos durante largo tiempo a altos niveles de contaminación tienen más posibilidades de fallecer por la infección que los pacientes de zonas de aire más limpio, ya que aumenta su vulnerabilidad a sufrir los efectos más severos de la infección.
Rosa María Rodrigo Calvo (2020)

Un sudor frío recorre la espalda del viajero en el tiempo, puesto que la relación del nacionalismo catalán con la división provincial ha sido siempre materia de psicoanálisis. La Mancomunitat de Catalunya, primera experiencia de gobierno regional en España, se formó en 1914 a partir de las cuatro diputaciones catalanas. Enric Prat de la Riba se convirtió en figura de referencia del catalanismo desde la presidencia de la Diputación de Barcelona. En los años treinta, la Generalitat republicana impulso una nueva organización territorial que desdibujaba las provincias y acentuaba la concepción nacional de Catalunya. En 1977, Josep Tarradellas pactó con Adolfo Suárez la restauración de la Generalitat con la palanca de la diputación barcelonesa. Jordi Pujol creó los consejos comarcales pero le gustaba tanto la ley electoral de Suárez –con premio para las provincias de Lleida y Girona– que el Parlament de Catalunya jamás ejerció la soberanía que le confiere el Estatut para aprobar una nueva ley electoral con otros criterios territoriales. El independentismo tiene mayoría en el Parlament gracias a ley electoral de base provincial, pero la palabra “provincia” jamás se pronuncia en TV3. Sánchez acaba de regalar una perla a Torra: Salvador Illa vestido de Javier de Burgos.
Enric Juliana (2020)

Esas teorías son ineludibles cada vez que surge una pandemia. Las pestes se atribuían antiguamente a los dioses o los demonios, que no eran tan fáciles de distinguir. Hace ya cuarenta años que los conspiranoicos dictaminaron que el virus del sida era un diseño de laboratorio y la misma idea cargante ha resurgido como el Fénix cada vez que hemos conocido un nuevo virus. La teoría se ha revelado desacertada todas y cada una de las veces que se ha propuesto. La manipulación genética deja unas huellas manifiestas para cualquier genetista. Si alguien lograra ocultarlas merecería un premio Nobel. Pero eso no quiere decir que el riesgo de que se escape un virus no exista. Existe, y se han dado casos.
El SARS de 2002, que mató a 800 personas en el mundo, se escapó dos años después de un laboratorio de Pekín, sin consecuencias graves. Lo mismo ocurrió con la fiebre aftosa del ganado en 2007, y los laboratorios norteamericanos de alta seguridad enviaron muestras de ántrax, gripe aviar y ébola a otras instalaciones desautorizadas para manejar esas pestes. En el mundo solo hay 70 laboratorios de alta seguridad biológica en 30 países, incluida España. Para delicia de los conspiranoicos, uno de los dos que tiene China está en Wuhan, el foco de la pandemia de covid-19. Pero el genoma del virus es un libro abierto y no tiene una sola página que apunte a un origen biotecnológico. Todo el libro apunta al pangolín.
Javier Sampedro (2020)

Luego está la parte fácil, de pista circense, en la que los actores se dirigen –ahora sí— estrictamente a su público, y a la vez prolongan todo lo que se pueda esta legislatura del Parlament. Ah, el consejero de Interior, Miquel Buch, parece dedicar cada día más tiempo a ensayar cómo decir “el Gobierno del Estado español” con un forzado acento para transmitir que no es su gobierno, ni España su país, mientras que su jefe de comunicación no parece tener más entretenimiento que rescatar carteles de 1808 y 1936. No digamos ya el president Quim Torra, que como líder nato se dedica desde el minuto cero de esta crisis a decir cada día que hará lo contrario de lo que establezca el estado de alarma. Y mintiendo, pues afirma a cara de micrófonos cortesanos que se hará lo que él diga, mientras (por fortuna) los escalones interiores de su administración hacen lo que pueden para cumplir, como los Mossos d’Esquadra, por suerte para todos. Es el mismo president que permite cada día que siga ondeando sobre su despacho la bandera española, y que un día desapareció para reaparecer a los pocos minutos. Y en el mismo palacio al que no se permitía acceder justo antes del inicio de la pandemia a Raimon y su mujer en el homenaje a… ¡Josep Benet!
Pere Vilanova (2020)

Unas observaciones iniciales:

1. ERC, Junts y la CUP, las fuerzas que sostienen el gobierno TorraPuigdemont, coincidieron en la votación del pasado miércoles en el Congreso de Diputados sobre el estado de alarma. Votaron lo mismo que VOX y Foro de Asturias. ¿Una coincidencia puntual? Por supuesto, puntual, muy puntual. Pero, ¿es responsable, a día de hoy, una votación contraria a la prórroga del Estado de alarma?

2. Sostenella y no enmendalla: “Segurament no tornaria a escriure el tuit [el de España es muerte y pasado, y Cataluña es vida y futuro] amb les mateixes paraules. Però les conclusions són les mateixes” (Joan Canadell, TV3, sábado 2 de mayo: «Seguramente no volvería a escribir el tuit con las mismas palabras. Pero las conclusiones son las mismas»). ¿Alguna duda sobre las reflexiones profundas de uno de los líderes de opinión del nacional-secesionismo?

3. Sobre el nombre de un registro: http://memoria.gencat.cat/ca/que-fem/banc-memoria-democratica/fons/deportats-catalans-i-espanyols-als-camps-nazis/index.html. ¿Por qué deportados catalanes y españoles a los campos nazis? ¿También en esto la conjunción que separa, que no une?

4. Salvador Oliva: dos de los mejores (y más divertidos) artículos que he leído hace mucho tiempo: Salvador Oliva, “A l’Institut Nova Història (I)” y “A l’Institut Nova Història (i II).https://cat.elpais.com/cat/2020/04/15/cultura/1586954237_597720.html, yhttps://cat.elpais.com/cat/2020/04/30/cultura/1588236420_684622.html. ¡Tres millones de euros de subvención… y Premi Nacional President Lluís Companys al Instituto! ¿Conocen un caso parecido en el mundo-mundial? ¿Problemas de financiación de .Cat? ¿De quién, de quiénes?

Una “demostración”, made in SO (Salvador Oliva), de la catalanidad de Gabriel García Márquez (mi traducción empobrece de mucho su texto):
En el momento actual, también puedo demostrar que Gabriel García Márquez era catalán. La demostración es sencilla, concluyente y definitiva: García es un apellido muy catalán. Hay miles de catalanes que se apellidan García. Por si fuera poco, Garcia es el topónimo de un municipio de Tarragona, reconquistado por Ramon Berenguer IV; de modo que poca broma. Él, en realidad, se llamaba Gabriel Garcia (sin acento!) i Marquès. Y, como todo el mundo sabe, la etimología de «Marquès» es «marca», que significa «frontera». Todo indica, pues, que nació en la Franja de Ponent.

Una segunda “demostración”: la no catalanidad de Pilar Rahola:
He descubierto también que Pilar Rahola no es catalana. Su segundo apellido es «Martínez», cuya etimología es «Hija de Martín». ¡Se ve que intentó cambiárselo! Se quería poner Pilar Rahola i Martinell, pero no se lo dejaron hacer. Un amigo mío de Teruel me ha asegurado que tiene pruebas fehacientes que demuestran que Rahola nació en Zaragoza y que por eso se llama Pilar. Ella lo esconde porque así puede continuar ganando miles de euros a TV3 insultando a Pedro Sánchez y haciendo ver que es independentista. Un argumento adicional: si fuera catalana de verdad, no sería tan tóxica. Todo el mundo sabe que los catalanes no somos así.

Por si tuvieran curiosidad: enlace de la página web de SALVADOR OLIVA. https://salvadoroliva.com/ ¡Que la disfruten!

5. Un tuit de Carles Puigdemont y su réplica

La réplica, el comentario: Arqueòleg #StopAssetjament (@arqueoleg) twitteó: “Puigdemont defensant el dret d’Holanda a fer dumping fiscal i robar 10.000M/any al benestar social europeu baixant impostos als rics. Per si no quedava clar que el seu projecte de República Catalana es un paradís fiscal per milionaris sense cap dret social ni estat del benestar. https://t.co/G0W6jX8rNG [Puigdemont defendiendo el derecho de Holanda a hacer dumping fiscal y robar 10.000 millones/año al bienestar social europeo bajando impuestos a los ricos. Por si no estaba claro que su proyecto de República Catalana es la de un paraíso fiscal para millonarios sin ningún derecho social ni estado de bienestar].
Una “Andorra rica i plena” ha observado el profesor Miras.

6. Reflexiones de dos grandes “líderes” del nacionalismo .Cat: 1. Jordi Cuixart (03.05.2020): “Ni la repressió ni l’estat d’excepció encobert no afebliran @omnium. Acusarem l’Estat, perquè ens retorni 200.000 euros robats a la cultura i la cohesió [Ni la represión ni el Estado de excepción encubierto -así concibe la situación do Cuixart- debilitarán omnium. Acusaremos al Estado para que nos devuelva los 200.000 euros robados en la cultura y la cohesión] http://elpuntavui.cat/politica/artic». Comentario de Antoni Castellà, uno de los portavoces más hiperventilados del nacional-secesionismo: «Comença el desconfinament: reprenen unilateralment la repressió, unilateralment hem d’aixecar la suspensió de la DUI!» [Empieza el desconfinamiento: retoman unilateralmente la presión, unilateralmente hemos de levnatar la suspensión de la DUI!]

Vayamos a nuestro tema: los más vulnerables (y los que apenas lo son)

En el caso de España (y también en muchos otros países), no hay ninguna duda que las personas mayores que vivían en residencias ha sido el sector más afectado. El profesor Joan Benach (“Las muertes en residencias y la mercantilización de los cuidados”, https://rebelion.org/las-muertes-en-residencias-y-la-mercantilizacion-de-los-cuidados/) lo ha explicado así:
«
Recientemente, el director de la Oficina Regional de la OMS para Europa ha señalado una desigualdad trágica: la mitad de los europeos fallecidos residían en residencias. Aunque aún no disponemos de análisis definitivos, los datos disponibles en España muestran una situación aún peor: tres de cada cinco muertes ocurrieron en residencias. Si bien algunos han señalado que el problema radica en la concentración de personas ancianas y vulnerables, muchas residencias no tienen fallecidos, por lo que precisamos de mejores explicaciones. La pandemia nos permite examinar un modelo de cuidados, implantado durante años, caracterizado por la infrafinanciación pública y un modelo de atención a la dependencia mercantilizado y precarizado

El doctor Benach recuerda que en 2006 se aprobó la “Ley de dependencia”:
«pero la crisis económica posterior y la elección de políticas austericidas recortó el gasto en residencias públicas, incrementó el déficit de plazas, redujo el papel de entidades sin ánimo de lucro, y externalizó servicios (a menudo sin concurso público, con redes clientelares/familiares y corrupción) a grandes empresas, aseguradoras y fondos especulativos que, como revelan los paradigmáticos casos de Madrid y Catalunya, vieron en la atención a las personas mayores un mercado rentable para hacer negocio.»

¿Cómo lo hicieron? La respuesta del epidemiólogo y profesor de la UPF:
«
Recortando personal, ahorrando en material básico y mantenimiento, reduciendo la calidad de servicios y degradando la atención y condiciones higiénicas y alimentación de las personas ancianas. Actualmente, tres de cada cuatro de los casi 5.500 centros existentes son privados o concertados y más del 40 por ciento de su facturación anual (cerca de 5.000 millones de euros) es sufragada públicamente. Se parasita al sector público, se gestiona privadamente y se actúa sin control democrático. Sin los medios adecuados para detectar, prevenir y cuidar, el contagio se ha expandido a trabajadoras y residentes multiplicando el riesgo de morir, que el gobierno trata ahora de paliar con recursos y desinfectando espacios.»

A finales de 2019, recuerda finalmente el profesor de la UPF, la Marea de residencias promulgó una categórica advertencia: mañana puedes ser tú.
«
Olvidados en las residencias, descartados para ir a hospitales y relegados en las UCI, los mayores han sido abandonados a su suerte. Esta pandemia revela que debemos exigir responsabilidades a un modelo socialmente ineficiente, corrupto e inhumano. Cuidar ancianos es compartir vida; un trabajo hermoso, digno y esencial que debe ser un bien común no mercantilizado.»

Desde el punto de vista del profesor Benach, un punto de vista que no es difícil compartir, “desplegar un modelo público universal de atención a la dependencia, integral y de calidad, bien financiado, gestionado e integrado en la atención sociosanitaria pública, es un derecho de toda la población que no puede esperar.”. Derecho de toda la población, derecho de la ciudadanía. ¿Recuerdan aquello de que “la salud no era un derecho” que agitó y propagó don Boi Ruiz, mano derecha de don Artur Mas, el máximo y orgulloso referente del neoliberalismo en .Cat?
Recordemos que en España, la gestión de las residencias está en manos de las comunidades autonómicas. Detrás de ellas, mucha, muchísima gestión privatizadora: fondos de inversión (sin entrañas) y negocios de amigos y fieles al respectivo poder autonómico. Tema a investigar, con resultados garantizados de interés, en los casos de Cataluña y de la Comunidad de Madrid por ejemplo.

Veamos más nudos de la situación.

Desigualdades sociales en USA. Según estimaciones del Instituto de Estudios de Política de EEUU (https://actualidad.rt.com/actualidad/351971-eeuu-multimillonarios-enriquecerse-coronavirus), entre el 18 de marzo y el 10 de abril de 2020 más de 22 millones de trabajadores usamericanos perdieron su trabajo. La tasa de desempleo creció en USA hasta un 15%. Mientras tanto, la fortuna de los multimillonarios estadounidenses creció en 282.000 millones de dólares (casi un 10%) durante el mismo período. El estudio de IPS destaca que el fundador de Amazon, Jeff Bezos, así como Bill Gates y Warren Buffet «siguen poseyendo tanta fortuna como la mitad inferior de todos los hogares de EE.UU. juntos«.
Entre tanto, “un 78 % de los hogares viven de sueldo a sueldo, mientras que un 20% tiene un patrimonio neto nulo o negativo». Ocho multimillonarios –Jeff Bezos, Elon Musk, MacKenzie Bezos, Eric Yuan, Steve Ballmer, John Albert Sobrato, Joshua Harris y Rocco Commisso- han aumentado su patrimonio neto en más de 1.000 millones de dólares entre el 1 de enero y el 10 de abril.
El que más se ha beneficiado durante la pandemia: el fundador y director ejecutivo de Amazon. El 15 de abril su fortuna se había incrementado en 25.000 millones de dólares desde el inicio del año. «La riqueza de los multimillonarios ha crecido asombrosamente en las últimas décadas y para algunos ‘especuladores de la pandemia’ incluso más drásticamente desde la crisis del covid-19, aún cuando las obligaciones fiscales de los multimillonarios han caído en picada», resume el informe.

Veamos ahora la situación del empleo en el mundo, de un informe de la OIT del pasado miércoles 29 de marzo http://www.ipsnoticias.net/2020/04/la-perdida-empleo-se-dispara-mundo/):
1. Durante el segundo trimestre de 2020, se pueden perder el 10,5% de las horas de trabajo, equivalentes al trabajo de 305 millones de trabajadores a tiempo completo (48 horas semanales), en una fuerza global de 3.300 millones (Recordemos que una previsión en marzo de la propia OIT preveía una pérdida en este período de 6,7 % de horas de labor, equivalentes al empleo a tiempo completo de 195 millones de trabajadores. En realidad, ¡110 millones más!).
2. Ya durante el primer trimestre de 2020 se han perdido 4,5% de las horas de trabajo, equivalentes a la ocupación semanal de 135 millones de trabajadores.
3. La situación afecta en primer lugar a los trabajadores informales que suman 2.000 millones en total (en los países de más bajos ingresos, el 88% de los trabajadores, de media, actúa en el sector informal de la economía). Se estima que 1.600 millones -¡el 80%!- tienen sus ingresos en riesgo. Los trabajadores informales ya han visto disminuir sus ingresos en un 60% de media (81 % en África y América Latina, 21,6 % en Asia y el Pacífico, 70 % Europa y Asia Central).
4. En todo el mundo, más de 436 millones de empresas afrontan el grave riesgo de interrupción de la actividad (entre ellas 232 millones del comercio mayorista y minorista, 111 millones de manufacturas, 51 millones de servicios de alojamiento y comidas, 42 millones del sectores inmobiliario y otras actividades comerciales).

Algunos datos de la situación española (https://actualidad.rt.com/actualidad/352157-cifras-record-desempleo-espana-coronavirus):
1. Según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, el total de demandantes de empleo alcanzó las 3.831.203 personas, una subida de 282.891 parados en abril respecto al mes anterior (más de un 7,3%). Supone la más alta registrada en el mes de abril de toda su serie histórica.
2. El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) abonó un total de 5.197.451 prestaciones, un incremento interanual del 136,56%, (representa también un récord histórico de prestaciones abonadas por el SEPE).
3. Las ayudas por ERTE se triplican (aumentando un 207,15%) hasta alcanzar los 4.512 millones de euros.
4. Debido a los ERTE y los desempleados, alrededor del 45% de la población activa española se encuentra en situación de paro técnico.
5. Para conocer cómo ha evolucionado el empleo en el mes de abril, hay que precisar lo ocurrido del inicio al final de mes y no centrarse en la variación de la afiliación media: entre los días 1 y 30 de abril, se registraron 49.074 afiliados menos, mientras que del 12 al 31 de marzo fueron 898.822. En total: 947.896 personas.
6. La crisis ha impactado especialmente en el sector servicios, donde el desempleo se incrementó en 219.128 personas (8,76 %). En la industria aumentó en 26.832 (8,92 %). En la construcción subió 25.055 personas (7,84 %). En la agricultura en 4.015 (2,52 %) y en el colectivo sin empleo anterior en 7.861 (2,95 %).
7. El paro registrado aumentó, sobre todo, en Cataluña (50.763 parados), Madrid (41.263) y en la Comunidad Valenciana (38.115).
8. En el último trimestre de 2019, el número de hogares en los que ninguna persona aporta ingresos era de 565.300, y en el primer trimestre de 2020 llega a 597.000. Eso implica que a lo largo de estos meses, 32.000 hogares han quedado privados de toda renta.
9. Un dato revelador: el ayuntamiento de Madrid ha registrado durante el último mes 33.514 peticiones de ayuda alimentaria (prácticamente la misma cantidad que se atendió en todo el año pasado: unas 34.000)

Ejemplos concretos (https://elpais.com/espana/madrid/2020-04-23/la-pobreza-inicia-su-escalada-cada-dia-viene-gente-nueva-las-colas-son-larguisimas-para-pedir-comida.html):

El 11 de marzo Yoselin Sarmiento dejó de ir a las clases de segundo de bachillerato en el Instituto de Vallecas I (Madrid) por el coronavirus. Tiene 18 años. Sueña con estudiar Telecomunicaciones en septiembre.
El mismo 11 de marzo se colocó en silencio en una cola para recibir una bolsa de comida para su familia. “Lo llevo como puedo, no es algo que sea fácil de asimilar”. Es la primera vez que acude. Su madre no trabaja. A su padre le han reducido la jornada a la mitad. Su hermana tiene siete años. Los cuatro viven de alquiler en un piso de tres habitaciones. Pagan 800 euros mensuales. Han llamado al casero. No pueden pagar el mes de mayo. Les han dicho que al menos paguen la mitad.
Si antes de la pandemia repartían comida para 600 personas en la parroquia de San Ramón Nonato del barrio, ahora la cifra llega a 1.300.

Alberto Vera, de 71 años, es voluntario, organiza en un despacho el reparto. En una libreta tiene los datos: un 70% son latinos y un 30% españoles. Cada día reparten cientos de kilos del banco de alimentos, junto a bocatas, táperes y raciones que la cocinera hondureña Magali Huanca, 44 años, decide a las 8:15 de la mañana. “Hoy he hecho picante de verduras. Me sale muy bien”. A las 13.30 ya tenía preparados 15 kilos de arroz y 40 de pisto para despachar.
El Banco de Alimentos de Madrid también ha detectado la situación: si en marzo atendían a 150.000 personas en la región, hoy son 190.000. Y subiendo. Las solicitudes se han incrementado en un 30% por la pandemia. El stock que tenían era para tres meses. Los comedores sociales han cuadriplicado el número de usuarios que atienden a diario.
Cáritas también alerta: “Las peticiones de ayuda se han triplicado y el 40% de estas solicitudes provienen de personas que lo hacen por primera vez”
Madrid, y con Madrid el conjunto de España, afronta ya otra curva pandémica: la social. El pico no se ha alcanzado.

La pobreza inicia su escalada en el distrito de Puente de Vallecas (Madrid). Aquí viven 230.000 vecinos repartidos en seis barrios con una renta per capita media de 24.687 euros al año, la más baja de la ciudad. De ellos, unos 20.000 estaban en el paro antes de la covid-19. A falta de los datos abril, las colas para pedir comida se ha multiplicado.
Muchos de ellos han visto cómo sus pocas horas de trabajo al día, aquellas que pasaban limpiando hogares, acompañando a abuelos, o compaginando chapuzas de albañilería, han sido fulminadas de cuajo. No hay paga diaria. Vivir al día se ha traducido en acudir a la parroquia a recoger alimentos. Algunos no han pisado un supermercado desde marzo; otros se han cansado de llamar a las instituciones para pedir.
La cola de comida es tan larga que los voluntarios de la zona de Entrevías -donde la renta media es de 17.500 euros al año, casi cuatro veces menos que el barrio de Salamanca con 61.572- se han visto obligados a trazar dos carriles. Uno para los que ya venían de antes de la crisis o de otra. Como Juan, de 61 años, que con una mascarilla sucia y vieja cuenta que todavía no se ha recuperado. “Caí en el paro en 2009 y no he vuelto a levantar cabeza”. En otro camino para los nuevos, los más silenciosos, los tímidos, los avergonzados.

Más la semana que viene. La situación es ya dramática para muchas familias trabajadoras. La solidaridad, el apoyo mutuo, la relación fraternal, el ponerse en lugar de los otros, la acción, la praxis real, el alejarse de engaños y liantes, el tener en cuenta a los más vulnerables (muchas en femenino), nuestra unidad, el ayudar a los más necesitados, son más necesarios que nunca. Ánimo, mucho ánimo.

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo, rebelión y Papeles de relaciones ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *