Miscelánea (02/04/2022)

De Carlos Valmaseda, de Espai Marx (con observaciones finales de José Luis Martín Ramos y Miguel Candel).

1. Los empresarios alemanes quieren gas.
Un par de advertencias de los empresarios alemanes sobre la locura que supondría dejar de importar gas ruso:
https://www.libremercado.com/2022-04-01/empresarios-alemanes-alertan-de-la-peor-crisis-desde-la-segunda-guerra-mundial-si-se-quedan-sin-gas-6882198/
-un tuit con el enlace a las declaraciones del jefe de BASF -en alemán, que no sé-: https://twitter.com/descifraguerra/status/1509914662988656644

2. El discurso de Putin sobre el pago del gas
La declaración televisada de Putin al informar sobre el pago de gas en rublos. Creo que vale la pena, más allá del resumen que se suele dar. La transcribo del inglés con DeepL, que es cómo lo he visto. Hay algún error, pero se entiende por el contexto. No lo he buscado en ruso:
Hoy he firmado una orden ejecutiva que establece las normas para el comercio de gas natural ruso con los llamados Estados no amigos. Ofrecemos a las contrapartes de tales países un régimen claro y transparente. Para comprar gas natural ruso, deben abrir cuentas en rublos en bancos rusos. A partir de estas cuentas se efectuará el pago del gas entregado a partir de mañana, del 1 de abril de este año.Si no se efectúan estos pagos, lo consideraremos un incumplimiento de las obligaciones por parte de los compradores, con todas las consecuencias que ello conlleva. Nadie nos vende nada gratis, y nosotros tampoco vamos a hacer caridad. Es decir, se detendrán los contratos existentes.
Me gustaría subrayar una vez más que en una situación en la que el sistema financiero de los países occidentales se utiliza como arma, cuando las empresas de estos estados se niegan a cumplir los contratos con los bancos, las empresas, los individuos rusos, cuando los activos en dólares y euros están congelados, no tiene sentido utilizar las monedas de estos países.
De hecho, ¿qué está pasando, qué ha pasado ya? Suministramos a los consumidores europeos nuestros recursos, en este caso el gas, y ellos lo reciben, nos pagan en euros, que luego ellos mismos congelan. En este sentido, todo apunta a que hemos suministrado una parte del gas suministrado a Europa prácticamente gratis.
Esto, por supuesto, no puede continuar. Además, en el caso de nuevos suministros de gas y su pago según el esquema tradicional, también pueden bloquearse nuevos ingresos financieros en euros o dólares. Esta evolución de la situación es bastante esperada, sobre todo porque algunos políticos de Occidente hablan de ello, hablan públicamente. Además, en esta línea hablan los jefes de gobierno de los países de la UE. Los riesgos del actual estado de cosas son, por supuesto, inaceptables para nosotros.
Y si se analiza la cuestión en su conjunto, la transferencia de los pagos por el suministro de gas ruso a rublos rusos es un paso importante para reforzar nuestra soberanía financiera y económica. En el marco del plan a largo plazo, seguiremos avanzando de forma consecuente y sistemática en esta dirección, para aumentar la parte de las liquidaciones del comercio exterior en la moneda nacional y en las monedas de los países que actúan como socios fiables.
Por cierto, probablemente habrán oído que muchos proveedores tradicionales de recursos energéticos al mercado mundial también hablan de diversificar las monedas de liquidación.
Permítanme repetirlo una vez más: Rusia valora su reputación comercial. Cumplimos y seguiremos cumpliendo nuestras obligaciones en todos los contratos, incluidos los de gas, y seguiremos suministrando gas en los volúmenes establecidos, quiero subrayarlo, y a los precios especificados en los contratos a largo plazo existentes.
Subrayo que estos precios son varias veces inferiores a las cotizaciones actuales en el mercado al contado. ¿Qué significa esto? Sencillamente, que el gas ruso es energía más barata, calefacción, luz en los hogares de los europeos, un coste asequible de los fertilizantes para los agricultores europeos y, por tanto, alimentos al fin y al cabo. Por último, es la competitividad de las empresas europeas y, por tanto, los salarios de los europeos, de los ciudadanos de los países europeos.
Sin embargo, a juzgar por las declaraciones de algunos políticos, están dispuestos a descuidar los intereses de sus ciudadanos, aunque sólo sea para complacer a su amo de ultramar, el soberano. Una especie de populismo al revés: se anima a la gente a comer menos, a vestirse más abrigada para ahorrar en calefacción, a negarse a viajar… y todo ello supuestamente en beneficio de las personas a las que se exigen estas privaciones voluntarias en aras de la abstracta solidaridad del Atlántico Norte.
Hace más de un año que se observan estos dudosos planteamientos y acciones en materia de política económica, energética y alimentaria por parte de los países occidentales.
Por cierto, a la crisis alimentaria le seguirá otra inevitable, otra oleada migratoria, incluyendo principalmente a los países europeos.
Sin embargo, paso a paso, se están tomando decisiones que empujan a la economía mundial a una crisis, conducen a la ruptura de los lazos productivos y logísticos, llevan a un aumento de la inflación mundial y a un incremento de la desigualdad, a una disminución del bienestar de millones de personas, y en los países más pobres -ya lo he dicho- a la tragedia de la hambruna masiva.
Naturalmente, surge la pregunta: ¿quién es el responsable de esto? ¿Quién será el responsable de esto?
Está claro que Estados Unidos volverá a tratar de resolver sus problemas -es decir, los suyos propios- a costa de otros, incluso lanzando una nueva oleada de emisiones y déficits presupuestarios. Ya ha crecido de forma desorbitada, y en las principales economías europeas se bate el récord de inflación, y en Estados Unidos. Y al mismo tiempo, intentan culparnos de sus errores en política económica, siempre buscan a quien culpar. Es bastante obvio, lo estamos viendo.
Me gustaría añadir que Estados Unidos intentará sacar provecho de la actual inestabilidad mundial, como hizo durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, durante sus agresiones contra Yugoslavia, Irak, Siria, etc. Los mercados mundiales están cayendo, y el valor de las acciones de las empresas del complejo militar-industrial estadounidense no hace más que crecer. El capital fluye hacia Estados Unidos, privando a otras regiones del mundo de recursos para el desarrollo.
Como resultado, los europeos no sólo se ven obligados a desembolsar, sino también, de hecho, a socavar con sus propias manos la competitividad de las empresas europeas, a sacarlas del mercado global. Para Europa, esto significa una desindustrialización a gran escala y la pérdida de millones de puestos de trabajo, y en un contexto de aumento de los precios de los alimentos, de la gasolina, de la electricidad, de la vivienda y de los servicios comunales, se produce también un descenso radical del nivel de vida de los ciudadanos.
Este es el precio que las élites occidentales gobernantes ofrecen pagar a la gente, como ya he dicho, por sus ambiciones y acciones miopes tanto en la política como en la economía, incluso por la guerra económica que están tratando de desatar contra Rusia, o, se podría decir, que ya han desatado.
No ha empezado ahora, no ha empezado en el último mes. Se han impuesto sanciones y restricciones ilegítimas contra nuestro país constantemente, durante muchos años. Su objetivo es frenar el desarrollo de Rusia, socavar nuestra soberanía y debilitar nuestro potencial en la producción, en las finanzas, en la tecnología.
Permítanme repetir que todas estas sanciones se prepararon con antelación, se habrían introducido en cualquier caso, quiero subrayar esto. De hecho, son sanciones por nuestro derecho a la libertad, por el derecho a ser independientes, por el derecho a ser Rusia. Por el hecho de que no queremos bailar al son de otros, sacrificar nuestros intereses nacionales y valores tradicionales.
El Occidente colectivo no va a abandonar la política de presión económica sobre Rusia. Además, por supuesto, buscará nuevas razones para las sanciones, es decir, pretextos. Por lo tanto, no vale la pena contar con un cambio de estos planteamientos, al menos en un futuro próximo.
En este sentido, me gustaría pedir al Gobierno, al Banco de Rusia y a las regiones que se aseguren de que la presión de las sanciones sobre nuestro país, como en décadas anteriores, continúe al organizar el trabajo sistemático para desarrollar la economía y sus sectores individuales. Esta es la realidad objetiva.
¿Qué considero importante señalar aquí y le pido que llame la atención de todos los colegas sobre ello? Teniendo en cuenta la situación de cada industria, esfera específica, es necesario centrarse no sólo en la superación de los retos del año en curso, sino también en la construcción de planes de desarrollo a largo plazo basados en las capacidades internas de nuestra economía, la ciencia rusa y el sistema educativo. Debemos confiar principalmente en la iniciativa empresarial privada y en la sana competencia, esforzarnos por maximizar la carga de nuestras empresas, crear nuevas competencias y aumentar la competitividad global de Rusia en su conjunto.
Al mismo tiempo, los indicadores clave de la eficacia de la política económica para nosotros deben ser la conservación y la creación de puestos de trabajo, la reducción de la pobreza y la desigualdad, la mejora de la calidad de vida de las personas, la disponibilidad de bienes y servicios. Teniendo en cuenta estos requisitos, la semana pasada debatimos la situación del sector de la construcción y la vivienda.”
Traducción realizada con la versión gratuita del traductor
www.DeepL.com/Translator

3. Para que dejemos de hablar de Dugin
Hartos de que siempre hablemos de Dugin como la principal influencia intelectual rusa, un ruso nos propone leer a otros pensadores. No conozco a ninguno, que conste: https://twitter.com/Irkutyanin1/status/1509954264508116996

4. El impacto en la seguridad alimentaria
Un buen resumen de las proyecciones del Programa Mundial de Alimentos, del que os informaba en días pasados. Pintan bastos: https://twitter.com/maydeuO/status/1509844149016702979

5. La efectividad de las sanciones
Un hilo interesante sobre hasta qué punto las sanciones han afectado hasta ahora a la economía rusa -spoiler: ha aumentado el superávit comercial ruso-: https://twitter.com/brunosgarzini/status/1509881456931315713

6. Situación militar
El que traducía los partes de guerra rusos debe estar cansado, decepcionado por los acontecimientos, o hace fines de semana largos, pero hoy tampoco ha publicado nada… 😀
-Supongo que la situación militar real solo la conocen los estados mayores de Rusia, Ucrania y la OTAN, pero eso no detendrá a los miles de estrategas aficionados de dar su opinión. Me gusta la actitud de esos rusos -no en vano firman como ‘Russians with Attitude’- sobre qué está pasando en el frente norte. Como sabréis, para los otanistas los rusos están perdiendo y por eso se retiran. Para los prorrusos, era un engaño. Y lo de la guerra de posiciones de Scott Ritter y demás. Estos rusos se preguntan si no será que en realidad ha fallado el plan A y ahora hay que pasar al B. Cuando les preguntan qué opinan sobre la retirada de Kiev dicen que:
«Buena pregunta. No estoy seguro. Si funciona bien y el grupo de las Fuerzas Armadas Ucranianas en el Donbás es rodeado y eliminado porque las fuerzas FAU están atadas, todo es probablemente parte del plan. Si no, la operación de Kiev fue probablemente un fracaso importante. El tiempo lo dirá».
https://twitter.com/RWApodcast/status/1509928584391106584
-El que fuera una figura importante en los primeros tiempos de las repúblicas del Donbás, el coronel Strelkov, dice claramente que ha sido un fracaso: https://twitter.com/SRomanum/status/1509927538449125381
-En lo que todo el mundo parece estar de acuerdo es que el punto culminante será la batalla por lo que queda por capturar en el Donbás. Un hilo interesante sobre la cuestión: https://twitter.com/kuzmlive/status/1510008889227550736
-Lo que parece confirmado es que Izyum ha sido tomada en su totalidad y las tropas rusas se dirigen hacia el sur:
https://twitter.com/Militarylandnet/status/1509869887447093264
-Respecto a Mariúpol, según el miliciano español en el Donbás:
«Mariupol casi ha sido tomada del todo. Las tropas ucranianas están prácticamente aisladas atrincherándose en bloques de edificios por las zonas de Primorskyi y especialmente Azovstal.»
https://twitter.com/miliciapopular/status/1509999452454629383
Por lo que leo de otros tuiteros, en realidad nadie mide exactamente el terreno ganado o perdido. Se trata más bien de la lucha por edificios concretos, en los que se refugian las tropas ucranianas que quedan, que intentan escapar.
-Mientras tanto, según un consejero de Zelensky, la industria militar de Ucrania está prácticamente destruida y está empezando a afectar también a la industria civil, por lo que pide negociar con Moscú para acabar con la guerra: https://twitter.com/descifraguerra/status/1509601722632704004
-Mas soldados rusos con insignias comunistas. Según el tuitero -no excesivamente fiable- en el ejército ruso hay muchos comunistas ucranianos y un 40% de los batallones de reconocimiento están formados por ucranianos: https://twitter.com/RobbyEspierre/status/1509907200826822659
-Como se habló tanto del bombardeo del hospital de Mariúpol, os paso las declaraciones de una de las -futuras- madres que salió fotografiada. La otra que estaba en camilla parece cierto que murió. Según las declaraciones de esta chica, no hubo ningún bombardeo aéreo y quizá fuese un mortero. Os paso la entrevista subtitulada en español: https://twitter.com/DaniMayakovski/status/1510070999961718789

Observación de J.L. Martín Ramos: Gracias, Carlos. Hay que esperar a que se disipe el humo para saber que ha pasado. Lo curioso, significativo, es que tampoco RT mantiene estos últimos días su columna sobre el desarrollo de la guerra y solo da información de acciones puntuales. Eso puede tener más de un significado y es aventurado arriesgar cualquiera. Si el ataque a Kiev fue un fracaso, sería además un importante error político. Sea como fuere la guerra ahora está en el escenario del conflicto, Donbas. Si las negociaciones avanzan lo lógico es que se quede ahí. Si no, y los rusos quieren mantener, aumentar, la presión, puede que desplieguen las dos puntas del croissant hacia Odessa y Jarkov. Dado la situación de prefallida del estado ucraniano y la apuesta atlantista por la prolongación/cronificaciónn de la guerra no tiene ningún sentido un ataque frontal a Kiev.

Comentario de Miguel Candel:
A veces no hay mal que por bien no venga. A mí (y creo que no fui el único) me sorprendió que la intervención no se centrara sólo en el Este-Sureste de Ucrania. Luego creí entender que el bloqueo (no captura) de Kiev tenía por objeto distraer al ejército ucraniano para que no pudiera enviar refuerzos al Donbass. Pues bien, si resulta que los ucranianos han sido tan estúpidos como para destruir su propia red de comunicaciones a fin de impedir los movimientos del ejército ruso en Ucrania central y occidental, le han ahorrado a éste la tarea de controlar Kíev y se han puesto ellos mismos en dificultades para enviar refuerzos al Este. Si esa brillante estrategia ha sido aconsejada por el jefe de la OTAN, querrá decir que éste en realidad no se llama Stoltenberg, sino Stultenberg. Y como dijo Napoleón, «no interrumpas a tu enemigo cuando esté cometiendo un error».
Por otro lado, la agrupación ucraniana del Donbass es hueso duro de roer, pues en los ocho años pasados se han dedicado a construir una serie de líneas fortificadas que ríete tú de la Maginot, para poder bombardear y lanzar impunemente desde ellas ataques contra las repúblicas rebeldes. O sea que esto no se acaba en cuatro días.

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles de relaciones ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *