Por una Ley de lucha integral contra el amianto y sus efectos en España

Yo he firmado. Por si quieren apoyar ustedes también: https://www.change.org/p/gobierno-de-espa%C3%B1a-por-una-ley-de-lucha-integral-contra-el-amianto-y-sus-efectos-en-espa%C3%B1a. Les copio la petición

Algunos dicen que la industrialización del amianto ha sido uno de los peores errores de la humanidad, y no les falta razón. España ha cometido un grave error en tardar tantos años en prohibir la importación del amianto (2002), mucho después que los países nórdicos o Francia, años que podrían haber evitado miles de víctimas inocentes, trabajadores, familiares, vecinos expuestos a las fábricas, y ahora a edificios, polígonos industriales deteriorados, y vertederos. Hay errores que ya no podemos subsanar, como las miles de muertes que ha causado este asesino invisible silencioso, pero si podemos velar por los que están sufriendo ahora las consecuencias de la exposición amianto, por los que los sufrirán, y hacer que estos sean los menos posibles. España si puede hacer más, para proteger a la población de los efectos amianto, que está por todos sitios.
Habrás oído sobre lo peligroso y tóxico que es el amianto, que causa cáncer de pulmón, mesotelioma (cáncer de pleura o peritoneo) y asbestosis (fibrosis pulmonar), en el largo plazo, con períodos de latencia de hasta 40 años.
No existe nivel de exposición segura mínima para el amianto. El peligro del amianto no solo afecta a los que han trabajado en las fábricas y a los trabajadores que han manipulado amianto, sino también a toda la población que está expuesta al amianto, porque el amianto, se empieza a degradar.
A pesar de que está prohibido en España su comercialización desde el 2002, no está regulado la vida útil del amianto instalado, que está en continua degradación y es muy peligroso porque empieza a desprender fibras de asbestos al aire, y de allí a nuestros pulmones. La gran mayoría del amianto instalado en España entre los años 1960 y 2000, ya ha finalizado su vida útil (30-35 años de acuerdo al Instituto Nacional de Salud, Seguridad y Bienestar en el Trabajo) y por lo tanto se encuentra estado de degradación, con la correspondiente liberación de partículas de amianto al medioambiente, al estar más del 65% del amianto instalado con una vida útil ya finalizada, en el 2030 lo habrá hecho el 87%, y en el 2040 el 100%.
El amianto que está en los tejados de uralita, bajantes, depósitos de agua, tuberías de agua, hasta embragues y frenos, que no debe manipularse para su desmantelamiento si no se cumplen las previsiones del Real Decreto 396/2006, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto, tanto por la seguridad y salud de quien lo manipula, como de quienes están alrededor, de quienes están en los espacios donde de desinstala el amianto, y cualquiera que pasé por allí.
Después de esta normativa del 2006, España hace 18 años que no da ningún paso más en la lucha contra el amianto, ni contra la eliminación de material.
La Unión Europea, mediante Resolución del Parlamento Europeo, de 14 de marzo de 2013, sobre los riesgos para la salud en el lugar de trabajo relacionados con el amianto y perspectivas de eliminación de todo el amianto existente, en el que se hace énfasis en la Detección y registro del amianto, garantizar la cualificación y la formación, el Desarrollo de programas de eliminación, el reconocimiento de las enfermedades relacionadas con el amianto, el apoyo para grupos de víctimas del amianto y estrategias para la prohibición mundial del amianto. El Comité Económico y Social Europeo se ha manififestado en su Dictamen (2015/C 251/03) para «Erradicar el amianto en la UE», en el que se marca como objetivo de erradicar todo el amianto a finales de 2032 a través de planes de acción específicos a diferentes niveles: local, regional y nacional. Países como Polonia y Lituania, están realizando grandes actuaciones de desamiantado utilizando incluso la financiación de los Fondos Estructurales de la Unión Europea, cosa que España no está haciendo.
En otro orden, el Gobierno de Navarra aprobó el 27 de Marzo de 2019, el Plan director de eliminación del amianto, mineral cancerígeno especialmente por exposición laboral,  que materializa la Moción del Parlamento de Navarra del 14 de septiembre de 2017, por la que instaba al Ejecutivo foral a elaborar un plan que desarrollara el proceso para eliminarlo, en el que se incluyera un censo y mapa de localización del mineral.
Asimismo, el Govern de Catalunya ha constituido en Diciembre de 2019 la Comisión para la Erradicación del Amianto de Catalunya (CEAC), que será el órgano responsable de evaluar la situación actual del amianto en Catalunya, identificar todos los agentes implicados en los múltiples ámbitos afectados por el amianto e impulsar las acciones necesarias para eliminar definitivamente la presencia de esta sustancia tóxica para el año 2032.
Por lo tanto, es el momento ya de abordar una nueva regulación nacional, ya no se puede aplazar más, queremos pedirte que firmes para que el Gobierno de España lleve un Proyecto de Ley de Lucha Integral contra el amianto y sus efectos sobre la salud de la población y el medioambiente al Congreso de los Diputados, que aborde al menos los siguientes puntos:
– Acciones de sensibilización social para que trabajadores y ciudadanos, comprendan los riesgos de la exposición al amianto, así como de formación profesional.
– Un censo de trabajadores que hayan estado expuestos al amianto y un programa de detección temprana de enfermedades derivadas de su exposición.
– La creación de un censo del amianto instalado en España y el que se encuentra volcado ilegalmente en entornos rurales y urbanos a través de la entidades locales, que permita su identificación para su retirada.
– La elaboración de un Plan director de erradicación del amianto en España, a través de la colaboración con las Comunidades Autónomas, como ya ha acordado el Gobierno de Navarra, que aborde el censo del amianto instalado en España como punto de partida, y establezca un plan de actuación mediante prioridades aborde la eliminación segura del amianto, que en la medida de lo posible aborde también la financiación de las mismas con ayudas por parte del Estado Español y en su caso solicitud de Fondos Estructurales de la Unión Europea, como han hecho otros estados miembros.
– Un plan de actuación urgente para la erradicación del amianto de los centros educativos públicos y hospitales públicos, en apoyo con las comunidades autónomas.
– Habilitar mecanismos para facilitar que las entidades locales pueden exigir la retirada urgente del amianto deteriorado o de vertederos en propiedades privadas, incluso con apercebimiento de expropiación y se gestione un plan de actuación coordinado por una comisión de trabajo de la Federación de municipios y provincias (FEMP).
– Incluir en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), las actuaciones de desamiantado en los planes de rehabilitación de edificios, como las correspondientes ayudas.
– Un plan de actuación urgente para todos los espacios urbanos y rurales contaminados por restos de amianto, en colaboración con los ayuntamientos, para abordar problemas gravísimos como los del barrio de Santa María de Benquerencia en Toledo.
– Un programa de retirada del amianto de todos los tres y estaciones de metro, en coordinación con las comunidades autónomas.
– La asignación de fondos para investigar el cáncer de pleura derivado de la exposición al amianto.
La asignación de un programa a un centro de investigación para abordar soluciones de inertización del amianto, en vez de su almacenaje en vertederos, para evitar tragedias como las del vertedero de Zaldibar (Bizkaia)
Protocolos exhaustivos de control de los residuos de contenedores de obras para evitar que se vuelquen restos de amianto y se vuelva a incorporar el amianto en los edificios a través de los áridos reciclados a partir de los escombros y paralización provisional del reciclaje de áridos hasta la evaluación de la situación.
– Aumentar los controles de salud a los trabajadores que han estado expuestos al amianto y crear un registro online para trabajadores que hayan tenido exposición al amianto para facilitar su seguimiento clínico, y garantizar su especial difusión y acceso a los sindicatos, empresarios y trabajadores.
– Un programa de indemnizaciones a las los trabajadores y familias afectadas por el amianto.
– Un reconocimiento a las memoria de las víctimas del amianto.
Que España sea un referente internacional en organismos internacionales sanitarios y de comercio, para promover la prohibición mundial de la producción del amianto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *