Un apunte sobre la categoría “memoria histórica”

De José Luis Martín Ramos, historiador del colectivo Espai Marx.

Bajo ese término hay dos cosas. Ua sería la memoria histórica, el recuerdo de los que vivieron una época determinada, explicitada en historial oral y escrita. Es una fuente más de la investigación histórica, sometida a todas las consideraciones contextuales y los filtros críticos a los que se someten otras fuente. Por sus características son más perceptivas que otras fuentes y emitidas en un momento lejano del hecho, son muy subjetivas. Valen y mucho, pero no acríticamente como muchas veces se consideran.
Otra cosa es la política de Memoria Histórica, el uso político de determinados recuerdos e interpretaciones del pasado, que puede ser legítima o no, y tanto más o menos necesaria cuanto más o menos ese pasado haya sido deformado u ocultado. Ese es un tema complejo, que yo creo que se ha de situar en el campo de la política. Es necesaria y conveniente para reforzar la recuperación de ese pasado, pero no puede considerarse por sí misma como recuperación. Si no se acompaña la política de MH con el conocimiento histórico, que ha de ser siempre crítico, acabamos construyendo un artefacto bíblico, solo soportable para creyentes.

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles de relaciones ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *