Sobre la pasividad de los poderes del Estado ante el abdicado, por Carlos Jiménez Villarejo

Un agudo comentario del ex Fiscal Anticorrupción sobre el abdicado Juan Carlos I y la pasividad de los poderes del Estado.

Amigos/as, ante la Crónica «Los tres pies del gato» de Ana Pardo sobre los delitos que viene cometiendo el abdicado Juan Carlos I, debo expresar mi pleno reconocimiento y apoyo y aprovecho para denunciar la pasividad, cuando no la complicidad, de los Poderes del Estado -incluido el Poder Judicial y la Fiscalía General- ante la evidencia de las conductas delictivas de dicho individuo que, además, desautoriza la Monarquía como forma de Estado.
Ya se debían haberse cursado órdenes para su traslado forzoso a España para, en principio, declarar como imputado y luego adoptar las decisiones de investigación pendientes para el definitivo esclarecimiento de sus conductas delictivas. Lo exige el art. 55 bis de la LOPJ.
Cualquier otra decisión de cualquier autoridad española constituirá un delito de prevaricación porque seria una decision abiertamente injusta.
Espero, esperamos, que dicho individuo sea tratado como lo que es, un presunto delincuente. Saludos.
Carlos Jimenez Villarejo
Ex Fiscal Anticorrupción.

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles de relaciones ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *