Miscelánea 12/05/2022

De Carlos Valmaseda, compañero de Espai Marx.

1. Respect
Dos actitudes que me han llamado la atención:
-En Polonia un chico atraviesa una performance con gente tirada por el suelo -quizá asesorados por indepes catalanes porque me lo ha recordado mucho- para amedrentar a quien quisiera acercarse a un monumento en memoria de los caídos contra el fascismo en la IIª Guerra Mundial. La actitud del chico, impecable, teniendo en cuenta que no paran de llamarle fascista durante todo el recorrido: https://twitter.com/ciudadfutura/status/1524477653453099013
-Ya sabréis que la población de origen ruso en Letonia son unos apestados muchos de los cuales ni siquiera tienen derecho a voto. Me ha llamado la atención la actitud de este chico al que una histérica parece exigir a la policía que lo detenga porque va con la bandera rusa. El chico pregunta qué ley se lo impide, y acaba marchando con ella ante los aplausos del respetable: https://twitter.com/Ramon_Live_22/status/1524487845246816257

Observación de JLMR: Un tercio de la población letona es rusa. Y en Riga la población letona no es mayoritaria. Letonia y Estonia tienen un concepto muy curioso el de «no ciudadano», que se aplica a una parte de la población rusa y bielorrusa.
Por cierto, buen comportamiento de la policía letona en el incidente.

2. La prensa y el asesinato de Shirin Abu Akleh
En todo Occidente la prensa es la misma basura y toda ella ha repetido los mismos esquemas para informar del asesinato de la periodista palestina. La gama va desde el ridículo ‘muere a los 51 años’ del NYT a decir que falleció por disparos, normalmente en frases en pasiva, sin decir nunca que procedían de un francotirador israelí que le disparó en la cara cuando iba con cuatro periodistas más, todos claramente distinguibles por sus chalecos antibalas azules con la palabra ‘Prensa’ y cascos. La alternativa, cuando se cita a Israel, es decir que ha muerto en ‘choques’, la misma palabra que se emplea siempre cuando asesinan a alguien.
La noticia en el New York Times:
Fuente: https://twitter.com/pk_comrade_03/status/1524609687353761792

Y así se burlan del periódico emulando sus titulares:

Fuente: https://twitter.com/vijayprashad/status/1524576540939411456

3. Situación militar
Parte ruso: https://guerraenucrania.wordpress.com/2022/05/11/noticias-de-la-guerra-11-05-2022/
Mapa de la situación: https://twitter.com/War_Mapper/status/1524543928015503362
Como vemos en el mapa, a pesar de los tuits ‘negacionistas’ otanistas que os pasaba ayer, y volviendo a análisis quizá más realistas, parece que Rusia sigue ganando terreno. A este paso el cerco a Severodonetsk está próximo. Sin que las tropas ucranianas dejen salir a la población civil, por cierto.
El único lugar en el que avanzan los ucranianos es al norte de Járkov. De ahí lo de conquistar Belgorod y demás, que veíamos ayer. ¿Por qué los rusos no reaccionan? Aquí una posible explicación: Kuzmenko Blog, [12/05/2022 6:57]
Aprovecho la publicación anterior para explicar la situación al norte de Jarkov, al haber recibido numerosos comentarios al respecto. Las fuerzas rusas al norte de Jarkov servían de contención para lograr profundos avances en el área de Izium. Esas posiciones estaban ocupadas por un número bajo de efectivos y se encontraban constantemente al alcance de la artillería ucraniana, que disparaba desde dentro de la ciudad de Jarkov. Al haber evolucionado el frente oriental, las autoridades militares rusas han decidido retirarse al norte y considero probable que acaben abandonando la zona.
La continuación del despliegue ruso a las afueras norte de Jarkov no tiene sentido si no se tiene intención de tomar la ciudad próximamente. Las fuerzas ucranianas retomaran ciertos asentamientos pero no se alejaran de la urbe para no exponerse a la artillería rusa. No obstante, considero necesario reforzar seriamente el flanco derecho para proteger Kupiansk ante una potencial pero improbable amenaza ucraniana de cortar la linea de suministros.
Las fuerzas rusas están centrando sus esfuerzos en cercar a la agrupación oriental ucraniana, en estos momentos el cerco de Severodonetsk es cada vez más cercano. Las fuerzas ucranianas siguen contraatacando y ocupando poblaciones en la zona gris para su propaganda informativa. No comparto la decisión de las autoridades militares rusas de abandonar completamente el norte de Jarkov, pero puedo entender su planteamiento y considero que no es tan relevante como para prestarle demasiada atención. Me preocuparía que las fuerzas ucranianas consiguiesen avanzar en dirección Kupiansk, pero eso no está ocurriendo y los intentos de contraataque en la zona están siendo desastrosos para la parte ucraniana.
Fuente: https://t.me/kuzmlive/221
Hoy me ha extrañado un artículo del New York Times reconociendo los avances rusos, empezando por el título. Naturalmente, el grueso es la típica visión otanista, pero con estas conclusiones sorprendentes: https://www.nytimes.com/2022/05/10/world/europe/ukraine-russia-donbas.html. Os lo paso con traducción automática, señalando en negrita lo que me ha llamado la atención:

La realidad geográfica de la guerra de Ucrania: Rusia se ha apoderado de gran parte del Este.
10 de mayo de 2022.
Michael Schwirtz, Marc Santora y Michael Levenson

POKROVSK, Ucrania – La invasión rusa de la vecina Ucrania, de casi tres meses de duración, se ha visto salpicada por una planificación defectuosa, una inteligencia deficiente, barbarie y destrucción gratuita. Pero la realidad geográfica de que Rusia ha ganado terreno ha quedado oculta en los combates diarios.
El Ministerio de Defensa ruso dijo el martes que sus fuerzas en el este de Ucrania habían avanzado hasta la frontera entre Donetsk y Luhansk, las dos provincias de habla rusa en las que los separatistas apoyados por Moscú han estado luchando contra el ejército de Ucrania durante ocho años.
La afirmación del ministerio, si se confirma, refuerza la perspectiva de que Rusia podría obtener pronto el control total de la región, conocida como el Donbás, frente a sólo un tercio de ella antes de la invasión del 24 de febrero.
Eso está muy lejos de lo que parecían ser las grandes ambiciones del presidente ruso Vladimir V. Putin cuando lanzó la invasión: la toma rápida y fácil de vastas franjas de Ucrania, incluida la capital, Kiev, el derrocamiento de un gobierno hostil y su sustitución por una lealtad incuestionable que asegurara el servilismo de Ucrania.
No obstante, la toma del Donbás, combinada con el éxito temprano de la invasión rusa en la toma de partes del sur de Ucrania colindantes con la península de Crimea, que Rusia anexó ilegalmente en 2014, le da al Kremlin una enorme influencia en cualquier negociación futura para detener el conflicto.
Y los rusos disfrutan de la ventaja añadida del dominio naval en el Mar Negro, la única ruta marítima para el comercio ucraniano, que han paralizado con un embargo que podría acabar matando de hambre a Ucrania económicamente y que ya está contribuyendo a una escasez mundial de grano.
En su comparecencia ante el Comité de Servicios Armados del Senado en Washington el martes, Avril D. Haines, directora de inteligencia nacional, advirtió de un «conflicto prolongado» en Ucrania, ya que Rusia busca ganancias territoriales expansivas más allá de la región de Donbas, incluyendo la creación de un puente terrestre a través de la costa ucraniana del Mar Negro.
Pero la Sra. Haines advirtió que el Sr. Putin tendría dificultades para lograr esas ganancias sin una movilización a gran escala o un proyecto, que parece reacio a ordenar por ahora. Dado que las ambiciones territoriales de Putin entran en conflicto con las limitadas capacidades de su ejército, la Sra. Haines dijo que la guerra podría entrar en «una trayectoria más impredecible y potencialmente escaladora» en los próximos meses, aumentando la probabilidad de que Putin lance amenazas directas de utilizar armas nucleares.
Durante las últimas semanas, las tropas ucranianas y rusas se han enfrascado en un agotador desgaste, a menudo luchando ferozmente por pequeñas áreas, ya que un pueblo cae en manos rusas un día para ser retomado por los ucranianos unos días después.
Los ucranianos dependen cada vez más de una infusión de ayuda militar y humanitaria occidental, gran parte de ella procedente de Estados Unidos, donde la Cámara de Representantes votó el martes por la noche para aprobar un paquete de emergencia de casi 40.000 millones de dólares.
«Los rusos no están ganando, y los ucranianos no están ganando, y estamos en un punto muerto», dijo el teniente general Scott D. Berrier, director de la Agencia de Inteligencia de Defensa del Pentágono, que testificó junto a Haines.
Sin embargo, Rusia ha logrado prácticamente uno de sus principales objetivos: apoderarse de un puente terrestre que conecta el territorio ruso con la península de Crimea.
Cuando el Sr. Putin ordenó la invasión, algunos de los combatientes más hábiles de su ejército salieron de Crimea y del sur de Rusia, tomando rápidamente una franja de territorio ucraniano a lo largo del Mar de Azov. El último bastión de la resistencia ucraniana en esta zona, en la planta siderúrgica de Azovstal, en Mariupol, ha sido reducido a unos pocos cientos de hambrientos soldados, ahora confinados en su mayoría en búnkeres.
Pero los esfuerzos de las fuerzas rusas por ampliar y fortificar el puente terrestre se han visto complicados por las fuerzas ucranianas desplegadas a lo largo de un frente este-oeste que ondula a través de extensos campos de trigo y que ocasionalmente envuelve pueblos y ciudades.
Aunque la artillería y los cohetes rusos han causado estragos en las zonas residenciales, aplastando casas y aterrorizando a los lugareños, el ejército ruso no ha comprometido suficientes fuerzas para mover la línea de manera significativa o amenazar el importante centro industrial de Zaporizhzhia, la ciudad más grande cerca de la línea del frente, dijo el coronel Oleg Goncharuk, comandante de la 128ª Brigada de Asalto a la Montaña, en una entrevista el mes pasado.
«Intentarán bloquear el avance de nuestras fuerzas y están tratando de solidificar sus posiciones», dijo el coronel Goncharuk, cuyas fuerzas están dispuestas a lo largo del frente del sureste. «Pero no conocemos sus órdenes ni cuáles son sus ambiciones».
Es en las provincias orientales de Donetsk y Luhansk donde los combates son más encarnizados.
En el principal hospital de Kramatorsk, una ciudad de Donetsk, las ambulancias entran a raudales día y noche, transportando a los soldados heridos en el frente, que describen estar inmovilizados por un bombardeo casi constante.
Alrededor del 80% de los pacientes están heridos por explosivos como minas y proyectiles de artillería, dijo el capitán Eduard Antonovskyy, subcomandante de la unidad médica del hospital. Por eso, dijo, muy pocos pacientes tienen heridas graves. O estás lo suficientemente lejos de una explosión para sobrevivir o no lo estás, dijo.
«O bien recibimos lesiones moderadas o muertes», dijo el capitán Antonovskyy.
Las fuerzas rusas controlan ahora cerca del 80% de Donbás, según funcionarios ucranianos, y han concentrado sus esfuerzos en una bolsa de territorio en poder de Ucrania con Kramatorsk en su centro.
Alrededor de la ciudad se oyen a todas horas los estruendos de los combates lejanos y el humo pesado cuelga como una niebla matutina. Casi a diario, las fuerzas rusas lanzan ataques con cohetes y ataques aéreos sobre la propia ciudad, pero la violencia más punzante se reserva para los lugares que están al alcance de la artillería rusa.
A unas 62 millas al noreste de Kramatorsk se encuentra Severodonetsk, donde la artillería rusa, estacionada a unas cinco o seis millas de la ciudad, rara vez cede, lo que dificulta que los aproximadamente 15.000 residentes que quedan se aventuren a salir a la superficie.
Oleg Grigorov, jefe de la policía de la región de Luhansk, comparó la violencia con la batalla de Stalingrado en la Segunda Guerra Mundial, cuando las fuerzas soviéticas dieron la vuelta a la tortilla contra los nazis, pero sólo después de haber sufrido tremendas pérdidas.
«Esto no termina nunca. En absoluto», dijo Grigorov. «Barrios enteros son destruidos. Durante días, durante semanas, han estado bombardeando. Están aniquilando intencionadamente nuestras infraestructuras y a la población civil».
El Sr. Grigorov dijo que unos 200 de sus oficiales permanecían en la ciudad, que se ha quedado sin electricidad ni agua. Su principal tarea es repartir alimentos a las personas refugiadas en sus sótanos y enterrar a los muertos.
El bloqueo ruso de Ucrania en el Mar Negro no ha disminuido el deseo del Kremlin de hacerse con el control de Odesa, el puerto ucraniano más importante, que ha sido objeto de varios ataques aéreos. En el último, las fuerzas rusas dispararon siete misiles, que impactaron en un centro comercial y un almacén de bienes de consumo y mataron al menos a una persona e hirieron a varias más, según informaron las autoridades ucranianas.
El ataque se produjo tan sólo unas horas después de que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, visitara Odesa, donde se vio obligado a refugiarse en un lugar de seguridad debido a otro ataque.
Michel, que se reunió con el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, criticó a Rusia por estrangular las exportaciones de grano ucraniano que alimentan a personas de todo el mundo.
«He visto silos llenos de grano, trigo y maíz, listos para la exportación», dijo Michel en un comunicado. «Estos alimentos tan necesarios están varados a causa de la guerra rusa y el bloqueo de los puertos del Mar Negro, lo que provoca consecuencias dramáticas para los países vulnerables».
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, instó a la comunidad internacional a presionar a Rusia para que levante el bloqueo.
«Por primera vez en décadas no hay un movimiento habitual de la flota mercante, ni un funcionamiento habitual del puerto de Odesa», dijo en un discurso nocturno.
«Probablemente, esto nunca había ocurrido en Odesa desde la Segunda Guerra Mundial».
Se espera que la economía ucraniana se contraiga un 30% este año, según declaró el martes el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, empeorando su previsión respecto a hace sólo dos meses, cuando preveía una contracción del 20%.
La guerra ha «sometido a la economía ucraniana a una enorme tensión, con la fuerte devastación de las infraestructuras y las capacidades de producción», dijo el banco en una actualización económica.
Se estima que entre el 30% y el 50% de las empresas ucranianas han cerrado, el 10% de la población ha huido del país y otro 15% está desplazado internamente.
El banco también pronosticó que la economía rusa se contraerá un 10 por ciento este año y se estancará el próximo, con un panorama sombrío a menos que un acuerdo de paz conduzca a la relajación de las sanciones occidentales.

Michael Schwirtz informó desde Pokrovsk, Ucrania, Marc Santora desde Cracovia, Polonia, y Michael Levenson desde Nueva York. Julian E. Barnes y Emily Cochrane desde Washington, y Eshe Nelson y Cora Engelbrecht desde Londres.
Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

4. También Honduras
Parece que todos los países progresistas de la zona se han puesto de acuerdo. La presidenta de Honduras tampoco acudirá a la Cumbre de las Américas si no van todos: https://twitter.com/AnibalGarzon/status/1524507698259234818

5. Combustibles
Luis González Reyes nos recuerda el pico del petróleo, pero también el del gas:

Fuente: https://twitter.com/luisglezreyes/status/1524597031276322818

 

 

 

Aquí se refiere al de ‘todos los liquidos’, no solo el crudo ‘normal’.
Y este es el del gas:

Fuente: https://twitter.com/luisglezreyes/status/1524597031276322818

Que no es que lo digan solo los ‘catastrofistas’. Ya lo está avisando hasta el ministro del petróleo de Arabia Saudita: «Soy un dinosaurio, pero nunca he visto estas cosas», afirmó este martes el ministro saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman, que asiste a las reuniones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) desde los años 80, en una conferencia en Abu Dhabi, refiriéndose a la reciente subida de los precios de los productos refinados, según recoge Bloomberg. «El mundo tiene que despertar a una realidad existente. El mundo se está quedando sin capacidad energética a todos los niveles».
https://www.elconfidencial.com/mercados/2022-05-10/los-precios-de-la-gasolina-baten-records-en-eeuu-y-arabia-advierte-de-desabastecimiento_3422319/
Ante este panorama, la política suicida de Europa quizá sea una forma de adaptarnos a esta situación mediante la ‘doctrina del shock’. Este próximo invierno parece que va a haber una destrucción brutal de la demanda. Es decir, no tendremos gas y quizá ni petróleo en Europa en los niveles a los que estamos acostumbrados. O eso cree el consejero delegado de Repsol refiriéndose al gas: El consejero delegado de Repsol avisa que Europa no contará con suficiente gas en invierno
Para paliar esta situación, o al menos el choque inicial, varios países europeos, incluida alguna empresa alemana, parece que ya están pagando en rublos o han abierto las cuentas para hacerlo. O eso dice Draghi: Draghi acusa a varios países de abrir una cuenta en rublos para pagar el gas -el titular dice ‘acusa’, pero en realidad no lo dice en tono de queja, eso se lo inventan los del periódico-

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles de relaciones ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *