Miscelánea (26/05/2022)

Del compañero Carlos Valmaseda, de Espai Marx.

1. Libro sobre el comercio de materias primas
De vez en cuando os envío algún tuit de Javier Blas (@JavierBlas), periodista especializado en materias primas en Bloomberg. Acaban de publicar la traducción de su libro The World for Sale -que os puedo pasar en inglés en formato digital, si estáis interesados-. Con motivo de esta presentación le han publicado esta entrevista en Climática de La marea: https://www.climatica.lamarea.com/materias-primas-el-mundo-esta-en-venta/

El oscuro mercado de las materias primas: «No es que operen por encima de la ley, es que simplemente no hay ley».
Las empresas que controlan el flujo de los recursos naturales del mundo siguen apostando por el negocio de los combustibles fósiles y se enfrentan a una escasa regulación de su actividad. El libro ‘El mundo está en venta’, de Javier Blas y Jack Farchy, ahonda en este tema.

Elisenda Pallarés, 25 mayo, 2022

Los nombres de algunos millonarios como Elon Musk, dueño de Tesla, o Amancio Ortega, fundador de Zara, aparecen a diario en los medios de comunicación. En cambio, hay otros empresarios que amasan grandes ganancias y ejercen un gran poder en la geopolítica mundial mientras pasan desapercibidos para la mayoría de la ciudadanía. «La décima persona más rica de España se llama Daniel Maté [propietario de aproximadamente el 3% de Glencore] y nadie lo conoce», ejemplifica el periodista Javier Blas. Son personas y corporaciones cuyo negocio es la compraventa de materias primas como el petróleo o los cereales.
Glencore, situada en Suiza, es el mayor comerciante de metales y trigo del mundo. Trafigura, con base en Singapur, asume su segundo puesto como comercializadora de petróleo y metales. Vitol fue fundada en Róterdam pero su sede central se encuentra en Suiza actualmente y es líder en el mercado del petróleo. La estadounidense Cargill es la mayor comercializadora de cereales del mundo. Los negocios de todas ellas se desgranan en El mundo está en venta, un extenso trabajo de investigación del columnista Javier Blas y el reportero Jack Farchy, ambos en Bloomberg, y que Península acaba de publicar en España.
Cuanto mayor es el anonimato de quienes controlan el flujo de los recursos naturales, más fácil les resulta sortear la regulación. «La industria trata de mantenerse en la sombra para que los gobiernos no hagan nada sobre ella», asegura Blas. El periodista explica vía Zoom [programa de videollamadas] que una comercializadora puede comprar un cargamento de petróleo en alta mar en las costas de Nigeria, mandarlo alrededor del mundo hasta una refinería en China, comprar la gasolina que se produzca allí, ponerla en otro petrolero y venderla en India. Y todo ese proceso no tendría ningún tipo de regulación.
El coste medioambiental de la extracción y transporte de esos materiales les es indiferente a los comerciantes. Compran allí donde los recursos son más baratos y lo venden allí donde puede sacarle más dinero aunque lo tengan que trasladar a miles de kilómetros. «Hemos visto gas natural del extremo este de Rusia ir a Kuwait aunque tienen a Catar al lado», indica el autor. Blas destaca que la demanda de combustibles fósiles como el petróleo, el gas natural o el carbón es imparable. «El consumo de carbón es quizás la mayor incongruencia en un mundo que está en alerta por la emergencia climática; este año marcará un máximo histórico de consumo», añade. En el libro se recoge la anécdota de cuando Ivan Glasenberg, ex director ejecutivo de Glencore, se jactó de tan lucrativo negocio exclamando que «todo el mundo se ponía cachondo con el carbón».
Los comerciantes de materias primas realizan las interacciones comerciales en aguas internacionales para sortear la legislación de los países. Son empresas privadas que a veces no están en bolsa y no se ven obligadas a hacer un ejercicio de transparencia frente a sus accionistas, y que muy a menudo esquivan el control fiscal. Gracias a sus sedes en paraísos fiscales pagan escasos impuestos, a pesar que la compraventa de materias primas mueve 17 billones de dólares al año. O lo que es lo mismo: un tercio de la economía global. La comercializadora Vitol, por ejemplo, ha pagado solo el 13% de impuestos sobre sus ganancias de 25.000 millones de dólares en las últimas dos décadas.
Además, son una especie de sector bancario en la sombra, dispuesto a pagar a los productores de petróleo por adelantado por su crudo o suministrar materias a crédito a algunos fabricantes. Así balancean el poder en el mundo. En Libia, Vitol apoyó a los rebeldes que luchaban contra Gadafi y les suministró cargamentos de gasolina, diésel y gas licuado llegando a cuenta de 1.000 millones de dólares. En Irak, ayudaron a Sadam Huseín a vender su petróleo eludiendo las sanciones de la ONU. En Cuba, suministraron petróleo a cambio de azúcar a Fidel Castro. Sus operaciones pueden ser arriesgadas pero siempre suelen ganar. En 2008, mientras millones de personas pasaban hambre en plena crisis financiera, fue el período más rentable para los comerciantes de materias primas.
El mercadeo de las materias primas rusas
A pesar de las sanciones impuestas a Rusia, en este momento es legal transportar materias primas rusas siempre que no se entreguen en determinados países como Estados Unidos o Reino Unido. «Todavía se pueden entregar en la Unión Europea, que no ha puesto un embargo al petróleo o los metales rusos», recuerda Blas. El navarro es taxativo: «La Unión Europea está financiando la guerra de Putin porque cada día compramos entre 500 y 1.000 millones de euros de materias primas rusas».
En el caso de que se acaben imponiendo sanciones que prohíban a los comerciantes de materias primas operar en Rusia, otros coparán el mercado. «En lugares donde ha habido sanciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea, como en Irán por su programa nuclear, rápidamente vemos que si se marchan las comercializadoras occidentales llegan otras anónimas operando desde China o Oriente Medio», sostiene el periodista de Bloomberg.
En la industria de las materias primas, el mercado es el rey. «Algunas de estas empresas no es que operen por encima de la ley, es que simplemente no hay ley», señala Blas. Sin embargo, el creciente debate público sobre los combustibles fósiles representa una amenaza para la filosofía de negocio de los comerciantes de materias primas. «Cada vez es menos viable que los ejecutivos del sector hagan negocios al borde de lo legal o aceptable, que trabajen con materias primas contaminantes», opinan los autores. Independientemente de la oferta de combustibles fósiles que siguen aportando los mayores comerciantes, Blas apunta que está en manos de los dirigentes públicos reducir su consumo: «Son ellos quienes pueden tomar decisiones políticas para reducir su demanda».

2. Libertad Pablo González.
Lleva casi tres meses preso. Acaban de prorrogar tres meses más su encarcelamiento sin más explicaciones. Nuestro gobierno sigue sin decir nada… https://twitter.com/eulixe/status/1529403341457047553

3. Rusia se sale del proceso de Bolonia
Se publican rumores sobre la salida de Rusia de diversos organismos internacionales: La OMC, la OMS, etc. No parecen noticias muy fundadas. Pero la que sí parece confirmada es la del proceso de Bolonia, según declaraciones de la viceportavoz de la Duma estatal. Tengo la impresión de que los rusos siempre han considerado que su sistema universitario es superior al occidental: https://ria.ru/20220525/vykhod-1790538001.html

Yarovaya declara que Rusia debería retirarse del Proceso de Bolonia
La vicepresidenta de la Duma Estatal, Yarovaya, dice que Rusia debe retirarse del proceso de Bolonia
Maxim Blinov

MOSCÚ, 25 de mayo – RIA Novosti. La retirada del proceso de Bolonia es necesaria, el principal problema del sistema de Bolonia es la falta de educación continua, dijo la vicepresidenta de la Duma Estatal, Irina Yarovaya.
«Considero correcta y necesaria la iniciativa de retirarse del proceso de Bolonia. Ya en 2019 iniciamos un debate sobre esta cuestión en la plataforma del Presidium del Consejo de Legisladores. El principal problema del sistema de Bolonia es la falta de una educación equitativa y continua, y por tanto de calidad», cita su servicio de prensa a Yarovaya.
El portavoz adjunto señaló que la decisión de retirarse del proceso de Bolonia se había debatido durante mucho tiempo. Añadió que en materia de educación se debe actuar teniendo en cuenta los intereses de la sociedad, los ciudadanos y el Estado.
«La decisión debería haberse tomado hace tiempo, y el presidente planteó en la reunión de 2019 del Consejo de la Lengua Rusa la cuestión de si la división en grados y másteres es efectiva. Es una pregunta absolutamente acertada, que requiere una respuesta detallada, porque en materia de educación debemos actuar en interés de los ciudadanos, de la sociedad y del Estado», dijo su servicio de prensa citando a la parlamentaria.
Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

4. Palestina, el último chaval asesinado.
Fuente: https://twitter.com/OnlinePalEng/status/1529250762190114817
Tenía 16 años y en esta ocasión han publicado varios detalles que hacen aún más triste su muerte. Como su último examen, por ejemplo (https://twitter.com/OnlinePalEng/status/1529417018998509570), el último adiós de su madre (https://twitter.com/OnlinePalEng/status/1529407920869462017), o su último mensaje en Instagram, por si acaso moría ese día:
«Si muero, no olvidéis estas cosas:
1.- No pongáis mi cuerpo en la nevera. No me gusta el frío.
2.- Cuando me enterréis escoged un lugar que tenga niños, para no estar solo.
3.- Mantened vivas mis cuentas en las redes sociales, para que la gente no me olvide.
4.- Mi brazalete favorito está bajo mi almohada. ¡No lo perdáis!
5.- No me importaría si le dais a la gente ejemplares del Corán con mi nombre en la primera página para honrar mi memoria.
6.- Venid a visitarme cada día y hablad conmigo. Os oiré.
7.- No lloréis por mí. No me gusta preocupar a la gente o hacer que lloren por mi culpa.»
https://twitter.com/OnlinePalEng/status/1529448071817469953

5. Hungría
Primeras noticias sobre las medidas especiales tras la proclamación del estado de alarma. El gobierno ha anunciado que hay que tomar medidas contra las consecuencias económicas de la guerra y de la política de sanciones de la UE y, por otro, reforzar el ejército húngaro, para lo que se establece un nuevo impuesto sobre las grandes empresas:
https://twitter.com/YuriiKazakov/status/1529512202704719874

6. Estados Unidos quiere forzar a Rusia a un default.
El Tesoro estadounidense no quiere renovar la licencia que permitía los pagos de deuda rusa en dólares, que vence hoy. Quieren hacer ver que Rusia es insolvente, aunque en realidad lo que hacen es impedirle pagar. El Ministerio de Finanzas ruso ha informado que si no le permiten en dólares, pagarán en rublos -que los occidentales probablemente no aceptarán-: https://twitter.com/brunosgarzini/status/1529482225690898434

7. Análisis tras 90 días de guerra.
Llevamos ya tres meses de guerra y el exdiplomático indio M. K. Bhadrakumar publica el siguiente análisis en su blog Indian Punchline. No dice nada nuevo, pero me parece un buen resumen de la evolución hasta ahora. Sobre las perspectivas de futuro, creo que es difícil saber qué postura tomará Rusia. Como comentaba José Luis, tras la dura postura de Occidente quizá sea arriesgado intentar tomar Odesa y Járkov, por lo que se podrían conformar con las zonas que ha conquistado -o liberado, según el punto de vista- hasta ahora. Y siempre que acaben capturando todo el Donbás, desde luego, aunque eso parece ya bastante probable.
Os paso la traducción automática de:
https://www.indianpunchline.com/ukraine-after-90-days-of-war/

Ucrania tras 90 días de guerra
La narrativa occidental de que Rusia se enfrenta a la derrota a manos de los militares ucranianos se está desmoronando. La narrativa artificiosa de que Ucrania estaba «ganando» hizo que Kiev se hiciera ilusiones, lo que a su vez creó las condiciones para que Washington y Londres ampliaran la guerra y entraran progresivamente en ella de forma lateral y la convirtieran en una guerra de desgaste contra Rusia.
Pero la realidad contundente es que las fuerzas rusas se están imponiendo en la batalla por el Donbass. El portavoz del Ministerio de Defensa ucraniano dijo el martes que «la fase más activa» de la operación especial rusa ha comenzado en Donbass. En términos militares, las fuerzas rusas se enfrentan a la desalentadora tarea de apoderarse de las zonas mejor fortificadas de Ucrania, que se han preparado cuidadosamente para esta batalla durante siete años. Pero, por otro lado, tras su triunfal victoria en Mariupol, las fuerzas rusas tienen el viento a favor.
Si miramos hacia atrás, en los últimos tres meses, la máxima prioridad de Rusia ha sido establecer un corredor terrestre hacia Crimea y poner los cimientos económicos para el desarrollo de la región. Ese objetivo se ha cumplido. Es desde este punto de vista que hay que entender la actual operación en Donbass. Ucrania y sus aliados occidentales tienen la esperanza de que las sanciones acaben agotando el potencial militar y económico de Rusia.
Pero la vida es real. Según las estimaciones del Banco Mundial, la economía ucraniana puede reducirse en un 45% para finales de 2022. Las conversaciones sobre una gran contraofensiva ucraniana a finales de este año, reforzada por el armamento pesado de los aliados occidentales, seguirán siendo una quimera. Es posible que Kiev ni siquiera tenga suficientes efectivos para librar una guerra a finales de año. Rusia es un enemigo formidable y Kiev puede estar arriesgándose a una rendición abyecta en términos humillantes en la parte baja de la Batalla por el Donbass.
Las fuerzas rusas están ahora cerca de establecer el control total de la región de Luhansk de Donbass. El gobernador ucraniano de la región oriental admitió el martes que «los rusos están avanzando en todas las direcciones al mismo tiempo; trajeron un número demencial de combatientes y equipos.» La situación parece cada vez más precaria para las fuerzas ucranianas. (Escuche el podcast Los campos de batalla del Donbass y más allá, War on the Rocks)
Los puntos clave son Popasnaya y Severodonetsk en el Donbass y la ciudad de Izyum justo al norte en la región de Kharkiv. Popasnaya e Izyum ya están bajo control ruso, mientras que las tropas rusas entraron ayer en Severodonetsk.
Las fuerzas rusas están ampliando actualmente su zona de control alrededor de Popasnaya hacia el norte, el oeste y el sur; se han acercado a las afueras de la ciudad de Severodonetsk y han reanudado su avance hacia el oeste y el sur de Izyum.
Según los últimos informes, los grupos de asalto de Popasnaya se dirigen al oeste hacia Bakhmut, que es un centro estratégico para que Kiev reponga sus fuerzas en la región oriental. La carretera entre Bakhmut y Lisichansk está a tiro de las fuerzas rusas y los suministros militares a la agrupación ucraniana en Severodonetsk y Lisichansk se han vuelto problemáticos.
En cuanto a Izyum, en la zona de Liman, al sur (al oeste de Severodonetsk), las fuerzas rusas han rodeado a las ucranianas. Las fuerzas rusas entraron ayer en la ciudad de Severodonetsk y hay combates callejeros.
Severodonetsk es un activo altamente estratégico para ambas partes. Se calcula que hay desplegados allí entre 15 y 16 mil soldados ucranianos, que están siendo reforzados. Si las fuerzas rusas consiguen atrapar y destruir a las fuerzas ucranianas entre Severodonetsk y Lisichansk, la capacidad de Kiev para disputar la región oriental de Donbás se verá seriamente debilitada.
El lunes, las fuerzas rusas lograron destruir todos los puentes de acceso a Severodonetsk, excepto uno, lo que amenazaba con cortar la ciudad de suministros y refuerzos. Una retirada y reagrupación de las fuerzas ucranianas parece demasiado tarde. El panorama es bastante sombrío. La revista National Interest evaluó la situación en desarrollo de la siguiente manera: «La próxima batalla podría resultar decisiva para el curso de la campaña del Kremlin en el Donbass. El control ruso sobre la región oriental del Donbass separaría a Ucrania de las áreas que comprenden su corazón industrial y cumpliría el objetivo estratégico clave del Kremlin de establecer un puente terrestre seguro hacia Crimea.
«Si los militares rusos atrapan y destruyen con éxito a las fuerzas ucranianas entre Severodonetsk y Lysychansk, degradarán significativamente la capacidad de Ucrania para disputar la región oriental de Donbás. No está claro si las unidades militares ucranianas en el saliente de Severodonetsk están considerando planes para retirarse más hacia el oeste con el fin de evitar un potencial envolvimiento ruso.»
El siguiente gran objetivo en la mira rusa es Slovyansk. Su control permitiría a las fuerzas rusas avanzar hacia el oeste y enlazar con las fuerzas que empujan hacia el sureste de Izyum. El objetivo es controlar las líneas de suministro por carretera y bloquear el acceso ucraniano a las rutas ferroviarias desde el oeste. Cuando comenzó la guerra en febrero, se desplegaron diez brigadas ucranianas en el este, consideradas como los soldados mejor equipados y entrenados que tiene Kiev.
De hecho, la caída de Mariupol en manos de los militares rusos representa un punto de inflexión. Rusia dispone ahora de un corredor terrestre hacia Crimea y ha puesto fin al bloqueo de agua y energía de Crimea. El canal de agua dulce que conecta el río Dniéper con la árida península de Crimea está ahora en manos de Rusia. También lo está una central nuclear al norte de la península, por no hablar de la red eléctrica del sureste de Ucrania, que ahora puede conectarse a Rusia. Estas son ganancias estratégicas para Rusia.
Más allá de Donbass y Crimea, Rusia podría tener otros objetivos también en la región del sur. Ha habido demandas -a nivel local hasta ahora- para la fusión de las regiones del sur de Zaporizhzhia, Kherson y Mykolaiv con Crimea (Rusia), que tienen una gran población rusa. Parece que se ha iniciado un cierto grado de integración de esta región con Rusia.
En la región de Kherson se ha introducido el rublo como moneda rusa; el ruso, junto con el ucraniano, se convertirá en lengua estatal y será el idioma principal para el trabajo de oficina, la comunicación y todos los asuntos de importancia nacional; la enseñanza en las escuelas y universidades se impartirá en ruso. Las autoridades de la región de Kherson han expresado la demanda de establecer una base militar rusa en la región.
El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev, dijo en una entrevista publicada el martes que el gobierno ruso «no persigue plazos». De hecho, las estimaciones occidentales también parecen anticipar futuras operaciones rusas en las regiones del sur. Hay indicios. El 23 de mayo, el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, anunció que Dinamarca proporcionará a Ucrania un moderno lanzador antibuque Harpoon y misiles para salvaguardar sus costas. El 24 de mayo, Hungría anunció la emergencia nacional para tomar medidas inmediatas para poder proyectar el país contra las amenazas derivadas de la guerra en Ucrania. El pasado fin de semana, Moscú expresó públicamente su inquietud por una declaración británica sobre la posibilidad de que la OTAN suministre armas a Moldavia.
Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

8. Situación militar
-El parte de guerra ruso -o más bien partes, porque suele publicar de varias fuentes-: https://guerraenucrania.wordpress.com/2022/05/25/parte-de-guerra-25-05-2022/
-Mapa de la situación a las 00:00 de hoy: https://twitter.com/War_Mapper/status/1529613560564924416
Se sigue cerrando el cerco en varias localidades, especialmente al sur de Popasna. Los rusos habían cortado ya la última carretera que conduce a Lisichansk y Severodonetsk, pero parece que los ucranianos la han recuperado. No parece haber muchas más novedades.

Autor: admin

Profesor jubilado. Colaborador de El Viejo Topo y Papeles de relaciones ecosociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *